Putin asegura que Rusia no contempla la anexión de Crimea

"Lo ocurrido en Kiev fue un golpe de Estado anticonstitucional y armado"

El primer ministro crimeo anuncia un referéndum sobre Sebastopol

Grazprom anuncia que desde abril anula rebaja en precio del gas a Ucrania

internacional

| 04.03.2014 - 12:07 h
REDACCIÓN

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha dicho que Rusia no contempla la anexión de la república autónoma ucraniana de Crimea. El mandatario también señaló que quienes bloquean las unidades militares ucranianas en Crimea no son tropas rusas, sino autodefensas de esa región autónoma.

El presidente ruso dijo hoy que se "reserva el derecho a actuar" con "todos los medios a nuestro alcance" si la situación se desborda en las regiones del este de Ucrania, habitadas por rusohablantes, como ocurrió en Kiev.

Vladímir Putin dijo que por el momento no hay necesidad de enviar tropas rusas a Ucrania. Agregó que "la posibilidad existe", en un encuentro con un grupo de periodistas difundido por la televisión oficial. "¿Cuál puede ser el motivo para el uso de las fuerzas armadas? Por supuesto, un caso extremo", dijo el jefe del Kremlin, que defendió la legitimidad de ese hipotético paso.

Agregó que Rusia "tiene una petición (en ese sentido) del presidente legítimo de Ucrania", en alusión a Víctor Yanukóvich, quien se encuentra actualmente refugiado en territorio ruso. "Incluso si tomamos la decisión, si tomo la decisión de emplear las fuerzas armadas, será legítima", recalcó el presidente ruso.

Putin, no obstante, se mostró convencido de que los militares, rusos y ucranianos, "no estarán en diferentes lados de la barricadas, sino que estarán del mismo lados. Agregó que muchos jefes militares rusos y ucranianos "se conocen personalmente".

"UN GOLPE DE ESTADO ANTICONSTITUCIONAL"

Vladímir Putin afirmó hoy que la toma del poder en Ucrania por parte de la oposición fue "un golpe de Estado anticonstitucional" y el resultado de una insurrección armada. Putin recordó que el presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, firmó con la mediación de tres ministros de Exteriores europeos y el Defensor del pueblo ruso, Vladímir Lukin, un acuerdo "según el cual, Yanukóvich de todas formas cedía sus poderes".

"Aceptó todo lo que demandó la oposición, aceptó celebrar elecciones anticipadas, aceptó retornar a la Constitución de 2004", que amplía las facultades del Parlamento, dijo, acerca del acuerdo firmado el 21 de febrero, un día antes de que el líder ucraniano fuera derrocado.

"¿Para qué recurrieron a acciones ilegítimas y anticonstitucionales y llevaron al país al caos en el que ahora está?". declaró Putin, quien señaló que los manifestantes mataron a tiros y quemaron vivos a "gente que no tenía nada que ver" con aquellos sucesos.

Aunque admitió que "la situación revolucionaria en Ucrania se fue formando desde hace tiempo" y que "el pueblo ucraniano desde luego quería cambios, no se puede favorecer cambios fuera del marco legal". Putin señaló que "en el espacio postsoviético, donde las construcciones políticas aún son muy frágiles y la economía es débil, es necesario actuar solo conforme a la Constitución".

LAS SANCIONES PERJUDICARÁN A TODOS

El presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió de que las sanciones internacionales contra Rusia por su intervención en la república autónoma ucraniana de Crimea serían contraproducentes y perjudicarían a todas las partes.

"Los que deberían pensar en las consecuencias (de las sanciones) deben pensar en primer lugar en aquellos que las quieren introducir. En el mundo contemporáneo, donde todo está relacionado y todos dependen unos de otros de alguna manera, claro que se puede dañar unos a otros, pero será un daño mutuo", subrayó Putin a la prensa.

Al mismo tiempo, el líder del Kremlin señaló, en respuesta a la decisión del Grupo de los Siete países más desarrollados (G7) de suspender los preparativos para la cumbre del G8 (G7 y Ruisa) en Sochi, que las autoridades rusas continúan la labores para su organización.

"Nos estamos preparando y nos alegraremos de recibir a nuestros colegas, pero si no quieren venir, pues nada", dijo.

Los países miembros del G7 (Estados Unidos, Canadá, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia e Italia) decidieron este domingo suspender su participación en los preparativos de la cumbre del G8 en Sochi (Rusia), e instaron a Moscú a iniciar negociaciones directas con Ucrania para superar la crisis en la república autónoma de Crimea.

Los líderes de las siete potencias más industrializadas, así como los presidentes del Consejo Europeo y de la Comisión Europea, condenaron "la clara violación" de la soberanía e integridad territorial de Ucrania por parte de Rusia, al ocupar militarmente Crimea.

REFERENDUM EN CRIMEA EL 30 DE MARZO

Por su parte, el primer ministro crimeo, Serguéi Axiónov, anunció que se convocará un referéndum el 30 de marzo para decidir el estatuto de la ciudad de Sebastopol, donde tiene su base la Flota rusa del Mar Negro.

En una conferencia de prensa, el líder de esta región separatista prorrusa señaló, además, que la consulta prevista para ese día para ampliar la autonomía de Crimea respecto a Ucrania podría adelantarse.

GRAZPROM ANUNCIA QUE DESDE ABRIL ANULA REBAJA EN PRECIO DEL GAS A UCRANIA

El gigante gasístico ruso Gazprom dejará de vender gas a Ucrania a precio reducido a partir de abril, según anunció su presidente, Alexei Miller, en una reunión con el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev.

"En estas condiciones, cuando Ucrania no cumple sus compromisos, no cumple los acuerdos que se alcanzaron con la cláusula complementaria al contrato por la que se otorgó la rebaja, Gazprom ha tomado la decisión de no seguir concediendo esta rebaja desde principios del mes próximo", señaló.

Miller comunicó al primer ministro ruso que Ucrania ha pagado hasta ahora menos del 50% de su deuda con Gazprom y sigue debiendo 1.529 millones de dólares al consorcio ruso. "Nuestros socios ucranianos informaron ayer de que no podrán pagar la totalidad del volumen del gas suministrado en febrero", apuntó el presidente de la gasística rusa.

A su vez, el jefe del Gobierno ruso advirtió que el Gobierno de Ucrania "debe entender que sobre él recaerán todas las consecuencias" por no pagar a tiempo la deuda contraída por la compra del gas ruso, "entre ellas la anulación de los acuerdos alcanzados antes sobre los suministros privilegiados de gas".

Medvédev instó al presidente de Gazprom para que insista en el pago total de la deuda por el gas ruso que arrastra Ucrania.

Rusia sopesa otorgar un crédito por valor de entre 2.000 y 3.000 millones de dólares a Kiev para que el país vecino pueda hacerse cargo de las facturas pendientes con el gigante gasístico ruso.