Obama pidió más informes de Merkel tras conocer que era espiada, según Bild

La NSA niega que Obama fuese informado sobre escuchas a Merkel en 2010

La revisión de los casos de espionaje estará lista a fin de año, según la Casa Blanca

internacional

| 28.10.2013 - 16:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El presidente estadounidense, Barack Obama, fue informado por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) en 2010 del espionaje al móvil de Angela Merkel, no pidió suspender el programa y llegó a solicitar un informe completo sobre la canciller, según publica hoy el periódico Bild am Sonntag.

El rotativo, que cita fuentes de los servicios secretos de EEUU, el rotativo explica que fue el director de la NSA, Keith Alexander, quien informó personalmente a Obama.

Estas fuentes contradicen el mensaje que el presidente de EEUU trasladó el miércoles a la canciller, al estallar el escándalo, cuando, según los medios locales, garantizó a Merkel que no tenía conocimiento del espionaje y que, de haberlo sabido, lo habría parado.

LA NSA NIEGA QUE OBAMA FUESE INFORMADO SOBRE ESCUCHAS A MERKEL EN 2010

La Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EE.UU. negó que su director, el general Keith Alexander, informase al presidente Barack Obama en 2010 sobre los supuestos programas de espionaje, que involucraban el teléfono celular de la canciller alemana Angela Merkel.

"El general Alexander no discutió en 2010 con el presidente Obama una supuesta operación de inteligencia en el extranjero respecto a la canciller alemana Merkel, ni nunca ha discutido supuestas operaciones a la canciller Merkel", afirmó Vanee Vines, portavoz de la NSA, en un escueto comunicado.

"Las informaciones periodísticas que afirman lo contrario no son ciertas", agregó Vines.

La portavoz de la NSA se refería así a las informaciones publicadas por el diario alemán "Bild am Sonntag", que señalaba que Obama fue informado de las escuchas por Alexander, en 2010, no pidió suspender el programa y llegó a solicitar un informe completo sobre la canciller.

LA CASA BLANCA AFIRMA QUE LA REVISIÓN DEL ESPIONAJE DE LA NSA ESTARÁ LISTA A FINAL DE AÑO

La revisión de los programas de espionaje de la NSA estará lista a fin de año, anunció hoy la Casa Blanca, que no confirmó si el presidente Barack Obama desconocía el seguimiento a líderes mundiales como publicó The Wall Street Journal. "La revisión completa (de esos programas) que está siendo liderada por la Casa Blanca estará lista a finales de año", dijo en su rueda de prensa diaria el portavoz de Obama, Jay Carney.

Carney recordó que Obama ordenó revisar esos programas el pasado verano, cuando salieron a la luz mediante los documentos filtrados a la prensa por el exanalista de la NSA Edward Snowden, actualmente asilado en Rusia.

La Casa Blanca ordenó en verano la suspensión de varios programas de espionaje de la NSA al conocer que incluían las comunicaciones de líderes europeos como la canciller alemana, Angela Merkel, según altos cargos del Gobierno estadounidense citados hoy por The Wall Street Journal.

Los funcionarios reconocieron que el presidente estadounidense debe dar su aprobación a una serie de "prioridades" de inteligencia general, pero que las decisiones sobre objetivos específicos las decidían cargos subalternos.

Esto supondría que Obama pudo estar casi cinco años sin conocer los programas de espionaje de la NSA que incluían el pinchazo de teléfonos de numerosos gobernantes.

"No voy a entrar en detalles sobre discusiones internas", repitió Carney hoy varias veces al negarse a confirmar la veracidad de la información del Journal.

El portavoz se limitó a reiterar que Obama está tomándose "muy en serio" la revisión de los programas de espionaje de la NSA para asegurar que existe un equilibrio entre la seguridad y el respeto a las "reales preocupaciones" sobre la privacidad compartidas tanto dentro como fuera de Estados Unidos.

Asimismo, Carney negó que EE.UU. use sus operaciones de inteligencia para "promover sus intereses económicos" en el extranjero, y agregó que la única finalidad de esas actividades es velar por la seguridad del país y de sus aliados.

En la rueda de prensa de Carney no se aludió a la información publicada hoy por el diario español "El Mundo", que asegura que la NSA espió más de 60 millones de llamadas telefónicas en España entre el 10 de diciembre de 2012 y el 8 de enero de 2013, y cita como fuente documentos filtrados por Snowden.

INDIGNACIÓN EUROPEA

Las revelaciones han provocado una ola de indignación en Alemania y otros países europeos, cuyos líderes también habrían sido objeto de espionaje masivo por parte de EE.UU. Alemania ha anunciado ya que enviará en los próximos días una delegación "de alto nivel" a Estados Unidos para recabar datos de la Casa Blanca y de los servicios de inteligencia.

Según el dominical alemán, la NSA no sólo espió el celular del partido que usó Merkel hasta el pasado mes de julio, como se había señalado hasta ahora, sino que llegó a pinchar el teléfono aparentemente seguro que empezó a usar este verano.

Sin embargo, esta semana el propio presidente Barack Obama telefoneó a Merkel para asegurarle que "Estados Unidos no está supervisando ni supervisará las comunicaciones de la canciller", según explicó Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca.

EL SPD VE "INELUDIBLE" UNA COMISIÓN PARLAMENTARIA SOBRE EL ESPIONAJE DE EEUU

El Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), en conversaciones para formar una coalición con los conservadores de Merkel, considera "ineludible" crear una comisión parlamentaria de investigación sobre el espionaje estadounidense en su país.

La secretaria general del SPD, Andrea Nahles, aseguró además, en unas declaraciones difundidas hoy por el diario popular "Bild", que en esta comisión sería un "valioso testigo" Edward Snowden, el exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) que destapó el programa masivo de escuchas de EEUU.

"Una comisión de investigación del Bundestag (cámara baja alemana) que aporte luz en la oscuridad es inevitable", afirmó Nahles, que une así su voz a las peticiones de Los Verdes y La Izquierda, para analizar en sede parlamentaria el escándalo.

De esta forma tres de los cuatro grupos parlamentarios en el Bundestag han abogado ya por la creación de una comisión de investigación sobre las escuchas estadounidenses en Alemania, su alcance, sus objetivos y el conocimiento de ellas que tenía el gobierno de la canciller Angela Merkel. "Estas operaciones son insoportables. Tienen el poder de destruir todos los lazos que desde siempre nos han unido con EEUU", apuntó Nahles.