Ocho muertos en el primer ataque de un avión espía de EEUU desde la muerte de Bin Laden

internacional

| 06.05.2011 - 13:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Ocho personas murieron hoy en el primer ataque con misiles de aviones no tripulados estadounidenses en Pakistán desde la operación de las fuerzas de EEUU que el lunes pasado acabó con la vida de Osama Bin Laden en el norte del país.

El ataque tuvo lugar en la zona de Datta Khel, en la demarcación tribal de Waziristán del Norte, situada en el oeste paquistaní y fronteriza con Afganistán, de acuerdo con fuentes oficiales citadas por el canal televisivo paquistaní Express.

Los aviones lanzaron, según esas fuentes, un total de ocho misiles: seis sobre un seminario islámico y dos sobre un coche que se encontraba aparcado en el interior de un hotel.

Al menos cuatro personas resultaron heridas, según las fuentes, que precisaron que los fallecidos eran "supuestos insurgentes", y que el número final de víctimas podría aumentar.

En la demarcación de Waziristán del Norte, montañosa y de difícil acceso, se esconden supuestamente redes yihadistas, facciones de los talibanes paquistaníes y afganos y miembros de Al Qaeda.

Este ha sido el primer ataque de aviones espía de EEUU desde la muerte de Bin Laden, que ha causado una intensa polémica mundial sobre la acción estadounidense y sobre si Pakistán proporcionó cobertura en algún momento al jefe de Al Qaeda.

Los ataques con aviones no tripulados son un instrumento habitual de Estados Unidos en su lucha contra el integrismo en el área tribal de Pakistán, aunque en las últimas semanas se han espaciado.

Las autoridades paquistaníes habían protestado recientemente meses por los ataques sobre su territorio de los aviones espías norteamericanos, que en los últimos años han costado la vida a cerca de dos millares de personas, entre civiles e insurgentes.

De acuerdo con Express, la zona atacada hoy está bajo control del cabecilla insurgente Hafiz Gul Bahadur, uno de los hombres más poderosos de Waziristán del Norte.