Obama: "La Reconciliación es fundamental para el futuro de Cuba"

Ofrece un discurso desde el Gran Teatro de La Habana

"Usted no debe tener miedo de una amenaza de EEUU" le dice a Castro

Barack Obama se reúne con disidentes cubanos

Antes de partir presenciará un partido de béisbol amistoso

internacional

| 22.03.2016 - 14:19 h
REDACCIÓN

El presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó en La Habana que "la reconciliación del pueblo cubano" es fundamental para el futuro de Cuba y pidió que se reconstruyan los lazos con el exilio. "Esa reconciliación del pueblo cubano (...) es fundamental para el futuro de Cuba", indicó Obama en su discurso en el Gran Teatro de La Habana.

El presidente de Estados Unidos dijo a los cubanos de la isla que los exiliados "aman a Cuba" y recuerdan con dolor y sufrimiento la separación de su país. "Para la comunidad cubano-estadounidense, que conozco y que respeto, esto no es solamente un tema de política, es un tema de familia", dijo Obama.

"Dejando al lado todo el tema de la política, la gente es gente, los cubanos son cubanos. Y vengo aquí, he viajado una gran distancia en un puente construido por cubanos que están en ambos lados del Estrecho de la Florida", destacó.

Barack Obama dirigiéndose, al presidente Raúl Castro le dijo que no debe temer ni a Estados Unidos ni a las "voces diferentes" del pueblo cubano. "Usted no debe tener miedo de una amenaza de EEUU, y por su compromiso con la soberanía y la autodeterminación, tampoco debe temer las voces diferentes del pueblo cubano", le dijo Obama a Raúl Castro, que asistió al discurso del presidente de Estados Unidos en el Gran Teatro de La Habana.

Según el gobernante estadounidense, los gobiernos no deben tener miedo a que su pueblo pueda "reunirse, hablar o votar", ya que la democracia es la forma de "lograr cambios en la sociedad", que mejoren la vida de las personas, que así tienen la posibilidad de "ser catalizadores, de crear y de reimaginar".

"La democracia le da a las personas de soñar y lograr mejorar nivel de vida", subrayó en su mensaje al pueblo cubano, retransmitido en directo por la radio y la televisión estatal de Cuba.

Obama admitió que ya hay "una evolución" que se está dando en Cuba, un "cambio generacional", por lo que apeló a los jóvenes de la isla a "construir algo nuevo". "El futuro de Cuba debe estar en manos de los cubanos", insistió Obama, quien pronunció esa frase en español.

El presidente señaló que el estado de derecho no debería permitir "detenciones arbitrarias" para aquellas personas que ejercen sus derechos a expresar lo que piensa, organizarse, criticar a su gobierno y manifestarse pacíficamente", en alusión a los casos de represión contra opositores que se dan en la isla. "Y los votantes deberían poder elegir sus gobierno con elecciones libres y democráticas", precisó.

Aunque admitió que en los Estados Unidos también hay "fallos" en el ejercicio de estos derechos, como desigualdades sociales, la pena de muerte o la discriminación racial, señaló que el debate sobre estas cuestiones que permite la democracia "es saludable".

En su discurso, que se dirigió en gran medida a los jóvenes cubanos, recordó que Estados Unidos confía en la capacidad de éstos para "forjar su propio futuro" y tener un papel importante en el futuro de Cuba. "Creo en el pueblo cubano", afirmó de nuevo en español Obama, quien indicó que la decisión de su Gobierno de normalizar relaciones con Cuba, no es sólo con el Gobierno de la isla, sino fundamentalmente con los cubanos.

En su último día en Cuba, el presidente de Estados Unidos se dirigió a los cubanos en un discurso desde el Gran Teatro de La Habana que fue transmitido en directo por la televisión y radio estatales de la isla.

REUNIÓN CON LOS DISIDENTES

La reunión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, con disidentes cubanos y representantes de la sociedad civil independiente comenzó en la sede de la Embajada norteamericana en la isla. A la reunión asisten trece opositores y críticos con el Gobierno cubano como la bloguera Miriam Celaya y Manuel Cuesta Morúa, del grupo Arco Progresista, sentados a la derecha e izquierda de Obama durante el encuentro, constató Efe.

También han acudido a la cita la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler; el activista de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación (CCDHRN), Elizardo Sánchez; el psicólogo Guillermo Fariñas; el ex preso político José Daniel Ferrer; y la periodista independiente y una de las fundadoras de las Damas de Blanco, Miriam Leyva.

Completan el grupo el intelectual crítico Dagoberto Valdés; Laritza Diversent, abogada independiente del Centro de Información Legal "Cubalex"; Antonio González Rodiles, director del foro crítico "Estado de SATS"; los activistas de derechos LGTB Juana Mora y Nelson Álvarez Matute; y Ángel Yunier Remon, rapero cubano conocido como "El Crítico".

El tema de los derechos humanos y las libertades han estado muy presentes durante la visita de Obama, que hoy, en un discurso al pueblo cubano, defendió la democracia como un sistema que "da a las personas la capacidad de soñar y lograr mejorar su nivel de vida".

En los últimos días se han producido arrestos temporales de disidentes y activistas, como el pasado domingo, horas antes de la llegada de Obama, cuando unos 60 opositores fueron detenidos tras la habitual marcha dominical de las Damas de Blanco.

En la conferencia de prensa que ofrecieron ayer en La Habana los presidentes de Cuba y Estados Unidos, salió a relucir el tema de los prisioneros políticos, cuando un periodista norteamericano le preguntó al respecto a Raúl Castro. "Dame la lista ahora mismo de los presos políticos para soltarlos", le desafió el presidente cubano como forma de negar que haya prisioneros de esa índole en la isla.

Según cálculos de la disidente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) actualmente en la isla hay unas 90 personas encarceladas por razones políticas. Amnistía Internacional señaló recientemente en un informe que ahora no hay presos de conciencia en las cárceles cubanas, tras la liberación del grafitero "El Sexto" el pasado octubre.

PROGAMA DE LA JORNADA

El último acto del presidente Obama en Cuba será un simbólico partido de béisbol en el emblemático Estado Latinoamericano de La Habana, donde la selección cubana se enfrentará al Tampa Bay.

La visita del presidente de Estados Unidos ha servido para unir en La Habana al béisbol cubano y norteamericano, ya que a la isla han llegado también directivos y figuras históricas de las Grandes Ligas.

Después de asistir al partido, el presidente de Estados Unidos, su esposa Michelle, sus hijas Malia y Sasha y su suegra Marian Robinson se dirigirán al aeropuerto internacional de La Habana para volar rumbo a Argentina, donde Obama cursará otra visita oficial.