Obama y la UE se reafirman como los mejores socios

"Europa es la piedra angular de nuestro compromiso en todo el mundo"

"La UE y EEUU estamos unidos en nuestra determinación de aislar a Rusia

Previamente, Obama y el rey de Bélgica visitan el cementerio estadounidense de Waregem

internacional

| 26.03.2014 - 12:16 h
REDACCIÓN

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la Unión Europea (UE) escenificaron hoy la alianza inquebrantable de los socios transatlánticos, como prueba de su unión frente a la crisis ucraniana y pese a diferencias abiertas por las escuchas ilegales realizadas por la inteligencia estadounidense.

"Europa es el socio más cercano de América. Europa, incluyendo la UE, es la piedra angular de nuestro compromiso en todo el mundo. Estamos más seguros y somos más prósperos, el mundo es más seguro y más justo cuando Europa y América se presentan como uno solo", declaró Obama en una rueda de prensa al término de la cumbre bilateral UE-EEUU.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, destacó que los últimos acontecimientos en Ucrania o en otros lugares muestran que hay "muchas incertidumbres inquietantes", y valoró que "la sólida certeza de la relación transatlántica" sea "tan crucial" para hacer frente a estos retos.

Para el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, la presencia de Obama en Bruselas "envía una señal muy fuerte" tanto a los ciudadanos europeos, que "entienden cuán importante es la relación transatlántica", como a los estadounidenses, que "pueden contar con nosotros, ya que son nuestros mejores amigos y aliados".

LA BRECHA CON RUSIA

La fortaleza de la unión UE-EEUU quedó patente con la declaración de una y otra parte de que permanecen juntos frente a situaciones como la crisis ucraniana, que ha motivado sanciones por parte de Bruselas y Washington contra ciudadanos rusos y ucranianos responsables de la amenaza a la soberanía de Ucrania.

"La UE y EEUU estamos unidos en nuestra determinación de aislar a Rusia y en imponer un precio que debe pagar por sus acciones" en Ucrania, enfatizó Obama.

El líder estadounidense, además, agregó que si Moscú mantiene ese comportamiento, "las sanciones serán crecientes" en el terreno económico, una respuesta que la UE suscribió.

La brecha abierta con Rusia, excluida del G8 hasta que no cambie el rumbo de sus acciones sobre Ucrania, ha motivado que la UE acelere su voluntad de diversificar fuentes energéticas y trabaje en reducir su dependencia del gas que importa de Rusia (un 30 % del total).

"Una vez tengamos el acuerdo comercial con la UE, las licencias de exportación para gas natural estadounidense licuado para Europa serán mucho más fáciles", señaló Obama por su parte, y añadió que "es algo obviamente relevante en el clima geopolítico actual".

El presidente de EEUU recalcó su país ha "autorizado ya la exportación diaria de tanto gas natural como el que usa Europa cada día", aunque reconoció que no hay una única solución fácil y barata para lograr mayor independencia del gas ruso.

LIBRE COMERCIO E INVERSIONES

Por lo que respecta al acuerdo de libre comercio e inversiones que negocian, conocido como TTIP, ambas partes mostraron su voluntad de dar un impulso político al proceso para que esté concluido en 2015.

"No tengo intención de firmar una legislación que debilite la protección de los consumidores y medioambiental", zanjó Obama, ante las críticas de organizaciones de la sociedad civil que protestan por no contar abiertamente con todos los elementos de la negociación.

Las negociaciones del TTIP arrancaron en julio de 2013, enfocadas en crear la mayor zona de libre comercio del mundo y en armonizar sus regulaciones para sentar un referente mundial.

La expresión de tal grado de afinidad entre la UE y EEUU dejó en un segundo plano el desencuentro por la revelación hace meses de que la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) había vigilado en secreto las comunicaciones de ciudadanos y políticos europeos.

En su intervención ante la prensa, Van Rompuy simplemente se refirió a que abordaron la cuestión de los flujos de datos con Obama, a quien transmitieron su preocupación por "las revelaciones sobre los programas de vigilancia", compartidas "ampliamente" por los ciudadanos europeos.

En cualquier caso, celebró las iniciativas recientemente anunciadas por Obama sobre su intención de reformar la NSA, y aseguró que la UE y EEUU van a dar "más pasos para hacer frente a estas preocupaciones y restaurar la confianza".

La UE y EEUU representan el 50 % de la actividad económica global y un tercio del comercio en el mundo, que asciende a un billón de dólares anual.

Además, la UE y EEUU suscriben la mayor relación de inversiones del mundo, ya que las inversiones transatlánticas suman cerca de 4 billones de dólares, según datos de la Casa Blanca.