Obama nombra a Daley jefe de gabinete para dar nuevo impulso a su mandato

internacional

| 07.01.2011 - 11:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de EEUU, Barack Obama, nombró este jueves jefe de gabinete al alto ejecutivo del banco JP Morgan Chase y ex secretario de Comercio William Daley, en un intento de dar un nuevo impulso a su mandato. En un acto en la sala Este de la Casa Blanca, Obama presentó al hombre que dirigirá el rumbo de la residencia presidencial en los próximos dos años como "un experimentado funcionario y un dedicado patriota".

Obama hizo hincapié en el historial de Daley, hermano del alcalde saliente de Chicago, y aseguró que "pocos pueden presumir de la amplitud de la experiencia" con que cuenta el nuevo jefe de Gabinete.

ALTO EJECUTIVO DE JP MORGAN

Por su parte, Daley, de 62 años, se declaró "agradecido y honrado" de que Obama le ofreciera formar parte de la Administración e indicó que el ejemplo del presidente pone de manifiesto que "el servicio público es una vocación honorable". Aseguró que el equipo que encabezará a partir de ahora "no le decepcionará ni a usted ni al país". Daley era hasta ahora un alto ejecutivo del banco JP Morgan Chase y ha ocupado varios cargos en distintas empresas estadounidenses.

Además, fue secretario de Comercio en los últimos años del mandato del presidente Bill Clinton. Como jefe de gabinete, tendrá que coordinar los distintos organismos de la Casa Blanca y las agencias gubernamentales para que respondan del modo más adecuado a los desafíos que Obama afrontará en la segunda mitad de su mandato, cuando se aproximan las presidenciales de 2012 y ha tomado posesión un nuevo Congreso en el que los republicanos controlan la Cámara de Representantes.

Daley, un demócrata de carácter eminentemente centrista y pragmático, parece bien colocado para ello. Para empezar, pese a que procede de Chicago, la ciudad en la que Obama labró su carrera política, no es un hombre que haya mantenido lazos muy cercanos al presidente. Su nombramiento envía el mensaje de que la Casa Blanca busca seriamente "un nuevo comienzo".

Cuenta con excelentes relaciones en ambos partidos, es de talante dialogante y aporta además un activo muy importante para Obama en los próximos dos años: unos lazos extraordinarios con el mundo empresarial. Tras dos años en los que las relaciones entre la Casa Blanca y los empresarios estadounidenses han sido más que distantes -la patronal sintió en más de una ocasión que se le convertía en el chivo expiatorio de los males económicos del país-, Obama necesita reconciliarse con este colectivo, sobre todo ante la cercanía del comienzo de la campaña electoral.

El hasta ahora banquero sustituirá en el cargo a Peter Rouse, que ocupaba el puesto de modo temporal desde el pasado septiembre, cuando Rahm Emanuel lo abandonó para presentar su candidatura a la Alcaldía de Chicago.

En el acto, Obama tuvo numerosas palabras de elogio para Rouse, del que anunció que continuará en la Casa Blanca en los próximos dos años como su asesor. "Es un activo único e indispensable", señaló el presidente, quien aseguró que "no me encontraría donde estoy si no hubiera sido por sus consejos".

El anuncio, muy esperado después de que Daley se reuniera con Obama el miércoles en el Casa Blanca, llega en medio de una profunda remodelación del equipo presidencial.

Se espera que Obama dé a conocer mañana el nombre del próximo presidente del Consejo Económico Nacional (NEC en inglés), que ocupará el puesto que dejó vacante en diciembre Larry Summers.

El presidente estadounidense debe buscar también en las próximas semanas un sustituto para su portavoz y confidente, Robert Gibbs, que el miércoles anunció su marcha para convertirse en asesor externo de la Casa Blanca. El próximo lunes se incorporará también al equipo de Obama David Plouffe, que fuera su director de campaña durante el periodo electoral de 2008 y quien declinó ocupar cargos en la Casa Blanca en la primera parte del mandato para tomarse un respiro.

Plouffe sustituirá a David Axelrod, el consejero político de la Casa Blanca, quien regresará a Chicago para comenzar los preparativos de la campaña electoral de 2012.