Obama urge a poner fin a los conflictos sectarios

Un "imán" para extremistas

Obama

internacional

| 19.02.2015 - 18:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de EEUU, Barack Obama, urgió a poner fin a los conflictos y luchas sectarias, de las que dijo que son un "imán" para los terroristas, y abogó porque haya "más voces de tolerancia y paz", especialmente en internet.

Obama habló en el Departamento de Estado ante representantes de más de 60 países durante la última jornada de la Cumbre contra el Extremismo Violento y, al igual que hizo ayer miércoles en una alocución en la Casa Blanca, reiteró la importancia de erradicar la "mentira" de que EEUU y Occidente están "en guerra con el Islam".

Según Obama, en la lucha mundial contra los extremistas es clave abordar los "agravios" políticos y económicos que llevan a que especialmente los jóvenes se sientan "atrapados" en comunidades pobres, lo que les convierte en el blanco perfecto para ser reclutados por grupos radicales.

"El nexo es innegable. Cuando las personas están oprimidas y se niegan los Derechos Humanos, especialmente por causas sectarias o étnicas, y cuando se silencia el disenso se alimenta el extremismo violento. Se crea un ambiente propicio para que los terroristas lo exploten", advirtió.

Por ello, Obama urgió a tomarse muy en serio la necesidad de combatir esos "agravios" a nivel político y económico, con esfuerzos contra la corrupción, la expansión de la educación, especialmente entre niñas y mujeres, y el respeto a la libertad religiosa, entre otras muchas cosas.

El presidente de EEUU aseguró que es necesario "romper los ciclos de conflicto", especialmente sectarios, y puso como ejemplo la situación en Irak y Siria, donde prometió que la coalición internacional creada contra el Estado Islámico (EI) seguirá combatiendo a ese grupo yihadista.

AFGANISTÁN

Asimismo, Obama sostuvo que continuarán las operaciones antiterroristas en Afganistán para eliminar a los "remanentes" de Al Qaeda y que EEUU llevará a cabo acciones similares, cuando sea necesario, en países como Yemen o Somalia.

Grupos como el EI o Al Qaeda están "desesperados por (tener) legitimidad" y por eso es fundamental rechazar en el mundo que esas organizaciones "representan al islam", dijo Obama.

A su juicio, hay que impulsar un mayor diálogo entre países y entre culturas, "para construir y fortalecer puentes de comunicación y confianza". "Estamos todos en el mismo barco. Tenemos que ayudarnos mutuamente", enfatizó.

Poco antes del discurso de Obama, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, intervino también en la cumbre y anunció que el organismo planea celebrar en los próximos meses una reunión global con líderes religiosos de todo el mundo para "mandar un mensaje poderoso de tolerancia, solidaridad y reconciliación".

Organizada por la Casa Blanca, esta Cumbre contra el Extremismo Violento persigue unir esfuerzos para evitar la radicalización y el reclutamiento de individuos, especialmente jóvenes, por parte de organizaciones como el EI.