Obama: "El país no tiene éxito cuando sólo a la gente de arriba le va bien"

Las campañas de Obama y Romney se enzarzan en una disputa por política hacia Cuba

Obama, en campaña

internacional

| 23.09.2012 - 10:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El candidato republicano a la Vicepresidencia de EEUU, Paul Ryan, prometió mano dura contra el Gobierno cubano, mientras que la campaña de reelección del mandatario Barack Obama aseguró que la separación de las familias cubanas "no debilitará" al régimen castrista.

Durante un mitin político en el emblemático restaurante Versailles de la Pequeña Habana, en Miami (Florida), Ryan prometió que, si el binomio republicano, que conforma junto a Mitt Romney, gana la Presidencia en noviembre próximo, éste será "duro" contra el régimen castrista.

OBAMA HACE CAMPAÑA EN WINSCONSIN

El presidente de EE.UU., Barack Obama, que busca un segundo mandato en noviembre próximo, regresó hoy al estado clave de Wisconsin con su mensaje de que el plan económico de su rival republicano, Mitt Romney, beneficia a los ricos y abandona a su suerte a miles de estadounidenses.

Obama viajó a Milwaukee (Wisconsin) para participar en un acto de recaudación de fondos y un mitin electoral, en su primer viaje al estado desde febrero pasado, como parte de su esfuerzo por repetir allí su victoria de 2008.

En un mitin electoral ante unos 18.000 partidarios, y bajo una intensa llovizna, Obama reiteró su promesa de crear un millón de empleos en el sector manufacturero, que en el caso de Wisconsin ha sido golpeado en años recientes.

"El camino que ofrezco no será rápido ni fácil. Tomará algunos años resolver los retos que se han acumulado durante décadas, pero quiero que todos acá entiendan que no hay problema que no podamos resolver", afirmó Obama, al pedir un segundo mandato para completar sus proyectos pendientes.

Previamente, durante un encuentro con 550 donantes en el Teatro Milwaukee, Obama señaló que Romney promueve una política económica que, a su juicio, no ayuda a propagar la prosperidad sino que fomenta una actitud de "sálvese quien pueda".

La elección este año representa "una gran decisión" entre dos filosofías distintas porque Romney "cree en una economía que (fluye) de arriba hacia abajo", aseguró Obama.

"El país no tiene éxito cuando sólo a la gente de arriba le va bien. Tenemos éxito cuando a la clase media le va bien", afirmó Obama, interrumpido por ovaciones.

Según Obama, su rival ha "descartado" a la mitad de la población votante, en clara alusión a un vídeo secreto, realizado en mayo y divulgado el lunes pasado por la revista Mother Jones, en el que Romney se mofa del "47 %" que apoya a Obama y que, en su opinión, "se creen víctimas", no pagan impuestos a la renta y quiere vivir mantenido por el Gobierno.

El acto de recaudación de fondos contó con la participación del legendario beisbolista Hank Aaron, que durante 20 años lució el número 44 en su camiseta. Aaron instó al electorado a ayudar a Obama, el 44 presidente de la nación, a "apuntarse un grand slam" el próximo 6 de noviembre.

Obama reiteró sus logros en política exterior, incluyendo el fin de la guerra en Irak, la retirada paulatina de las tropas de EE.UU. en Afganistán y la muerte del cabecilla de Al Qaeda, Osama bin Laden.

Pero regresó al tema de la recuperación económica que domina la contienda y en la que tanto Obama como Romney han querido presentarse como el candidato que mejor representa los intereses de la clase media.

Obama improvisó una parada en una famosa charcutería local, que data de 1880, donde compró varios tipos de chorizos.

Mientras, Romney participó en sendos actos de recaudación de fondos en las ciudades californianas de San Diego y Los Ángeles.

En San Diego, Romney reiteró su acusación de que Obama está llevando al país "por un derrotero que nos es extremadamente ajeno".

"Es un derrotero para convertirnos en Europa y Europa no funciona allí", afirmó Romney.

Romney estará mañana en Colorado, y el lunes iniciará una gira de tres días por autobús en Ohio, para luego regresar a Virginia.

Romney, cuya fortuna se calcula en unos 250 millones de dólares, ha tenido dificultades para "conectarse" con el ciudadano de a pie, lo que ha contribuido a su baja en las encuestas, según analistas.