Obama llama a Rajoy para felicitarle y ofrecerle unas "relaciones excelentes" | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Obama llama a Rajoy para felicitarle y ofrecerle unas "relaciones excelentes"

internacional

| 20.12.2011 - 17:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha llamado hoy por teléfono al recién investido jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, para felicitarle y proponer que entre ambos países haya unas "relaciones excelentes", han informado fuentes del Partido Popular. La conversación ha durado unos diez minutos, han apuntado las mismas fuentes, y se ha producido poco después de que Rajoy saliera investido por las Cortes Generales como nuevo presidente.

De lo que han hablado los mandatarios no dicen mucho las fuentes citadas, salvo que Obama ha felicitado a Rajoy y que le ha propuesto mantener "unas relaciones excelentes".

Cuando el líder del PP ganó las elecciones el pasado 20 de noviembre, a Génova llegaron muchas llamadas de felicitación, la primera de ellas del presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Otra de las llamadas de líderes internacionales, la de la canciller alemana, Angela Merkel, tuvo lugar un día después de la victoria electoral.

Entonces el PP destacó que, como es tradición en la administración estadounidense, la llamada de felicitación de Obama se produciría cuando fuera proclamado jefe del Gobierno, que es lo que ha ocurrido hoy en el Congreso a la espera de que Rajoy jure mañana su cargo ante el Rey.

No obstante, hace menos de dos semanas el líder del PP tuvo su primer contacto con el Ejecutivo de Obama, en concreto con el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, al que vio brevemente en la ciudad francesa de Marsella. En dicha reunión, el responsable de las finanzas de Estados Unidos dijo a Rajoy que su plan económico era el adecuado para un país como España.