Obama y Putin certifican en la ONU sus profundas diferencias sobre Siria

Obama defiende que derrotar al EI en Siria requiere "un nuevo líder"

internacional

| 29.09.2015 - Actualizado: 17:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los presidentes de EEUU, Barack Obama, y de Rusia, Vladímir Putin, tuvieron hoy su primera reunión formal en más de dos años, que sirvió para reafirmar lo que ya habían dicho ante la Asamblea General de la ONU y certificar sus diferencias sobre el rol del régimen de Bachar Al Asad en el futuro de Siria.

La esperada reunión, celebrada en la sala de consultas del Consejo de Seguridad de la ONU, duró 95 minutos, más de lo previsto, pero no sirvió para llegar a ningún acercamiento entre EEUU y Rusia sobre cómo resolver la crisis que desangra a Siria desde hace más de cuatro años.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió hoy que no podrá derrotarse al grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria sin una salida del poder del presidente de Siria, Bachar al Asad, cuestión en la que difiere de Rusia e Irán.

"En Siria, derrotar al EI requiere, creo yo, un nuevo gobernante", dijo Obama en una cumbre para combatir al EI y el extremismo violento convocada por Estados Unidos en la sede de Naciones Unidas.

"Este va a ser un proceso complejo y estamos preparados para trabajar con todos los países, incluidos Rusia e Irán, para encontrar una solución política", añadió.

Obama se reunió este lunes en Naciones Unidas con el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y ambos ratificaron sus diferencias sobre el rol de Al Asad en el futuro de Siria.

Ante un centenar de países congregados en la cumbre sobre el EI, Obama garantizó que los yihadistas "acabarán perdiendo, porque no tienen nada que ofrecer excepto violencia y muerte".

"Prevaleceremos, pero eso requerirá diligencia, concentración y un esfuerzo sostenido por parte de todos nosotros", indicó Obama.

Aseguró que la coalición internacional en la que participan unos 60 países "ha demostrado que el EI puede ser derrotado en el campo de batalla".

En concreto, dijo que los yihadistas "han perdido casi un tercio de las áreas pobladas de Irak que habían controlado", y en Siria "han sido expulsados de casi toda la región fronteriza con Turquía".

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo que las Naciones Unidas pueden apoyar el combate al EI mediante "un esfuerzo especial para llegar a los jóvenes, la construcción de instituciones que verdaderamente rindan cuentas" y la garantía de que "el respeto a la ley y los derechos humanos no son negociables".

Según un alto funcionario estadounidense, Obama y Putin coincidieron en la necesidad de buscar una "solución política" al conflicto en Siria, pero están fundamentalmente en desacuerdo sobre algo crucial como el papel que debe jugar el presidente Asad.

PUTIN DEFIENDE A ASSAD

Por su parte, Putin habló con los medios rusos tras el encuentro con Obama, del que dijo que fue "sorpresivamente franco y constructivo".

Según la televisión rusa Russia Today (RT), Putin negó que Moscú tenga o vaya a tener tropas en Siria, aunque el Kremlin ha aumentado recientemente su apoyo militar al régimen de Asad.

Sobre los bombardeos contra posiciones del Estado Islámico (EI) en Siria de la coalición internacional que lidera EEUU, Putin dijo que nadie sabe si están siendo efectivos y no excluyó la posibilidad de que Rusia pueda sumarse a esos ataques, aunque recordó que actualmente no son "legales" porque no están bajo el paraguas de la ONU.

El líder del Kremlin adelantó, además, que quiere proponer la posibilidad de aprobar en el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución que busca "coordinar acciones de todas las fuerzas que se enfrentan al Estado Islámico y otras organizaciones terroristas".