Prorrusos toman sedes del Gobierno de Lugansk, en el sureste de Ucrania

Yúschenko apremia a la UE a adoptar sanciones económicas contra Rusia

Lavrov se pronuncia por "rápido arreglo" y un "diálogo nacional" en Ucrania

El Jefe de la OSCE llega a Kiev para tratar liberación de europeos secuestrados

Kiev propone aprobar la nueva Constitución antes de presidenciales ucranianas

internacional

| 29.04.2014 - 15:09 h
REDACCIÓN
Más sobre: UcraniaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Activistas prorrusos han tomado la sede del Gobierno y el ministerio del Interior en la región de Lugansk, en el sureste de Ucrania, informaron hoy agencias locales. Los asaltantes, pertrechados con palos y escudos, rompieron los cristales y lanzaron bombas de humo y petardos contra el edificio de la sede gubernamental.

Miles de manifestantes se dirigieron a la administración regional después de que venciera a las 14:00 hora local el plazo del ultimátum que habían presentado a las autoridades para que liberen a prorrusos detenidos. Alexéi Koriaguin, uno de los líderes del "ejército de liberación de Donbass" (cuenca minera de la región de Donetsk), dijo que no planeaban tomar el edificio y que el asalto se produjo de manera espontánea y pacíficamente.

"El edificio de la administración no nos interesa", aseguró al canal de televisión Anna News, que transmitió en directo por internet la toma de la sede gubernamental. El activista precisó que ya no hay policías en el edificio y que el objetivo de la marcha era "dialogar con las autoridades".

En las imágenes de televisión se pudo observar junto al edificio a un destacamento de policías antidisturbios que no actuaron contra los manifestantes. En Lugansk, los milicianos prorrusos mantenían ocupado desde hace varias semanas la sede del departamento regional del Servicio de Seguridad de Ucrania.

Posteriormente, un segundo grupo de manifestantes prorrusos asaltaron la sede del Ministerio del Interior en la ciudad ucraniana de Lugansk.

Los policías atrincherados en el interior del edificio intentaron repeler al asalto con granadas aturdidoras, tras lo que frente a la comisaría apareció un grupo de un veintena de hombres armados con fusiles automáticos que comenzaron a disparar al aire.

CRECE LA TENSIÓN

La secretaria del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Victoria Siumar, aseguró hoy que las fuerzas de seguridad no dispararán en ningún caso contra los prorrusos que asalten los edificios públicos en el sureste del país.

Con todo, debido a la inoperancia policial, el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, ordenó la destitución de los jefes de Interior en las regiones de Donetsk y Lugansk.

Turchínov aseguró que la mayoría de policías en el sureste no son capaces de defender a la población de los "terroristas" y advirtió de que aquellos efectivos del orden que colaboren con los extremistas prorrusos deberán comparecer ante la Justicia.

Mientras, el secretario general de la OSCE, Lamberto Zanier, ha llegado a Kiev para agilizar las negociaciones para la liberación de los inspectores militares europeos y el intérprete secuestrados por las milicias prorrusas.

"Hemos elaborado un plan concreto para la liberación de los rehenes. Confiamos en su inmediata puesta en libertad", anunció hoy Daniíl Lubkivski, viceministro de Exteriores ucraniano, en rueda de prensa. El diplomático destacó que el plan fue elaborado en colaboración con los representantes en Kiev de la OSCE, bajo cuyo amparo los inspectores se encontraban en territorio ucraniano.

La portavoz de la Comisión Europea, Pia Hansen, condena el secuestro de los observadores y demandó la "inmediata liberación" de los inspectores retenidos por los separatistas en la localidad de Slaviansk, en la región minera de Donetsk, de mayoría rusófona.

El autoproclamado alcalde de Slaviansk, Viacheslav Ponomariov, aseguró que estaría dispuesto a liberar a los inspectores si las fuerzas de seguridad liberan a varios de los milicianos detenidos, como es el caso de su mano derecha, Ígor Perepechayenko. "Varios de nuestros partidarios y amigos son retenidos por la junta (como llaman al Gobierno de Kiev). Si se presenta la oportunidad, estamos dispuestos al intercambio", dijo.

Occidente ha instado a Rusia a ejercer su influencia sobre las milicias prorrusas para que liberen a los secuestrados, a lo que Moscú ha respondido que su ascendencia sobre los insurgentes es mucho menor de lo que se cree.

Los insurgentes prorrusos acusan a los inspectores (tres alemanes, un polaco, un danés y un checo, además de un intérprete alemán) de espiar para la OTAN. Esta acusación fue apoyada ayer en parte por Rusia, cuyo embajador ante la OSCE, Andréi Kelin, calificó de "irresponsable" y de "provocación" la presencia de los inspectores en el este de Ucrania en un momento de tanta tensión.

LAVROV SE PRONUNCIA POR UN DIÁLOGO NACIONAL

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, se pronunció hoy en La Habana por un "rápido arreglo" de la crisis de Ucrania a partir de un "diálogo nacional", y rechazó las sanciones de EE.UU. y la UE a Moscú por considerar que van "en contra de todo sentido común". "Nos pronunciamos por el más rápido arreglo de esta crisis a partir de un dialogo nacional que tenga en cuenta las opiniones de todas las regiones de ese país. Es la única vía posible", afirmó hoy Lavrov en Cuba, donde se encuentra de visita oficial.

Lavrov aprovechó para manifestar el rechazo de Moscú a las sanciones anunciadas por los Estados Unidos y la Unión Europea "en contra de todo sentido común respecto a los sucesos en Ucrania".

EL PRESIDENTE DE UCRANIA APREMIA A LA UE A ADOPTAR SANCIONES CONTRA RUSIA

El expresidente de Ucrania Víctor Yúschenko apremió a la Unión Europea (UE) adoptar sanciones económicas contra Rusia por la intervención en su país y consideró que ese castigo representaría "un paso importante y significativo".

Para Yúschenko, la aplicación de sanciones económicas de la UE conllevaría una valoración negativa hacia el Kremlin por parte de la población rusa, dijo durante una conferencia de prensa en la sede del Comité Económico y Social Europeo (CESE) en Bruselas.

Señaló que de lo que tiene "miedo" el Kremlin es "de la reacción de su propio pueblo primero y, después, de la del resto del mundo", pues ambas, a su juicio, pueden ayudar a que se rebaje la tensión.

El expresidente ucraniano también valoró la aplicación de ayudas a Ucrania por parte de la comunidad internacional y el desarrollo de las elecciones presidenciales del 25 de mayo próximo como puntos de presión contra la política del presidente de Rusia, Vladímir Putin, hacia Kiev.

A propósito de la anexión rusa de la península de Crimea, Yúschenko indicó que no solo Ucrania, sino también Georgia, Moldavia y Azerbaiyán han perdido territorios en los últimos tiempos. "Detrás hay una sola respuesta: la nueva política imperial de Moscú", afirmó.

KIEV QUIERE APROBAR LA NUEVA CONSTITUCION ANTES DE LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES

Mientras, el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, propuso a la Rada Suprema (Legislativo) aprobar una nueva Constitución antes de las elecciones presidenciales convocadas para el próximo 25 de mayo. "El Gobierno llama a todas las fuerzas políticas a consensuar y redactar antes del 25 de mayo el texto de la nueva Constitución de Ucrania", aseguró Yatseniuk durante una sesión transmitida en directo por la televisión.

Algunos políticos han propuesto hacer coincidir el plebiscito con las presidenciales, mientras otros consideran que debe ser el presidente que sea elegido en esos comicios el que convoque la consulta popular.