Rajoy busca apoyos para el Consejo de Seguridad en el Caribe no hispanohablante

Rajoy: "España puede ser excelente abogado de sus intereses"

internacional

| 03.07.2014 - 07:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pidió hoy a la Comunidad del Caribe (Caricom) que apoye las aspiraciones de España de ocupar un puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU y prometió defender en ese foro los intereses de sus miembros, en su mayoría excolonias británicas y francesas."España, estamos convencidos, puede ser un excelente abogado de los intereses del Caribe, especialmente en un momento en que la agenda del Consejo de Seguridad va a ser enormemente compleja y cargada, visto el convulso escenario internacional", dijo Rajoy durante su intervención en la 35 cumbre anual de Caricom.

La cumbre tiene lugar esta semana en la pequeña isla de Antigua, de unos 280 kilómetros cuadrados y 80.000 habitantes, que junto a Barbuda forman uno de los quince países miembros de Caricom.

El resto de los integrantes de Caricom son Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago. "Nos sentiríamos muy honrados si pudiéramos contar con su confianza. Nuestro mejor aval es la trayectoria, el grado de conocimiento, la implicación y la presencia que España tiene en el Caribe", dijo Rajoy tras explicar que su Gobierno ha decidido presentar la candidatura española a un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para el bienio 2015-2016.

Se trata de la primera vez que un presidente del Gobierno español visita Antigua y Barbuda, un país cuyo nombre "está tan unido a la historia de España como lo están, de uno u otro modo, muchos otros de sus países" de la región, según recordó Rajoy en las escasas horas que estuvo en la isla, procedente de Panamá y antes de regresar a Madrid. "Por razones históricas y culturales la vinculación de España con el Caribe siempre ha sido intensa", añadió, al recordar que el viernes se cumplen quince años de la firma del primer acuerdo de colaboración entre España y Caricom.

Desde entonces, se han alcanzado "logros" como haber establecido cumbres bilaterales de las que ya se han celebrado cuatro; Comisiones Mixtas de Cooperación y un Fondo Mixto Caricom-España.

A través de ese fondo España se ha mantenido entre los diez primeros donantes de la organización regional, con más de 20 millones de dólares otorgados en la última década, afirmó Rajoy, "sin contar las contribuciones bilaterales, especialmente importantes en el caso de Haití". "Nos hemos convertido en aliados muy valiosos y España va a seguir siendo un socio activo en la región, con un alto grado de implicación y compromiso", prometió.

UNA FUERTE PRESENCIA DIPLOMÁTICA

Para ello, dijo, "contamos con una fuerte presencia diplomática, con cinco embajadas residentes y embajadas ante las tres organizaciones más importantes de integración regional y, sobre todo y a diferencia de otros países, no estamos reduciendo nuestra presencia, sino que la estamos ampliando". "Somos uno de los países europeos con mayor presencia en Caricom", defendió Rajoy, al señalar que "hoy tenemos posiciones muy importantes en el sector energético en Trinidad y Tobago; en Jamaica por nuestra implicación en el sector turístico o en Haití como socios en su desarrollo".

El jefe del Gobierno español subrayó el particular reto que supone el cambio climático para la mayor parte de los integrantes de Caricom, ya que son pequeños Estados insulares en desarrollo, lo que se conoce por la sigla en inglés SIDS, y para quienes "es una cuestión de vida o muerte". "Quiero asegurarles que España es consciente de ello y seremos un aliado fiable", afirmó Rajoy ante los asistentes, a los que recordó que "España lleva un cuarto de siglo cooperando con América Latina" en esta materia.

En ese sentido, dijo que "somos un socio a largo plazo, con el que pueden contar", y defendió que España "ha sido abogado y valedor de los intereses del Caribe y se ha alineado con sus expectativas en asuntos tan importantes como el nivel de financiación destinado a la región, la supresión de visado que en breve beneficiará a algunos de sus países o la estrategia de seguridad para Centroamérica y el Caribe". "Sé que aún quedan muchos retos por delante y, mirando al futuro, puedo asegurarles que España seguirá siendo un aliado leal con el que podrán contar para que el Caribe ocupe el lugar que le corresponde en la agenda de la Unión Europea", argumentó.

Rajoy insistió en su intervención ante sus homólogos caribeños en la idea de que "España no es un socio coyuntural", y prometió una nueva reunión en septiembre en Nueva York para preparar la quinta cumbre bilateral.