Nicolás Maduro prodrá aprobar leyes sin tener que rendir cuentas al Parlamento

Capriles considera una "inmoralidad" dar poderes especiales a Maduro

internacional

| 15.11.2013 - 15:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que con el voto favorable registrado este jueves en la Asamblea Nacional en la primera de las dos votaciones necesarias para aprobar la Ley Habilitante para otorgarle poderes especiales no le parará nadie.

"A ese pueblo humilde, a ese pueblo trabajador yo le digo: yo lo que voy es pa'lante, con fuerza, con todo y ahora con la Habilitante no me para nadie para proteger a este pueblo", dijo Maduro en un acto de Gobierno tras la primera votación de la ley.

La llamada Ley Habilitante, que otorga poderes especiales para legislar al presidente sin control del Parlamento, fue solicitada por Maduro hace más de un mes y hoy fue sometida a una primera discusión en la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) en la que obtuvo el visto bueno de 99 diputados chavistas, y 60 votos en contra.

Con esta primera votación, Maduro queda un paso más cerca de obtener las facultades extraordinarias para realizar leyes sin control parlamentario que, como ya ha adelantado, tendrán influencia en el control de los precios de los productos y márgenes de ganancias de las empresas, así como en más control en la entrega de divisas.

Maduro dijo que fue un debate con dos posiciones en el que "lamentablemente la bancada de la derecha, los diputados y diputadas de la derecha justificando a los especuladores, justificando y apoyando la especulación".

"Me llamó la atención lo siguiente: que en la oposición no habló ninguno de sus principales líderes, no hablaron los líderes parlamentarios, ¿por qué será?", indicó el presidente venezolano, a pesar de que jefes de bancada como la diputada Dinorah Figuera, del opositor Primero Justicia, tomaron la palabra.

El presidente venezolano reiteró que entre las razones que le llevaron a presentar la Habilitante está la lucha contra los corruptos "tengan el color que se quieran poner. Si un corrupto se quiere disfrazar de rojo rojito por él también voy a ir", agregó. Por otra parte, señaló a la lucha contra la "guerra económica" que, según él, desarrolla la oposición y el empresariado "parasitario" contra el Gobierno y contra el pueblo.

El chavismo logró la mayoría cualificada de tres quintos de la cámara para la aprobación en esta primera discusión de la ley gracias al diputado Carlos Flores, que sustituyó el martes a la legisladora Mercedes Aranguren, una chavista disidente.

La AN levantó el martes la inmunidad parlamentaria de Aranguren para que fuera procesada por delitos anteriores a 2010, cuando fue elegida por el gubernamental Partido Socialista Unido de Venezuela, algo que fue tildado de fradulento por la oposición.

CAPRILES CONSIDERA UNA "INMORALIDAD" DAR PODERES ESPECIALES A MADURO

El líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles, consideró "una inmoralidad" que el jefe de Estado, Nicolás Maduro, quiera tener más poder a través de una Ley Habilitante que le permita legislar sin control del Parlamento, norma que hoy superó la primera de las dos votaciones necesarias.

"¿No les parece suficiente el poder que tienen? Me parece una inmoralidad que Nicolás Maduro quiera tener más poder, cuando lo que hay es que quitárselo porque está destruyendo a Venezuela", dijo Capriles en un acto que encabezó en el estado Anzoátegui donde ofreció un discurso difundido en un comunicado.

"El Gobierno estaba buscando al diputado 99 y cómo lo consiguieron: suspendieron a una diputada de Monagas. Hablan de corrupción y miren de qué se valen, de la corrupción judicial para obtener un voto", reclamó Capriles.

El opositor se refirió así a los 98 votos con los que contaba el chavismo y a los 99 que necesitaba para alcanzar la mayoría cualificada de tres quintos requerida para entregar los poderes especiales solicitados hace más de un mes por Maduro.