Obama anuncia que visitará Cuba en marzo

"Será bienvenido en Cuba con hospitalidad", dice la Cancillería cubana

Disidentes cubanos esperan poder ver a Obama y que se pronuncie sobre los DDHH

La Casa Blanca no espera un encuentro entre Obama y Fidel Castro en Cuba

Raúl Castro y Obama

internacional

| 18.02.2016 - 17:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de EEUU, Barack Obama, anuncIÓ a través de la red social Twitter que viajará a Cuba en marzo, con lo que será el primer gobernante estadounidense en ejercicio que visita la isla en 88 años. La Casa Blanca precisó en un comunicado que la visita de Obama a Cuba, acompañado de su esposa, Michelle Obama, tendrá lugar el 21 y 22 de marzo.

Después, el matrimonio, acompañado por sus dos hijas, Malia y Sasha, visitará Argentina el 23 y 24 de marzo. "El próximo mes viajaré a Cuba para promover el progreso y los esfuerzos que pueden mejorar la vida de los cubanos", dice Obama en su cuenta oficial de Twitter.

En otro tuit, Obama enfatiza que, pese al proceso de normalización de las relaciones bilaterales, todavía existen "diferencias" con el Gobierno cubano y prevé abordarlas "directamente" durante su visita. "Estados Unidos siempre defenderá los derechos humanos en todo el mundo", subraya el presidente.

Obama destaca, además, el "progreso significativo" obtenido desde el inicio, hace 14 meses, del proceso de normalización de las relaciones bilaterales, que ha permitido, entre otras cosas, la reapertura de las respectivas embajadas de EEUU y Cuba en La Habana y Washington.

Mientras, la Casa Blanca adelantó que, además de mantener una reunión bilateral con el presidente cubano, Raúl Castro, Obama quiere tener encuentros en la isla con "miembros de la sociedad civil, empresarios y cubanos" de a pie. Esta "visita histórica" es una "nueva demostración del compromiso del gobernantes estadounidense para dar un nuevo rumbo a las relaciones entre Estados Unidos y Cuba", agrega la Casa Blanca.

Con el viaje de Obama a Cuba, esta será la primera vez que un presidente de EEUU en activo pisa territorio cubano desde que lo hizo Calvin Coolidge en enero de 1928. En esa ocasión, con motivo de la sexta Conferencia Internacional Anual de Estados Americanos que se celebraba en La Habana, Coolidge fue recibido por el entonces presidente de Cuba, Gerardo Machado.

El pasado mes de diciembre, Obama ya adelantó en una entrevista con el portal de internet Yahoo que esperaba poder visitar Cuba en 2016, en su último año de mandato, pero aclaró que solo haría ese viaje si se daban las condiciones para reunirse con disidentes en la isla. "Si voy de visita (a Cuba), parte del trato es que voy a poder hablar con todo el mundo", explicó Obama entonces.

"He dejado muy claro en mis conversaciones directas con el presidente (Raúl) Castro que continuaríamos los contactos con aquellos que quieren ampliar el alcance de la libertad de expresión dentro de Cuba", afirmó.

En el marco del restablecimiento de las relaciones bilaterales, los dos gobiernos rubricaron este martes un histórico acuerdo sobre aviación civil que permitirá una conexión regular de vuelos comerciales entre ambos países por primera vez en más de cinco décadas.

Uno de los temas que sigue obstaculizando la normalización plena es el embargo económico que pesa sobre Cuba y cuyo levantamiento completo depende del Congreso de EEUU, aunque Obama ha dictado varios decretos ejecutivos para flexibilizar los viajes y algunas transacciones comerciales.

Por otro lado, la Casa Blanca precisa que, en Buenos Aires, Obama se reunirá con el presidente argentino, Mauricio Macri, para dialogar sobre su "agenda de reformas" y "reconocer sus contribuciones a la defensa de los derechos humanos en la región".

