Obama también incluirá un impuesto para ricos en su plan para reducir el déficit

Tendrán que pagarlo quienes tengan unos ingresos superiories al millón de dólares al año

Su idea es qeu los millonarios paguen el mismo porcentaje que los contribuyentes de clase media

La propuesta se llamará "Regla Buffett", en honaro al multimillonario que denunció que los estadounidenses más ricos pagan menos

Se trata de un instrumento de presión política para lograr que los republicanos accedan a imponer nuevos impuestos a las mayores fortunas

internacional

| 18.09.2011 - 10:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El plan para reducir el déficit que planteará el lunes al Congreso el presidente de EEUU, Barack Obama, incluirá un nuevo impuesto mínimo para quienes ganen más de 1 millón de dólares al año, según informa el diario estadounidense "New York Times". El impuesto está pensado para asegurar que los millonarios pagan, al menos, el mismo porcentaje de sus ganancias que los contribuyentes de clase media, según la edición digital del diario, que cita a altos funcionarios del Gobierno estadounidense.

La propuesta se llamará "La regla Buffett", por el multimillonario Warren E. Buffett, que ha denunciado que los estadounidenses más ricos pagan, generalmente, una proporción menor de sus ingresos en impuestos federales que los de clase media, dado que los beneficios de inversiones se gravan a una tasa menor que los salarios.

El plan de déficit de Obama llegará al tiempo que comienza el trabajo del comité especial creado en el Congreso para solucionar la crisis de la deuda a principios de agosto, cuando se encargó a ese nuevo órgano el recorte de entre 1,2 y 1,5 billones de dólares. Según el diario, servirá, por tanto, como un instrumento de presión política para lograr que los republicanos accedan a imponer nuevos impuestos a las mayores fortunas del país.

En cualquier caso, el acuerdo que solucionó la crisis para elevar el techo de la deuda en agosto incluía una cláusula que, en caso de no existir un acuerdo a fin de año entre republicanos y demócratas sobre dónde efectuar los recortes de déficit, elevará los impuestos a los altos ingresos.

En la práctica, el mecanismo consistiría en no prorrogar los recortes de impuestos a los ricos que aprobó George W. Bush y que caducan en enero de 2012, lo que sumaría alrededor de 1 billones de dólares a la reducción del déficit.