Rajoy asegura que nadie le está presionando para pedir el crédito

Obama: Cuando España aclare cómo utilizará el dinero se calmarán los mercados

También Hollande y Merkel se habían referido a la necesidad de cerrar el tema cuanto antes

internacional

| 20.06.2012 - 08:22 h
REDACCIÓN

El jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, ha abogado hoy por cerrar el mecanismo de ayuda a la banca española "con la mayor celeridad posible", después de que líderes europeos como Angela Merkel y François Hollande le urgieran a formalizar la solicitud del crédito con rapidez.

El asunto del rescate bancario español ha cobrado un cierto protagonismo en la cumbre que el G20 ha celebrado en los dos últimos días en Los Cabos (México), donde los mandatarios se mostraron expectantes ante el mecanismo que se elegirá para recapitalizar a la banca española.

El Eurogrupo acordó hace diez días poner a disposición de España una línea de crédito de hasta 100.000 millones de euros para la banca española, que procederá del Fondo Europeo de Estabilidad (FEEF), o del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

En este sentido, Rajoy -en una rueda de prensa antes de partir hacia Brasil- ha señalado que el Ejecutivo está pendiente de ver si se recurrirá a uno de los dos fondos de rescate europeos existentes "o un instrumento distinto".

Rajoy ha asegurado hoy que nadie en la reunión ha pedido a España que acelere su petición de ayuda y ha insistido en que España es "la primera interesada" en que la situación se resuelva lo más rápido posible.

Pero hoy, en sendas comparecencias con los medios de comunicación, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, se refirieron al respecto.

Hollande aseguró que Europa hará todo lo posible por "apoyar a España" en la recapitalización del sistema bancario, pero urgió al ejecutivo de Mariano Rajoy a pedir la ayuda esta semana.

"Para nosotros, debería hacerlo esta misma semana, dijo Hollande, quien dejó claro que "todo lo que podamos hacer para ayudar a España, rápidamente lo vamos a hacer".

Merkel, por su parte, informó hoy de que el tema de la ayuda a la banca española fue tratado en la reunión de la cumbre del G20, donde los líderes pidieron a España claridad sobre los detalles de cómo y cuando se producirá la petición de fondos.

También en rueda de prensa, el presidente español, Mariano Rajoy, se ha mostrado sorprendido por estas informaciones, pues según dijo, nadie "me ha pedido que hiciéramos ya la petición del crédito".

"Nosotros somos los primeros interesados en que eso se resuelva con la mayor celeridad posible", dijo Rajoy.

OBAMA: CUANDO ESPAÑA ACLARE CÓMO UTILIZARÁ EL DINERO DEL RESCATE SE CALMARÁN LOS MERCADOS

También el presidente de EEUU, Barack Obama, abordó el asunto al cierre de la cumbre del G20, al avanzar que España dará en los próximos días detalles de la ayuda a su sistema bancario y eso ayudará a calmar a los mercados.

"En los próximos días España dará detalles de su petición de ayuda", indicó Obama. A su juicio, cuando España "clarifique" la recapitalización de su sistema bancario, "cuando los mercados vean eso", va a ayudar a calmar la inquietud y a imprimir confianza.

Rajoy explicó que mientras se espera al informe de las evaluadoras independientes sobre las necesidades de capital de la banca, el Gobierno está negociando el memorándum con las condiciones del préstamo y "estamos pendientes de ver cuál será el instrumento que vamos a utilizar".

Según dijo, está pendiente de ver si se recurrirá a uno de los dos fondos de rescate europeos existentes "o un instrumento distinto".

Preguntado en concreto sobre qué otros instrumentos podrían utilizarse, ha rechazado entrar en "disquisiciones técnicas" y ha subrayado la importancia de que haya "voluntad política" para cerrar "de la mejor manera posible" la línea de crédito.

Fuentes del Ejecutivo español habían avanzado horas antes que la intención era formalizar la petición de ayuda esta misma semana, pero Rajoy no ha querido precisar el momento.

El anuncio del Eurogrupo de que se concedería la ayuda no logró calmar a los mercados, pero Rajoy no ha querido hacer interpretaciones porque "es muy difícil determinar cómo funcionan".

"Más que preocuparnos de lo que esta pasando en el día a día, tenemos que hacer un esfuerzo para hacer las cosas bien, y en eso está empeñado este Gobierno", ha manifestado Rajoy.