Obama anuncia la renuncia del jefe de Impuestos Internos por acoso a conservadores

"Las filtraciones a la prensa sobre la seguridad ponen en peligro a las personas"

internacional

| 16.05.2013 - 07:33 h
REDACCIÓN
Más sobre: obamaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de EEUU, Barack Obama, anunció hoy la renuncia del comisionado interino del Servicio de Impuestos Internos (IRS, en inglés), Steven Miller, por el "inexcusable" descubrimiento de que la agencia hizo un excesivo escrutinio a grupos de tendencia conservadora. "El secretario del Tesoro (Jacob) Lew ha dado un primer paso al solicitar y aceptar la renuncia del comisionado interino del IRS", anunció Obama en una declaración a la prensa desde la Sala Este de la Casa Blanca.

"Dada la controversia que ha rodeado esta auditoría, es importante instituir un nuevo liderazgo que pueda ayudar a restaurar la confianza de ahora en adelante", agregó el presidente.Miller estaba al frente de la agencia de recaudación de impuestos estadounidense desde finales del pasado año y se enteró por primera vez de las polémicas prácticas en mayo de 2012, según informes de prensa estadounidense.

En un mensaje interno a sus empleados, Miller confirmó que abandonará la agencia "a principios de junio", porque "hay una necesidad fuerte e inmediata de restaurar la confianza pública en la agencia de impuestos del país".Su dimisión es una de las medidas que Obama ha ordenado implantar para depurar responsabilidades por el escándalo.

Obama hizo el anuncio tras reunirse con Lew y otros altos funcionarios del Tesoro en la Casa Blanca para revisar el informe que destapó las prácticas, elaborado por el inspector general del IRS."Es inexcusable, y el pueblo estadounidense tiene derecho a estar enfadado, y yo estoy enfadado. No lo toleraré en ninguna agencia del Gobierno, especialmente en el IRS", subrayó Obama, que afirmó que la Hacienda estadounidense "tiene que operar con absoluta integridad".

Según un extracto del informe publicado este lunes por el diario The Washington Post, el IRS impuso desde 2010 un escrutinio especialmente exigente a grupos que tenían las palabras "Tea Party" o "patriota" en su nombre, y también a otros que eran simplemente críticos con el Gobierno de Obama."Vamos a poner en práctica nuevas medidas de prevención para asegurarnos de que este tipo de comportamiento no pueda volver a ocurrir", indicó el mandatario, que anunció además que ha ordenado a Lew "asegurarse de que el IRS empiece a implementar de inmediato las recomendaciones" del inspector general.

Afirmó además que la Casa Blanca "trabajará con el Congreso" en sus audiencias sobre el asunto, en las que pidió que no entren "agendas políticas o partidistas", porque ha quedado claro que "todo el mundo cree que lo revelado en el informe es indignante"."La buena noticia es que puede arreglarse. Y nos interesa a todos trabajar juntos para arreglarlo", apuntó.

"Haré todo lo que esté en mi poder para asegurarme de que nada como esto vuelva a ocurrir, haciendo que los responsables rindan cuentas, imponiendo nuevos controles y salvaguardas y, en el futuro, asegurándome de que la ley se aplica como se debe", además de ser "clara" y no "demasiado ambigua", dijo Obama.

Según adelantó hoy el secretario de Justicia, Eric Holder, las supuestas irregularidades del IRS pueden incluir violaciones de los derechos civiles y de la conocida como Ley Hatch, que prohíbe a los empleados federales participar en ciertas actividades vinculadas a partidos políticos.

ESPIONAJE A PERIODISTAS

El presidente de EEUU, Barack Obama, subrayó hoy que las filtraciones a la prensa relacionadas con la seguridad nacional "pueden poner en peligro a personas", en alusión al caso del espionaje telefónico realizado por su Gobierno a la agencia de noticias Associated Press (AP).

Durante una rueda de prensa junto con el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, en la Casa Blanca, Obama destacó también la necesidad de que exista un "equilibrio" entre la seguridad nacional y la protección de la libertad de prensa.

Obama dijo también que mantiene su "plena confianza" en su secretario de Justicia, Eric Holder, cuyo departamento recopiló de forma secreta los registros de 20 líneas telefónicas de AP entre abril y mayo de 2012.