Pistorius apela al trauma y a sus obras sociales para evitar la cárcel

Regresa el tribunal en la vista en la que se decide su sentencia

Está previsto que los procedimientos duren varios días

Un trabajador social del Estado recomienda que Pistorius cumpla condena en casa

internacional

| 13.10.2014 - 13:02 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La defensa de Oscar Pistorius apeló al "trauma" por el que pasó el atleta al matar "por error" a su novia y a los numeroso proyectos de caridad en los que ha participado a lo largo de su carrera para evitar la cárcel, en el primer día de la vista oral en la que se decidirá su sentencia.

El atleta fue declarado hace un mes culpable de homicidio por acabar a disparos con la vida de su pareja, la modelo Reeva Steenkamp, y las penas posibles por el delito van desde una sentencia suspendida que le dejaría en libertad a una condena máxima de 15 años de prisión.

La vista para decidir la sentencia, que se celebra en el Tribunal Superior de Pretoria y podría prolongarse durante toda la semana, incluye la declaración de expertos propuestos por la Fiscalía y el abogado del procesado. Basándose en sus declaraciones, las dos partes propondrán a la jueza Thokozile Masipa el fallo que consideran apropiado.

Los abogados del corredor llamaron hoy a declarar a tres testigos, y la primera de ellas fue la psicóloga Lore Hartzenberg, que ha tratado a Pistorius desde el crimen ocurrido la madrugada del 14 de febrero de 2014 en su casa de Pretoria.

"HOMBRE ROTO POR LO PERDIDO"

Hartzenberg calificó a Pistorius de "hombre roto que lo ha perdido todo", desde su carrera a los amigos, además de ver dramáticamente deteriorada su situación económica debido a la pérdida de patrocinadores.

"Su oportunidad de recuperarse fue destrozada por las informaciones de prensa malevolentes y los comentarios públicos", aseguró Hartzenberg, que insistió en el "dolor" mostrado constantemente por su paciente por la pérdida de Steenkamp y el daño causado a la familia de ésta.

Otro de los llamados por la defensa fue el representante del deportista, Peet van Zyl, que, además de confirmar las pérdidas económicas de Pistorius, detalló el largo historial de iniciativas sociales y proyectos de caridad en la que ha participado el corredor.

"El señor Pistorius era un icono deportivo global antes del tiroteo, alguien que promovía la sensibilización en muchos aspectos, sin remuneración", dijo Van Zyl. Antes de Van Zyl, el trabajador social del Estado Joel Maringa recomendó que el atleta no ingrese en prisión y cumpla una pena de tres años de arresto domiciliario y trabajos sociales.

El funcionario de Servicios Correccionales propuso que pase tres años bajo "supervisión correccional" en su domicilio, durante los que no podría beber alcohol y debería realizar trabajos sociales dos días cada mes. Maringa argumentó que Pistorius no ha sido condenado antes por ningún otro delito, y consideró que el "trauma" sufrido por lo ocurrido es un castigo en sí mismo.

El fiscal Gerrie Nel consideró "sorprendentemente inapropiada" la propuesta de Maringa, y le recriminó no conocer el veredicto dictado por Masipa. La magistrada hizo público el pasado 12 de septiembre su veredicto sobre el caso, en el que descartó condenar a Pistorius por asesinato, como pedía el fiscal, al considerar que el acusado no podía prever la muerte de Steenkamp cuando abrió fuego.

Masipa aceptó la versión de Pistorius sobre los hechos, según la cual abrió fuego al confundir a su novia con un ladrón que había entrado en la casa. Sin embargo, el tribunal concluyó que Pistorius actuó con negligencia al responder a la amenaza percibida, ya que tenía en su mano alternativas que habrían evitado la muerte de la modelo, que entonces tenía 29 años.

Oscar Pistorius vivió su momento de mayor gloria al competir en Londres 2012, convirtiéndose así en el primer atleta con las dos piernas amputadas en participar en unos Juegos Olímpicos.