Obama y el Congreso rinden este miércoles tributo a las víctimas del tiroteo de Arizona

internacional

| 12.01.2011 - 08:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de EE.UU., Barack Obama, tiene previsto viajar a Tucson (Arizona) para rendir homenaje a las víctimas del tiroteo del sábado pasado, y el Congreso hará lo mismo en una resolución, como parte de la búsqueda de la unidad nacional tras la tragedia.

Según la Casa Blanca, en una ceremonia en la Universidad de Arizona, Obama ofrecerá un discurso en el que destacará en términos personales no sólo la vida de las víctimas, sino también el heroísmo de quienes frenaron al atacante y socorrieron a las víctimas.

A raíz de la tragedia, que se cobró la vida de seis personas y dejó heridas a 14, entre ellas la legisladora demócrata Gabrielle Giffords, el mandatario enfatizará la necesidad de forjar una nación más unida y "más fuerte", según fuentes que pidieron el anonimato.

Aunque el objetivo de Obama será trasladar un mensaje de solidaridad nacional a los familiares de las víctimas, las fuentes no quisieron precisar si el mandatario abordará el asunto de la retórica incendiaria o la polarización política en el país. Obama estará acompañado por la primera dama, Michelle, dijo la Casa Blanca.

El lunes, Obama lideró un minuto de silencio en conmemoración de las víctimas y destacó que la prioridad ahora es solidarizarse con ellas y "unirnos como país".Ese día, previo a su almuerzo con el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, Obama elogió "la valentía extraordinaria" demostrada tras el tiroteo.

Destacó en especial a Hernández, un becario de la congresista Giffords que, en vez de huir, corrió en dirección a las balas para ofrecerle ayuda médica; a una mujer herida que impidió que el atacante tuviese acceso a más municiones, y a los ciudadanos que intentaron reducirlo. No será la primera vez que Obama acuda a la palestra nacional para ofrecer consuelo en una tragedia. En noviembre de 2009, lideró un servicio de conmemoración por un tiroteo en una base militar en Fort Hood (Texas), que dejó 13 muertos y 29 heridos.

Algunos de sus antecesores también tuvieron que liderar eventos de duelo nacional: George W. Bush, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001; Bill Clinton, tras el atentado con bomba en Oklahoma City en 1995, y Ronald Reagan, tras la explosión del transbordador espacial Challenger en 1986.

RESOLUCIÓN DE CONDENA

Horas antes del homenaje en Tucson, la Cámara de Representantes prevé aprobar una resolución que condena el tiroteo, honra a sus 20 víctimas, y destaca el heroísmo de varias personas en el ataque. La resolución, cuyo texto fue adelantado la noche del martes a la prensa, condena "en los términos más enérgicos" el tiroteo y "honra el servicio y liderazgo de la legisladora Gabrielle Giffords, una distinguida integrante de esta Cámara, mientras lucha con valentía para recuperarse".

Giffords, demócrata por Arizona, se encontraba afuera de un supermercado en Tucson con un grupo de votantes, en el marco de su programa "Congreso en su esquina". La congresista se encuentra en cuidados intensivos en un hospital local.

El texto no menciona por nombre en ninguna parte a Jared Lee Loughren, a quien se atribuye el incidente y que, de ser declarado culpable, podría afrontar la pena de muerte. La ceremonia de homenaje, que se realizará bajo fuertes medidas de seguridad en la Universidad de Arizona a partir de las 18.00 hora local (01.00 GMT del jueves), también contará con la presencia de líderes del Congreso y autoridades locales y estatales.