Obama insta a EEUU a "ganar el futuro" en el Estado de la Unión

"El mundo ha cambiado y, para muchos, el cambio ha sido doloroso", señaló

"O avanzamos juntos o no avanzaremos", instó el presidente

EEUU aumentará su déficit a un récord de 1,5 billones de dólares este año

internacional

| 26.01.2011 - 10:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El presidente de EEUU, Barack Obama, instó a su país, en su discurso sobre el Estado de la Unión, a "ganar el futuro" con medidas como una congelación de los gastos presupuestarios no obligatorios o inversiones en energías limpias. Obama se centró mayoritariamente en la economía en una alocución ante ambas cámaras del Congreso que duró cerca de setenta minutos.

El discurso comenzó en un tono sombrío, bajo el recuerdo del tiroteo de Tucson el día 8, en el que murieron seis personas y catorce quedaron heridas, entre ellas la congresista Gabrielle Giffords, cuyo escaño permanecía vacío. Los legisladores de ambos partidos lucían lazos con los colores de la bandera estadounidense, en homenaje a las víctimas.

Varios de sus protagonistas se encontraban en la galería de invitados junto a la primera dama, Michelle Obama, entre ellos Daniel Hernández -el voluntario en la oficina de Giffords cuyos primeros auxilios contribuyeron a salvar la vida de la congresista- o los padres de la víctima más joven, Christina Green.

Obama comenzó su discurso con una alusión al tiroteo, para lanzar de inmediato una llamada a la concordia entre los partidos y los ciudadanos.

"Lo que está en juego no es quién gana las elecciones", aseguró Obama al comenzar su intervención, en la que reiteró su mensaje a la colaboración entre los dos partidos, que tan popular se ha demostrado entre los electores. "O avanzamos juntos o no avanzaremos", instó el presidente estadounidense, quien recordó que desde este mes la oposición republicana controla la Cámara Baja. "Ahora, gobernar será una responsabilidad compartida", apuntó.

Con los ojos en el electorado, Obama centró su discurso en la economía y la creación de empleo, la gran preocupación de los estadounidenses en momentos en los que el índice de paro es del 9,4 por ciento y se resiste a descender.

En un mensaje ciertamente de visos electoralistas, instó a su país a "ganar el futuro", un lema que repitió en media docena de ocasiones. Y, aunque alejado de la pasión que demostró en el discurso de Tucson, propuso una serie de medidas que apelan tanto al electorado como a la oposición republicana. Así, puso el énfasis en la necesidad de invertir en educación y reformar el sistema actual, un área donde la Casa Blanca cree que puede contar con el respaldo del partido opuesto.

También propuso medidas populares para recortar el déficit presupuestario y la deuda pública, como prorrogar de los tres años actuales a cinco la congelación de las partidas presupuestarias no obligatorias .

Propuso una reforma del Código Fiscal para evitar evasiones y planteó prorrogar dos años más, hasta un total de cinco, la congelación ya existente de los gastos no obligatorios del presupuesto, con excepción de la Defensa. Con ello aspira a ahorrar 400.000 millones de dólares.

También instó a prohibir las llamadas "earmarks", fondos que asignan los legisladores para proyectos que les interesan, generalmente en sus estados, y que se insertan en proyectos de ley no relacionados. Estas partidas han recibido numerosas críticas de los partidarios de la austeridad fiscal. En su discurso, en uno de los momentos de mayores aplausos, Obama aseguró que si se le presentan leyes para su promulgación que incluyan estas partidas, las vetará.

REDUCIR LA DUPLICIDAD DE FUNCIONES EN LA ADMINITRACIÓN

Prometió también reducir la duplicación de funciones en la Administración, para conseguir un Gobierno más eficaz y menos costoso.

Pero al tiempo que proponía recortes fiscales, insistía en la necesidad de continuar las inversiones en educación, infraestructuras e innovación para mantener el liderazgo del país y generar empleo.

"El mundo ha cambiado y, para muchos, el cambio ha sido doloroso", señaló. "Las reglas han cambiado. En una generación, las revoluciones tecnológicas han cambiado el modo en que vivimos, trabajamos y comerciamos", señaló.

Así, se fijó la meta de que para 2035 el 80 por ciento de la electricidad provenga de fuentes de energía limpias. También busca multiplicar los vehículos híbridos.

Obama también lanzó un llamamiento para aumentar las exportaciones, y en este sentido instó a sacar adelante los tratados de Libre Comercio pendientes con Corea del Sur, Colombia y Panamá.

Aunque brevemente, abordó también la política exterior, donde expresó su apoyo al levantamiento en Túnez y aseguró que la red Al Qaeda se encuentra más perseguida que nunca en Pakistán. Anunció igualmente un viaje a Brasil, Chile y El Salvador en marzo.

El presidente estadounidense también lanzó un llamamiento a los partidos a colaborar para sacar adelante la reforma migratoria, algo que le parece que contribuirá a mejorar la economía del país. Así, instó a colaborar para sacar adelante una reforma migratoria y a "dejar de expulsar a jóvenes con talento y responsables".

"Sé que este debate será difícil y llevará tiempo. Pero esta noche, acordemos hacer este esfuerzo", apeló.

EEUU AUMENTARA SU DEFICIT

Por otra parte, el déficit presupuestario de Estados Unidos aumentará en el año fiscal 2011 a la cifra récord de 1,5 billones de dólares, según la Oficina de Presupuestos del Congreso (CBO), que en agosto había previsto 1,07 billones.

La CBO explicó que la prórroga en diciembre pasado por el actual Gobierno de los recortes fiscales aprobados durante la presidencia de George W. Bush explica en gran medida la revisión al alza de la cifra del déficit.

Esa medida y la prolongación de los beneficios para los desempleados de larga duración añadirá 400.000 millones de dólares al déficit este año, según la Oficina del Congreso.

La proyección forma parte de la revisión económica semestral por parte de la CBO, departamento no partidista.

El nuevo cálculo implica que el Gobierno estadounidense tendrá que pedir 40 centavos de dólar prestados por cada dólar que gasta.

Las proyecciones de la Oficina del Congreso asumen que EEUU crecerá un 3,1 por ciento este año y que el índice de desempleo se mantendrá por encima del 9 por ciento.

Tampoco prevé que mejore mucho el mercado laboral en 2012, cuando se celebrarán elecciones presidenciales, y pronostica un desempleo de en torno al 8,2 por ciento, mientras que el déficit espera que caerá a 1,1 billones de dólares.

Las proyecciones se divulgan un día después de que el presidente de EEUU, Barack Obama, propusiera el martes en su discurso sobre el Estado de la Unión prorrogar dos años más la congelación de los gastos no obligatorios del presupuesto estadounidense, con excepción del de Defensa.

El año pasado Obama ya había propuesto esa congelación durante tres años, con lo que ahora pasaría a sumar cinco.

Según el presidente, eso contribuirá a ahorrar 400.000 millones de dólares.