El objetivo de Obama en Argentina es aumentar la cooperación bilateral en una serie de áreas como el comercio, las energías renovables, la lucha contra el cambio climático y la seguridad ciudadana.

La Casa Blanca no prevé que se produzca un encuentro entre el presidente Barack Obama y el histórico líder de la revolución Fidel Castro durante la visita que el mandatario estadounidense hará en marzo a Cuba con el objetivo de ampliar los avances logrados con la normalización bilateral.

"No esperaría un encuentro con Fidel Castro. Raúl Castro es el presidente de Cuba y Obama se verá con el presidente Castro", explicó hoy durante una rueda de prensa Ben Rhodes, asesor adjunto de seguridad nacional de la Casa Blanca.

La vista de Obama, la primera de un presidente en activo a Cuba en 88 años, se producirá entre el 21 al 22 de marzo junto a su esposa, Michelle, con quien se desplazará posteriormente a Argentina, donde la familia presidencial al completo, incluidas sus hijas Malia y Sasha, realizará una visita el 23 y 24 de marzo.

OBAMA SERÁ BIENVENIDO EN CUBA CON HOSPITALIDAD, DICE LA CANCILLERÍA CUBANA

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, será recibido en Cuba "con la hospitalidad que caracteriza" al país caribeño, según afirma hoy la Cancillería cubana en un mensaje en la red social Twitter".

"El mandatario estadounidense será bienvenido por el Gobierno de #Cuba y su pueblo, con la hospitalidad que la caracteriza", dice en un tuit la directora general para EEUU de la Cancillería cubana, Josefina Vidal, que comparecerá ante los periodistas para pronunciarse sobre la visita de Obama a Cuba el próximo mes de marzo.

Barack Obama, acompañado de su esposa Michelle, visitará Cuba el 21 y 22 de marzo y será el primer gobernante estadounidense en ejercicio que visita la isla en 88 años. "El próximo mes viajaré a Cuba para promover el progreso y los esfuerzos que pueden mejorar la vida de los cubanos", dijo hoy jueves Obama en su cuenta oficial de Twitter.

La visita tendrá lugar quince meses después del anuncio que Obama y el presidente de Cuba, Raúl Castro, realizaron el 17 de diciembre de 2014 sobre el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, tras más de cincuenta años de enemistad.

Cuba y Estados Unidos restablecieron formalmente sus lazos diplomáticos y reabrieron sus embajadas en Washington y en La Habana el 20 de julio de 2015, para iniciar a continuación el camino hacia la normalización total de sus relaciones, un proceso donde los principales escollos son aún el embargo a la isla y la situación de los derechos humanos en el país caribeño.

DISIDENTES CUBANOS ESPERAN PODER VER A OBAMA Y QUE SE PRONUNCIE SOBRE LOS DDHH

Varios disidentes cubanos confiaron en que el presidente de EEUU, Barack Obama, haga "un espacio" para reunirse con la sociedad civil durante su visita a Cuba y esperan que se pronuncie sobre la situación de los Derechos Humanos en el país.

En declaraciones a Efe, líderes de tres grupos opositores al Gobierno cubano reaccionaron de forma diversa al anuncio del viaje de Obama a Cuba el 21 y 22 de marzo, pero coincidieron en sus deseos de que EEUU apoye los esfuerzos de los activistas cubanos por la "democratización de la sociedad".

El expreso político José Daniel Ferrer, que encabeza la disidente Unión Patriótica de Cuba, ve como "muy positiva" la visita de Obama y garantiza que su grupo le dedicará la "más cordial de las bienvenidas" en nombre de los "cientos de personas que en el país luchan pacíficamente por la democracia".

Ferrer afirmó que los cubanos "respetan y admiran" al presidente estadounidense y advirtió que "las campañas antiestadounidenses del Gobierno cubano no han logrado su cometido entre el pueblo". "Esperamos que tenga un espacio para oír las opiniones de un sector representativo de la sociedad civil cubana", señaló el.