Poroshenko dice que han retomado Marinka y que un ruso ha sido detenido

El Kremlin responde a Poroshenko que no hay tropas rusas en Ucrania

Avión derribado en Ucrania (Archivo)

internacional

| 05.06.2015 - 14:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, dijo que las fuerzas ucranianas han liberado completamente la localidad de Marinka, donde los separatistas prorrusos habían lanzado una ofensiva, y que un ciudadano ruso ha sido detenido.

"El 3 de junio se llevó a cabo una operación de limpieza... Como resultado, hoy puedo comunicar que Marinka ha sido liberada completamente de saboteadores. Se ha detenido a 12 personas, entre ellas un ruso", afirmó en conferencia de prensa en Kiev.

Los combates en esa localidad de la región de Donetsk que estallaron esta semana entre las fuerzas ucranianas y las milicias prorrusas han sido los más graves desde que rige el alto el fuego alcanzado en Minsk en febrero pasado.

"Entre 500 y 1.000 milicianos atacaron Marinka con tanques y blindados. El intento de las milicias de provocar una escalada del conflicto coincidió con la amenaza (de Moscú) de autorizar la entrada de tropas rusas en Ucrania, o sea, legitimar lo que ya tiene lugar desde hace un año", denunció Poroshenko.

El presidente ucraniano advirtió que "el nivel de amenaza de una invasión rusa es extremadamente elevado" y agregó que debido a esto "Ucrania tiene a 50.000 soldados" en la zona del conflicto "y la industria armamentística trabaja en tres turnos".

El mandatario ucraniano anunció que hablará hoy por teléfono con el presidente estadounidense, Barack Obama, y la canciller alemana, Angela Merkel, "para coordinar nuestras posiciones de cara a la cumbre del G7" que se celebra este fin de semana en Munich.

Mientras, el número dos del mando militar de los separatistas, Eduard Basurin, reconoció que las fuerzas de Kiev han detenido a un ciudadano ruso que combatía en el bando rebelde, pero negó que sea miembro de las Fuerzas Armadas del país vecino. "Nunca hemos negado que ciudadanos de Rusia luchan de nuestro lado, pero lo hacen de forma voluntaria y llegan hasta aquí por sus propios medios", dijo Basurin.

Dos días después de los combates por Marinka, a unos 20 kilómetros al oeste de la ciudad de Donetsk, las hostilidades entre los dos bandos se han reanudado a lo largo de toda la línea que separa sus posiciones a pesar del alto el fuego que rige en la zona.

EL KREMLIN RESPONDE A POROSHENKO QUE NO HAY TROPAS RUSAS EN UCRANIA

El Kremlin reiteró que Rusia no tiene tropas en el este de Ucrania, en respuesta a la denuncia del presidente ucraniano, Petró Poroshenko, que ha cifrado en más de 9.000 a los soldados rusos en la zona del conflicto.

"Allí pueden estar ciudadanos de todos los países: de Ucrania, de Rusia y de países europeos. Pero allí no están las Fuerzas Armadas de Rusia, como dicen todo el tiempo nuestros colegas en Ucrania, en Europa y en Washington", dijo a los periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Instantes antes, el presidente ucraniano informó de la detención de un ciudadano ruso durante los combates de hace dos días entre las fuerzas de Kiev y los separatistas prorrusos junto a la localidad de Marinka, los más graves desde que rige el alto el fuego alcanzado en Minsk en febrero pasado.

Peskov acusó a Kiev de "acciones de sabotaje" para provocar los combates por Marinka, mientras que Poroshenko denunció que "entre 500 y 1.000 milicianos prorrusos" intentaron asaltar esa localidad a unos 20 kilómetros al oeste de Donetsk.

"Sólo podemos constatar que los acuerdos de Minsk se incumplen sistemáticamente por parte de Kiev, lo que sin duda lleva al empeoramiento de la situación, sin hablar de las acciones de sabotaje por parte de las Fuerzas Armadas de Ucrania", apuntó Peskov.

El portavoz del Kremlin no quiso comentar las declaraciones de Poroshenko acerca de una "amenaza sin precedentes de una invasión rusa" y señaló que "el Ministerio de Defensa ruso ya se ha referido con bastante claridad a este tipo de palabras que se oyen desde Kiev".

Dos días después de los combates por Marinka, a unos 20 kilómetros al oeste de la ciudad de Donetsk, las hostilidades entre los dos bandos se han reanudado a lo largo de toda la línea que separa sus posiciones a pesar del alto el fuego que rige en la zona.