Portugal llega a un acuerdo con la "troika" para desbloquear su ayuda

Passos Coelho (Passos Coelho)

internacional

| 12.05.2013 - 21:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Portugal ha conseguido un acuerdo con la troika sobre las medidas de austeridad pendientes para equilibrar sus presupuestos, según fuentes gubernamentales, y podrá acceder a otra entrega de los fondos del rescate financiero.

El Partido Social Demócrata (PSD, centroderecha) que gobierna el país en coalición con los democristianos del CDS-PP (Centro Democrático y Social - Partido Popular), informó hoy del acuerdo tras una reunión de la cúpula del partido y un consejo de ministros extraordinario.

Según el PSD, en cuya reunión participó el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, hay "acuerdo" con la troika, que forman el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión y el Banco Central Europeos, para cerrar la séptima evaluación al programa de ajustes luso, que está pendiente desde marzo.

El PSD recordó que el examen de la troika es esencial para que se libere el correspondiente tramo del rescate, de 2.000 millones de euros, y para que los ministros europeos de Economía y Finanzas (Ecofin) concedan a Portugal una ampliación de los plazos de devolución de esas ayudas.

Tras su reunión extraordinaria de hoy, el Consejo de Ministros emitió otra breve nota que informó de que su objeto fue la "conclusión de los trabajos relativos al séptimo examen" de la troika así como "confirmar las condiciones necesarias de su cierre", para exponerlas al Ecofin de este lunes en Bruselas.

Según medios estatales, los dos partidos de la alianza conservadora, el PSD y el CDS-PP, han solucionado en la reunión ministerial de hoy sus diferencias sobre las nuevas medidas de austeridad en Portugal, que prevén un gravamen a las pensiones al que se oponen los democristianos.

El Gobierno luso anunció en abril recortes presupuestarios por 4.800 millones de euros entre este ejercicio y 2016 para cumplir las exigencias del préstamo de 78.000 millones de euros que le concedieron hace dos años la UE y el FMI.

Esas medidas incluyen rebajar un diez por ciento el presupuesto de todos lo ministerios, aumentar el trabajo de los funcionarios de 35 a 40 horas semanales, reducir su plantilla y extender en un año, hasta los 65, la edad de jubilación.

Además de garantizar las exigencias de la troika sobre déficit fiscal, el nuevo paquete de austeridad, rechazado por la oposición de izquierda, compensa el desequilibrio presupuestario de 1.300 millones de euros que abrió el mes pasado una sentencia del Tribunal Constitucional contra otros recortes de pensiones y subsidios.