Obama recibe 12 puntos al recibir un codazo en un partido de baloncesto

internacional

| 27.11.2010 - 13:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha recibido doce puntos de sutura en el labio después de recibir un golpe en un partido de baloncesto que estaba jugando con un grupo de familiares y asesores, un día después de la tradicional cena de Acción de Gracias.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, ha explicado que "el presidente ha recibido 12 puntos de sutura, en la unidad médica de la Casa Blanca, tras recibir sin querer un codazo de un jugador del otro equipo en el labio".

Obama fue anestesiado localmente mientras fue atendido. Una anestesia total hubiera implicado que el vicepresidente Joe Biden asumiría las funciones presidenciales.

Una hora después, Obama fue visto por periodistas en una ventana del segundo piso de la Casa blanca agarrando una compresa contra su boca, mientras observaba la instalación del árbol de Navidad presidencial.

"La unidad médica que ha tratado a Obama ha utilizado un pequeño filamento que se usa normalmente en este tipo de casos, con el que se incrementa el número de puntos pero hace que cicatrice antes, dejando además una marca más pequeña", ha aclarado Gibbs.

Su deporte favorito

El líder de EEUU salió de la Casa Blanca a las 9.30 de la mañana para practicar su deporte favoritoen las canchas de la base Fort McNair, a las orillas del río Potomac en el distrito capitalino.

El partido fue un cinco contra cinco, según informó la Casa Blanca, y entre los jugadores se encontraba Reggie Love, su asistente personal, un afroamericano que al igual que el presidente también jugó al baloncesto durante su etapa universitaria en Duke, uno de los centros docentes punteros en este deporte en EEUU.

En su equipo y entre los contrincantes también había algunos miembros de la familia Obama que han viajado a Washington para pasar estos días festivos.

El partido se desarrolló a puerta cerrada, lejos de los ojos de la prensa. Obama juega con frecuencia partidos amistosos con sus colaboradores y funcionarios; en su adolescencia su sueño era convertirse en jugador profesional.