Pakistán suspende la pena de muerte para la cristiana Asia Bibi

Ha pasado seis años en el corredor de la muerte por 'blasfemar' contra el Islam

internacional

| 22.07.2015 - 11:44 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Corte Suprema de Pakistán ha suspendido la aplicación de la pena de muerte a la que había sido condenada la cristiana Asia Bibi, acusada de "blasfemar" contra el Islam, después de seis años en el corredor de la muerte, según ha informado la plataforma en defensa de la Libertad Religiosa 'MásLibres.org'.

La mujer fue denunciada al ir a buscar agua a un pozo, contra la voluntad de la comunidad musulmana que defendía que "contaminaría" el pozo si bebía de él, al no ser mahometana. Según la población local, la acusada se negó a convertirse al Islam y, en su defensa, cometió el supuesto "delito de blasfemia".

El veredicto de la corte paquistaní ha determinado además que Bibi pueda salir de la cárcel a la espera de una nueva vista (cuya fecha aún no se ha determinado) que revisará el juicio, aunque la acusada ha preferido permanecer en prisión por "cuestiones de seguridad", según ha indicado MásLibres.org, quien colabora con el sostenimiento de la familia de Bibi y con la causa de su liberación.

"No hay que olvidar que desde el fanatismo islámico se han ofrecido diversas recompensas para quien logre asesinarla", asegura esta plataforma.

Precisamente este miércoles, MásLibres.org había convocado una concentración delante de la embajada paquistaní en España para "orar" por su liberación durante la mañana en la que debía resolverse el veredicto de la Corte Suprema.

Para el presidente de la organización, Miguel Vidal, la decisión del tribunal supone un "éxito", aunque ha incidido en la necesidad de "seguir ejerciendo presión internacional" para que Bibi pueda quedar finalmente exonerada de todos los cargos y reunirse con su marido e hijos.