Obama urge a elevar tope deuda y evitar una "herida autoinfligida en la economía"

Obama

internacional

| 14.01.2013 - 18:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de EE.UU., Barack Obama, urgió hoy al Congreso a actuar de forma "responsable" para elevar el límite de endeudamiento del país y evitar así una "herida autoinfligida en la economía".

Elevar el techo de la deuda "no es una cuestión de autorizar más gastos (...), simplemente permite que el país pague los gastos para los que el Congreso ya se ha comprometido", declaró el mandatario en la Casa Blanca en la última conferencia de prensa de su primer mandato y a seis días de su investidura para el segundo.

"La simple idea de que esto ocurra, de que EE.UU. no pague sus deudas es irresponsable. Es absurdo", añadió.

Obama insistió en que Estados Unidos no es una nación "morosa" y que los republicanos en el Congreso tienen la responsabilidad de elevar el límite de la deuda nacional, situada en diciembre pasado en 16,4 billones de dólares (12,3 billones de euros) para que el país cumpla con sus obligaciones.

"Los republicanos en el Congreso tienen dos opciones: pueden actuar de forma responsable y pagar sus cuentas, o pueden actuar de forma irresponsable", subrayó el mandatario.

Por otra parte, Obama aseguró que la tarea de reducir el déficit no se consigue únicamente a través de recortes al gasto público, por lo que recomendó que el Congreso separe el debate sobre los dos asuntos.

El pacto fiscal que aprobó el Congreso a principios de enero, tras duros enfrentamientos con la Casa Blanca, renovó de forma permanente los recortes tributarios instituidos durante la presidencia de George W. Bush pero postergó dos meses las negociaciones para reducir el gasto público.

El saliente secretario del Tesoro de EE.UU, Tim Geithner, ya había notificado al Congreso a principios de mes que su agencia pondría en marcha "medidas extraordinarias" para evitar una suspensión de pagos de las obligaciones del Gobierno.

Algunos comentaristas han advertido de que el diálogo pendiente entre el Congreso y la Casa Blanca sobre el límite de la deuda podría revivir la batalla política de agosto de 2011 que contribuyó a que, por primera vez en la historia, la agencia Standard & Poor's (S&P) degradase la calificación de la deuda estadounidense de AAA a AA+.

Los líderes republicanos del Congreso han dejado en claro que, en aras de la austeridad fiscal, continuarán exigiendo recortes del gasto público y que cualquier aumento en el techo de la deuda esté vinculado a los recortes fiscales.

Además de la cuestión fiscal, Obama también necesitará la ayuda del Congreso para la confirmación de varios nuevos cargos en su Gabinete para un segundo mandato y, tal como repitió hoy, la puesta en marcha de una reforma migratoria integral.