No se espera encontrar más supervivientes de la patera naufragada en Alhucemas

El naufragio se salda con 14 muertos, 17 personas recuperadas y 40 desaparecidas

Catorce de los fallecidos serán enterrados este viernes en Motril

Los supervivientes sufren hipotermia, agotamiento y pánico

internacional

| 26.10.2012 - 07:51 h
REDACCIÓN
Más sobre: paterasSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil mantiene operativo el dispositivo del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) y varios buques disponibles para la localización del resto de personas que viajaban en la patera naufragada a unas 10 millas del puerto marroquí de Alhucemas, que se calcula que pueden ser 41. Según la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no esperan encontrar a nadie más con vida, de manera que sólo se habrían salvado un total de 18 personas, de las cuales 17 se encuentran desde la madrugada de este viernes en Motril (Granada). Salvamento Marítimo ha dado por cerrado el dispositivo, pero la Guardia Civil sigue manteniéndose alerta aunque en aguas españolas.

Los 14 fallecidos encontrados hasta ahora --12 hombres y dos mujeres--, a los que ya se les ha practicado la autopsia, serán enterrados en el cementerio de Motril, y el Ayuntamiento de esta localidad, gobernado por Luisa García Chamorro (PP), ya ha ofrecido su ayuda para la organización del sepelio.

En declaraciones a los periodistas en Granada, Crespo ha lamentado esta nueva "tragedia" en las costas y, aunque ha apuntado a la escasas posibilidades de encontrar a nuevos supervivientes, ha confiado en que este viernes pueda darse "alguna noticia positiva". La delegada ha reseñado el diálogo abierto entre el Gobierno español y el marroquí tras conocer el naufragio de esta patera, y ha justificado que el país norteafricano no participara en el dispositivo de localización y rescate en su escasez de medios.

"España cuenta con un dispositivo muy amplio con el que no cuenta Marruecos", ha indicado Crespo, que ha confirmado que sólo uno de los 18 supervivientes, dada la gravedad de su estado, fue trasladado a Alhucemas para su atención sanitaria. El resto, según ha incidido, se encuentran en buen estado de salud, con síntomas de hipotermia.

Según ha confirmado el subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, entre los supervivientes hay una mujer embarazada, y la Guardia Civil no tiene constancia de que hubiera menores entre los tripulantes de la patera, que naufragó por albergar una mayor capacidad de personas de las que podía.

LOS SUPERVIVIENTES SUFREN HIPOTERMIA, AGOTAMIENTO Y PÁNICO

Los supervivientes del naufragio restactados presentaban síntomas de hipotermia grave, agotamiento "extremo", y "pánico", y se encuentran en "en estado de shock" tras más de 36 horas a la deriva en una zódiac de unos nueve metros de eslora.

Así lo han indicado fuentes del operativo de rescate, que han precisado que las 17 personas auxiliadas con vida, un varón en estado grave ha sido trasladado a Alhucemas (Marruecos) para ser atendido por los servicios médicos locales mientras que el resto se dirige a bordo de la Salvamar 'Hamal' al puerto de Motril (Granada), donde está previsto arriben sobre las 23,30 horas. En el grupo, otros dos de los rescatados están "evolucionando de manera favorable" en su estado de salud aunque cuando fueron sacados del agua también precisaban "atención médica urgente".

La embarcación neumática habría partido de las costas de Marruecos a alrededor de las 03,00 de la madrugada del miércoles con un total de 71 personas de origen subsahariano a bordo, según informó un familiar de uno de ellos en una llamada efectuada a Salvamento Marítimo, por lo que habrían permanecido alrededor de 36 horas a la deriva en alta mar.

Las mismas fuentes han trasladado que la travesía era de "riesgo crítico" desde su inicio debido a las "precarias condiciones" en las que viajaban, en una zódiac neumática, de apenas nueve metros de eslora y "sobrecargada", circunstancia a la que han achacado el naufragio ya que las condiciones metereológicas y el estado del mar ha sido bueno en las últimas horas.

BUSQUEDA DESDE LAS 15.00 HORAS DEL MIÉRCOLES

El dispositivo español de búsqueda de la patera, que se inició a las 15,00 horas del miércoles y en el que han participado efectivos del Servicio Marítimo de la Guardia Civil y de operación 'Indalo', así como efectivos marroquíes, se ha retirado de la zona tras rastrear "un amplio cuadrante" en torno al punto donde ha sido localizada, a unas 18 millas náuticas al este de Alhucemas (Marruecos) ya que se ha recuperado a todas las personas que estaban "sobre el agua".

El avión de Salvamento Marítimo 'Sasemar 101' ha localizado la patera a alrededor de las 15,00 horas semihundida y con varios de sus ocupantes en el agua, por lo que se ha lanzado una balsa salvavidas en la que han podido embarcar algunos de ellos, aún con fuerzas. De inmediato, la Salvamar 'Hamal' se ha dirigido a esa posición a unas 18 millas náuticas al este de la costa de Marruecos y, guiada por el Sasemar 101, ha llevado a cabo las tareas de rescate.

Los tripulantes de la embarcación de rescate han podido auxiliar a todas las personas que estaban flotando en el agua aunque algunas de ellas se encontraban ya fallecidas y a los que aún permanecían a bordo de la patera semihundida. Al lugar del rescate se ha desplazado también patrullera 'Río Miño' de la Guardia Civil y dos patrulleras marroquíes. Asimismo el avión 'Sasemar 101' sigue inspeccionando la zona.

El operativo de búsqueda de esta patera comenzó a primera hora de la tarde del miércoles, a raíz de la recepción de la llamada de un informante que comunicó que tenía constancia de la salida de una embarcación desde la costa marroquí, puesto que un familiar suyo viajaba en ella. Los datos aportados apuntaban a que viajaban a bordo 71 personas.

La búsqueda, en la que han participado, además de los medios aéreos y marítimos de Salvamento Marítimo, el avión Cóndor VI de la Operación Indalo, una patrullera de la Guardia Civil Río Miño y dos patrulleras marroquíes, se ha realizado tanto en la zona de responsabilidad de salvamento española como en la marroquí.