Poroshenko dice a Putin que es inadmisible la entrada de tanques por la frontera rusa

Ucrania asegura que una columna de tanques y blindados cruzó la frontera desde Rusia

En Francia (Archivo)

internacional

| 12.06.2014 - 18:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, aseguró al líder ruso, Vladímir Putin, que es "inadmisible" la incursión de tanques a través de la frontera entre ambos países.

"Durante una conversación telefónica Petró Poroshenko tachó de inadmisible la situación cuando a través de la frontera ruso-ucraniana entraron tanques en territorio de nuestro país", afirmó Sviatoslav Tsegolko, portavoz de la Presidencia ucraniana, citado por medios locales.

Ucrania denunció hoy que una columna de blindados, entre los que habría tres tanques y varias piezas de artillería, cruzó la frontera desde Rusia con la región rebelde ucraniana de Lugansk.

"Han sido atacados por nuestras fuerzas militares (...) Parte de la columna ha sido destruida", aseguró en rueda de prensa Arsén Avákov, el ministro del Interior de Ucrania, citado por medios locales.

Avákov explicó que los tres tanques fueron detectados y atacados por las fuerzas leales a Kiev cuando avanzaban hacia la localidad de Górlovka. "Estamos en pleno combate", agregó.

MERCENARIOS RUSOS SE SUMAN A LAS MILICIAS SEPARATISTAS

La columna de blindados habría cruzado la frontera con Rusia a la altura del distrito de Diakovo, donde los insurgentes controlan desde la pasada semana varios puntos fronterizos.

Ucrania, al igual que EEUU y Polonia, ha denunciado que mercenarios rusos, inclusive chechenes y cosacos, han cruzado la frontera para sumarse a las milicias separatistas prorrusas que combaten en las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk.

Al respecto, el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, propuso el pasado 7 de junio en su discurso de investidura crear "un corredor para los mercenarios rusos que quieran regresar a sus casas".

Mientras, el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó ese mismo día reforzar la vigilancia de la frontera con Ucrania para evitar incursiones ilegales.

No obstante, Kiev denuncia que esa orden no ha tenido ningún efecto y que los separatistas siguen recibiendo suministros militares y refuerzos del país vecino, que en marzo pasado se anexionó la península ucraniana de Crimea.