Obama califica de desastre nacional el tornado que asoló Joplin

El presidente norteamericano visita la ciudad devastada de Misouri

El tornado dañó mas de 8.000 edificios

Al menos 142 personas murieron y 900 están heridas

Obama promete ayudas federales a las víctimas

internacional

| 30.05.2011 - 13:12 h

Luz Fraile

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El presidente estadounidense Barack Obama ha calificado de "tragedia nacional" el tornado que devastó a Joplin, una pequeña ciudad de Missouri, con un saldo de al menos 142 muertos.

"Esta no es sólo su tragedia. Es una tragedia nacional y habrá una respuesta nacional", ha asegurado durante su visita a Joplin, donde ha asistido en la Southern State University, a un servicio en memoria

de los 142 fallecidos.

"No nos vamos a ningún lado", dijo Obama al rendir tributo a los muertos causados por uno de los tornados más mortíferos de la historia estadounidense.

Con vientos de hasta 320 km/h, el tornado afectó unos 8.000 edificios de Joplin

"Estaremos con ustedes a cada paso del camino", agregó, levantando su voz sobre los aplausos. "Las cámaras pueden irse, el reflector cambiar de dirección. Pero estaremos con ustedes en cada paso del camino hasta que Joplin se reconstruya y esta comunidad vuelva a estar de pie", dijo.

El presidente Obama también felicitó a los voluntarios: "algunos de ustedes utilizaron sus camionetas como ambulancias, llevando a los heridos sobre puertas que sirvieron de camillas. Sus restaurantes han ofrecido comida a los que la necesitan. Los negocios han llenado camiones con donaciones. Han hecho colas de horas para donar sangre".

Antes de la ceremonia, el mandatario recorrió durante media hora junto al gobernador de Missouri, Jay Nixon, un barrio de Joplin devastado por el tornado y saludó a los habitantes apostados frente a sus viviendas reducidas a escombros. Entre ellos un adolescente al que el presidente Obama firmó un autógrafo en la camiseta y un niño, que impactado por la visita, a penas pudo articular palabra.

El número exacto de desaparecidos por ell tornado aún se desconoce, pero podrían superar los 40. Los familiares de las víctimas no pueden identificar los cuerpos en la morgue, ya que las autoridades les han informado que prefieren determinar las identidades con pruebas de ADN e impresiones digitales, para estar seguros al cien por cien.

El tornado causó unos 3.000 millones de dólares en daños, según una estimación de la empresa especializada Eqecat, que sólo toma en cuenta los bienes asegurados.

A fines de abril, una serie de tornados afectó el sureste de los Estados Unidos, dejando un saldo de 354 muertos y enormes daños materiales.