Prosigue la investigación y la búsqueda de más víctimas tras la explosión en Texas | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Prosigue la investigación y la búsqueda de más víctimas tras la explosión en Texas

internacional

| 19.04.2013 - Actualizado: 15:12 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Hasta el momento, se han comtabilizado 35 víctimas pero se buscan más cadáveres entre los escombros de la innumerables viviendas que han quedado destruidas en la ciudad, tras la explosión de la planta de fertilizantes en West (Texas). Expertos en tratamiento seguro de materiales peligrosos indicaron a la cadena Fox News que el nitrato de amonio como producto químico no es considerado como un factor de riesgo de explosión cuando está en el aire como un gas.

Sin embargo, puede explotar en determinadas concentraciones dentro de un contenedor y advirtieron de que los equipos de emergencia "no deben mezclar el agua utilizada para combatir incendios directamente con amoniaco". "Esto provocaría el calentamiento del producto, haciendo que el líquido se convierta en una nube de vapor", según indicó Calamco, una cooperativa de cultivadores en California.

La planta fue investigada en 2006 por las autoridades federales y locales sobre sus medidas de seguridad, según recordaron hoy varios medios estadounidenses.La Agencia de Protección Ambiental (EPA) multó a la compañía en marzo de 2006 con 2.300 dólares porque el plan de seguridad de la empresa no cumplía con los requisitos federales, según apuntó el diario USA Today.

En concreto hacía referencia a que no tenía un plan formal de mantenimiento escrito y pocos registros sobre la capacitación dada a los empleados.La compañía corrigió las deficiencias y actualizó su plan en 2011, según certificó la EPA, que ha enviado un equipo de expertos a controlar la calidad del aire en la zona y los alrededores de donde se produjo la explosión.

La compañía fue además investigada por la Comisión de Calidad Medioambiental de Texas en 2006 después de recibir una queja en junio de ese año sobre un fuerte olor a amoniaco procedente de la planta, situada a 32 kilómetros al norte de Waco (Texas).

Fertilizantes West, fundada en 1958 y propiedad de la compañía Adair Grain, almacenaba 24,5 toneladas de nitrato de amonio, pero según una información del diario local "Dallas Morning News" la empresa había asegurado que no representaba ningún riesgo de fuego o explosión.Incluso señala, en lo que define como el peor escenario posible, que sería un escape de amoniaco durante 10 minutos, el cual, previsiblemente, no causaría heridos.

ESPAÑA CUENTA CON 14 PLANTAS COMO LAS DE TEXAS

En España hay unas 14 plantas de fertilizantes. Desde el sector se asegura que las medidas de seguridad a las que se someten en España son mucho más exigentes que las que se exigen en Estados Unidos.

Están obligadas a planes de emergencia internos y externos y sometidas a todo tipo de inspecciones.

El sector asegura que están lejos de que se repitan en nuestro país ttragedias como la de Waco, en Texas, con al menos 15 muertos y 160 heridos por la brutal explosión de una planta de fertilizantes.

Hay que tener en cuenta que se trató de una deflagración de 70 kilómetros de distancia, provocando una bola de fuego de unos 30 metros de ancho que luego dio paso a una nube en forma de hongo nuclear.

Huelva, Palos de la Frontera, Granada, Puertollano, Castellón, Sagunto, Tarragona, Salamanca, Lodosa, Avilés, Teruel, Suria-Sallent y Huesca son las ciudades que las acogen. A esta lista hay que añadir Bilbao, en cuyo puerto la empresa Fertiberia, propietaria de la mayoría de las plantas en España, posee un centro logístico de almacenamiento, acondicionamiento y envasado de fertilizantes.

De hecho, el último incidente se produjo en 2005 en la planta de Fertiberia en Huelva. La fábrica sufrió un incendio que provocó una nube tóxica, obligando a evacuar a sus trabajadores y causando la lógica alarma entre los habitantes de la capital andaluza.