Obama jura el cargo para un segundo mandato como presidente de EE UU

En una breve ceremonia en la Casa Blanca acompañado de su mujer, Michelle, y sus dos hijas

El vicepresidente Biden juró en una ceremonia ante la jueza del Tribunal Supremo de Justicia, Sonia Sotomayor

internacional

| 20.01.2013 - Actualizado: 21:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, juró hoy oficialmente el cargo para un segundo mandato que concluirá en enero de 2017 en una breve ceremonia en el Salón Azul de la Casa Blanca acompañado de su mujer, Michelle, y sus dos hijas.

Obama usó para el juramento ante el magistrado John Roberts, presidente del Tribunal Supremo, una Biblia propiedad de la familia de su mujer, en un acto que fue televisado y que precedió a la ceremonia pública de investidura de este lunes, a la que se espera que asistan unas 800.000 personas.

Tras el juramento formal, que duró apenas un minuto, el presidente besó a su esposa y a sus hijas, y le dijo sonriendo a Sasha, la pequeña: "Lo conseguí".

La primera dama y Malia, de 14 años, llevaban vestidos en tonos azules, mientras que el de Sasha, de 11, era de color rosa.

La Biblia usada hoy para jurar el cargo procede de Chicago y fue un regalo del padre de Michelle, Fraser Robinson III, a su madre, LaVaughn Delores Robinson, en 1958, según informó el Comité para la Investidura Presidencial (PIC, por su sigla en inglés).

LaVaughn Delores Robinson, la difunta abuela de Michelle, fue la primera persona afroamericana en dirigir la librería del Instituto Moody Bible de Chicago, ciudad donde nació en 1915.

De acuerdo con la Constitución, el segundo mandato de Obama comienza automáticamente el 20 de enero, pero las celebraciones y la ceremonia pública de juramento frente al Capitolio se han trasladado al 21 enero (lunes).

En la ceremonia pública frente al Capitolio, Obama jurará el cargo con dos ejemplares de la Biblia, uno usado hace 150 años por Abraham Lincoln y otro que fue propiedad del activista afroamericano Martin Luther King Jr.

Se espera que asistan unas 800.000 personas, un récord para una segunda investidura pero lejos de los casi dos millones que el 20 de enero de 2009 se congregaron en Washington para ser testigos del juramento histórico de Obama como el primer presidente negro del país.

BIDEN JURA SU CARGO PARA EL SEGUNDO MANDATO

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, juró hoy su cargo para un segundo mandato con el mandatario, Barack Obama, en una ceremonia ante la jueza del Tribunal Supremo de Justicia, Sonia Sotomayor.

La ceremonia se llevó a cabo en la residencia oficial del vicepresidente estadounidense, ubicada en el recinto del Observatorio Naval, en el noroeste de Washington, y a ella asistieron su familia y alrededor de una veintena de invitados.

La esposa de Biden, Jill, sostuvo en sus manos la Biblia sobre la cual el vicepresidente juró su fidelidad a la Constitución de Estados Unidos.

La ceremonia privada, transmitida por televisión, cumple con el mandato constitucional de investidura del Poder Ejecutivo el 20 de enero, obligación que se completará cuando, al mediodía de hoy, el presidente Barack Obama haga su juramento.

No obstante, Obama y Biden repetirán sus juramentos en la ceremonia pública que se llevará a cabo mañana, lunes, en la escalinata del Capitolio, y para la cual se espera la asistencia de cientos de miles de personas.

Sotomayor es la primera jueza latina que toma juramento a un vicepresidente de Estados Unidos.

Biden, de 70 años, ha sido senador de Delaware desde 1973 a 2009 cuando se convirtió en el cuadragésimo séptimo vicepresidente, una posición que le confiere, además, la presidencia del Senado y el voto decisivo en casos de empate.

Anoche, durante el baile de la Sociedad Estatal de Iowa, una de las tantas galas que rodean las investiduras, Biden bromeó con su orgullo por ser "presidente de Estados Unidos".

Aunque sus deslices de oratoria son famosos y los asistentes aplaudieron la gracia, en medios políticos se especula sobre la ambición presidencial de Biden, que tendrá 74 años en las próximas elecciones.