Obama pone el cierre simbólico a la guerra de Irak en una ceremonia con soldados en Fort Bragg

"Vosotros la generación del 11 de septiembre (de 2001) habéis ganado un lugar en la historia", aseveró Obama

internacional

| 14.12.2011 - 19:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente estadounidense, Barack Obama, marcó hoy el fin "histórico" de nueve años de guerra en Irak ante los soldados de Fort Bragg, en el estado de Carolina del Norte, que han luchado en ese conflicto. En un discurso repleto de agradecimiento a las tropas, Obama dio la bienvenida a casa a los soldados estadounidenses, que abandonarán completamente Irak antes de final de año, según el plan de retirada diseñado por el presidente estadounidense.

Obama dijo que "el futuro de Irak quedará en manos de su pueblo" y recordó que éste es el fin de "una guerra que duró mucho tiempo", heredada de su predecesor en la Casa Blanca George W. Bush, que inició la invasión en abril de 2003.

A pesar de las viejas divisiones, "permanecisteis firmes en la ayuda al pueblo iraquí", dijo el presidente, quien recordó a los soldados el elevado precio del conflicto en vidas humanas.

"Estamos aquí para marcar un momento histórico para nuestro país y nuestro ejército", dijo Obama que recordó que dejarán un Irak estable y soberano, algo que, opinó, "es un logro extraordinario".

Durante el discurso, Obama fue coreado por los numerosos soldados que se congregaron en Fort Bragg, acuartelamiento cuyas unidades militares sufrieron 202 bajas en la guerra de Irak, como el mismo presidente recordó.

El presidente dijo que el número de víctimas "no cuenta, ni de lejos la historia de la guerra de Irak", en la que han muertos 4.400 estadounidenses, 30.000 heridos fueron heridos y en la que han participado 1,5 millones de soldados de EEUU en sucesivas rotaciones.

Obama aseguró que Estados Unidos responderá por sus soldados como ellos respondieron por el país y prometió "cientos de miles de puestos de trabajo para aquellos que sirvieron" en el ejército, con el compromiso de las empresas privadas.

"Vosotros la generación del 11 de septiembre (de 2001) habéis ganado un lugar en la historia", aseveró Obama, y recordó que gracias a su labor en Irak y Afganistán el terrorismo de Al Qaeda no tiene lugar donde esconderse y ha permitido que "Bin Laden no vuelva a caminar sobre la faz de la tierra".