Rajoy defiende en Marruecos sus planes económicos porque "no hay otro camino"

Rajoy fue recibido por Benkirán a su llegada a Rabat para la cumbre bilateral

Rajoy traslada a Mohamed VI mensaje del rey de España en una reunión cordial

internacional

| 03.10.2012 - 08:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, defendió hoy en Marruecos las reformas económicas que está llevando a cabo y reconoció que comportan sacrificios, aunque recalcó que "no hay otro camino". Rajoy justificó sus medidas económicas en su intervención en la inauguración del foro empresarial que, organizado por las patronales de España y Marruecos, se celebra en Rabat de forma paralela a la X Reunión de Alto Nivel (RAN) entre los dos países.

El jefe del Ejecutivo español, acompañado de su homólogo marroquí, Abdelilah Benkirán, consideró que afianzar aún más las relaciones comerciales entre España y Marruecos tendrá repercusiones positivas en la creación de empleo y el mantenimiento del Estado del bienestar. Rajoy garantizó ante el más de un centenar de empresarios españoles y marroquíes reunidos en Rabat que su Gobierno sigue determinado a superar la crisis actual con sacrificios y esfuerzos "sin precedentes" con el fin de reequilibrar la economía y hacerla más flexible y competitiva.

PRESUPUESTOS

Como ejemplo más reciente de esa determinación citó el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado, unas cuentas de las que dijo que son austeras y que profundizan en el saneamiento de la economía y en el compromiso de consolidación fiscal adquirido con Europa. A su juicio, estos presupuestos servirán también para crear bases sólidas sobre las que crecer.

Rajoy dijo ser consciente de las dificultades de la tarea que está poniendo en marcha en un contexto como el actual, de turbulencias en los mercados financieros y de dificultades en el acceso a la financiación. "No hay otro camino, y sólo estas reformas permitirán a la economía española ser más competitiva y crecer", subrayó antes de asegurar que para toda esa labor el Gobierno cuenta con el apoyo de las empresas.

Para Rajoy, la crisis actual aconseja a los empresarios acentuar más su presencia en el exterior, y aseguró que "sorprende" su capacidad de adaptación para reorientar las relaciones e inversiones hacia otros países y continentes. El presidente del Ejecutivo español se mostró convencido de que España y Marruecos ofrecen oportunidades únicas que se pueden incrementar aumentando aún más, a su vez, la relación bilateral.

Rajoy manifestó que la Reunión de Alto Nivel que se celebra hoy en la capital marroquí dará pasos para afianzar esa relación estratégica entre España y Marruecos, un país al que situó entre sus prioridades. Como ejemplo de la trascendencia de esa colaboración recordó que entre los años 2002 y 2011 las exportaciones españolas crecieron un 240 por ciento hasta ser su segundo mercado fuera de la UE y tan sólo por detrás de Estados Unidos.

También mencionó que las importaciones crecieron un 215 por ciento, que Marruecos es el primer proveedor para España en el continente africano si no se tiene en cuenta la energía, y se trata del primer destino de la inversión española en el continente africano, con más de 700 empresas instaladas en casi todos los sectores. Rajoy explicó que España quiere colaborar en el proceso de cambios impulsados por el rey Mohamed VI y, de forma especial, en sectores en los que las empresas españolas son líderes, como el saneamiento de aguas, las infraestructuras o las energías renovables. Asimismo apoyó las reformas puestas en marcha por el presidente del Gobierno marroquí para lograr la cohesión económica, social y territorial.

BIENVENIDA A RAJOY Y A LOS EMPRESARIOS ESPAÑOLES

Benkirán intervino para dar la bienvenida a Rajoy y a los empresarios españoles, y tras expresar su satisfacción por la buena relación bilateral, reveló que trasladó a su homólogo español que España y Marruecos no pueden ser sólo países vecinos, sino hermanos. Para él, España es "un socio imprescindible" y el futuro bilateral deberá edificarse sobre "la confianza y cooperación sin límites".

Benkirán asumió que su Gobierno debe de dar una respuesta satisfactoria a los actores económicos para mantener a Marruecos como un destino esencial para las inversiones extranjeras y recordó alguna de las medidas adoptadas ya para facilitarlo.

El presidente de la patronal española (CEOE), Juan Rosell, destacó la presencia de empresas españolas para la construcción de infraestructuras en Marruecos y anunció que en los próximos días habrá una propuesta para que la organización que preside esté presente de forma permanente en este país.

Por su parte, la máxima responsable de la patronal marroquí (CGEM), Meriem Bensaleh, subrayó la política de apertura que se está desarrollando en su país de la que dijo está dando sus frutos.

RECIBIDO POR SU MARROQUÍ, ABDELILÁ BENKIRÁN

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, fue recibido por su homólogo marroquí, Abdelilah Benkirán, a su llegada a Rabat para participar en la X cumbre entre ambos países y en la que se firmarán varios acuerdos para reforzar la colaboración en materia política y económica. El avión de la Fuerza Aérea Española en el que viajaron Rajoy y siete miembros de su Gobierno aterrizó en el aeropuerto de Rabat-Salé a las 9.45 hora local y GMT.

El jefe del Ejecutivo español y el presidente del Gobierno marroquí pasaron revista a las tropas que les rindieron honores y saludaron a las respectivas delegaciones. Desde el aeropuerto, Rajoy y Benkirán se han desplazado a la capital para inaugurar un foro empresarial antes de que ambos mantengan una reunión de trabajo paralela a los encuentros sectoriales de los ministros de los dos países.

Junto a Rajoy, han viajado a Marruecos los ministros de Asuntos Exteriores, Interior, Justicia, Industria, Agricultura, Educación y Fomento. El jefe del Gobierno español tendrá que desplazarse a mediodía a Marraquech para ser recibido allí por el rey Mohamed VI, y regresará después de Rabat para cerrar la cumbre junto a Benkirán.

El Ejecutivo español ha avanzado que en la reunión de hoy se pretende dar contenido efectivo a la relación estratégica existente entre ambos países.

Asimismo, considera que el texto de mayor calado político será la denominada "Declaración de Rabat", que el Ejecutivo destaca que "institucionalizará el diálogo político reforzado, un nuevo partenariado económico y una cooperación cultural social y humana".

MENSAJE DEL REY PARA MOHAMED

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha mantenido hoy en Marraquech una reunión "muy cordial" con el rey Mohamed VI, al que ha trasladado un mensaje del rey Juan Carlos destacando la amistad y cariño que une a ambas casas reales.

Rajoy ha viajado hoy a Rabat para presidir junto a su homólogo marroquí, Abdelilah Benkirán, la X cumbre bilateral, y en el transcurso de la jornada se ha trasladado en avión hasta Marraquech para la audiencia con el rey.La reunión, según fuentes del Gobierno español, ha durado algo menos de una hora y se ha desarrollado en un ambiente de gran cordialidad.

Tras regresar de Marraquech a Rabat, en el plenario de la cumbre hispano-marroquí Rajoy ha tomado la palabra para tener una intervención que ha iniciado refiriéndose a la reunión con Mohamed VI. Ha sido cuando ha hecho público que ha transmitido al monarca alauí un mensaje del rey de España en el que ha destacado la amistad, el cariño y el respeto mutuo que existe entre las casas reales de los dos países.

Rajoy ha agradecido también a Mohamed VI sus palabras relativas a España en el discurso que pronunció en la última Fiesta del Trono sobre la importancia del reforzamiento de las relaciones bilaterales y de la creación de un espacio de prosperidad compartido entre los dos países.