Obama: "Sigo creyendo que tenemos que cerrar Guantánamo"

internacional

| 30.04.2013 - 18:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que reanudará esfuerzos para lograr la aprobación del Congreso para el cierre del penal de Guantánamo, que consideró "caro", "ineficaz" y una herramienta para reclutar extremistas. "Sigo creyendo que tenemos que cerrar Guantánamo", afirmó Obama en una rueda de prensa en la Casa Blanca en la que aseguró que no desea la muerte a ninguno de los presos que están en huelga de hambre.

Obama, que prometió cerrar Guantánamo tras ser elegido presidente en noviembre de 2008, afirmó hoy que resulta "crítico" el entender que Guantánamo "no es necesario" para garantizar la seguridad de Estados Unidos.

"Es caro. Es ineficaz. Daña nuestra imagen internacional. Reduce la cooperación con nuestros aliados en los esfuerzos antiterroristas. Es una herramienta para el reclutamiento de extremistas. Es necesario cerrarlo", explicó.

Lamentó, por lo demás, la falta de cooperación del Congreso en este frente: "El Congreso determinó que no nos dejarán cerrarlo".

Recordó, a continuación, que los tribunales han decidido que varios de los reos en el penal podrían retornar a sus países de origen o "potencialmente" a un tercer país.

"Voy a retomar este tema", dijo Obama, quien anunció que reanudará el diálogo con el Congreso para hacer entender a sus miembros que mantener Guantánamo abierto es perjudicial para los intereses de Estados Unidos y "no es sostenible".

"La idea de que vamos a mantener a más de cien individuos en tierra de nadie perpetuamente (...) La idea de que mantendremos indefinidamente a individuos a los que no se ha juzgado es contrario a lo que somos (como país). Es contrario a nuestros intereses y tenemos que detenerlo", insistió.

El presidente se refirió brevemente a los reclusos en huelga de hambre, algunos de los cuales están siendo alimentados a través de vías con nutrientes líquidos para frenar una mayor pérdida de peso: "Evidentemente no quiero que muera ninguno de esos individuos", dijo Obama, quien añadió que el Pentágono "está tratando de gestionar la situación lo mejor que puede".