Napolitano inicia las consultas para formar gobierno tras la dimisión de Berlusconi

Bossi anuncia que pasará a la oposición y que no apoyará al Gobierno Monti

internacional

| 13.11.2011 - 11:35 h
REDACCIÓN

El jefe del Estado italiano, Giorgio Napolitano, comienza hoy las consultas con los representantes políticos del país, tras las que decidirá la convocatoria de elecciones anticipadas o la formación de un Gobierno de transición, después de la dimisión ayer del primer ministro Silvio Berlusconi.

Berlusconi presentó su dimisión a Napolitano después de que la Cámara de los Diputados aprobara de forma definitiva la Ley de Presupuestos para 2012, que contenía las reformas económicas exigidas por la Unión Europea (UE) a Italia.

'Il Cavaliere' ya había anunciado el pasado martes su intención de dimitir cuando se aprobaran en el Parlamento dichas medidas, en un momento en el que Italia atraviesa una delicada situación debido a la desconfianza que generan sus cuentas -su deuda pública gira en torno al 120 % del PIB- y sus perspectivas de crecimiento.

La marcha de Berlusconi fue acogida con alegría por cientos de italianos en Roma, que salieron a la calles de la capital donde festejaron su salida del poder.

Todo parece indicar que para solucionar esta crisis de Gobierno, abierta tras la dimisión de Berlusconi, finalmente se optará por la formación de un Gobierno técnico con el economista y excomisario europeo Mario Monti, de 68 años, al frente.

Monti fue designado senador vitalicio el pasado miércoles por el jefe del Estado italiano, en lo que ha sido interpretado como un respaldo a su candidatura, que también recaba apoyos internacionales, como el del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel.

El economista cuenta además con un amplio apoyo entre las fuerzas parlamentarias italianas y en las últimas horas parece que se han disipado las reticencias que existían en el seno del partido de Berlusconi, el Pueblo de la Libertad (PDL), para brindarle su apoyo en un posible Gobierno de transición.

El primero que acudirá hoy al Quirinal, sede de la jefatura del Estado, para las consultas es el presidente del Senado, Renato Schifani, tras lo que Napolitano recibirá al presidente de la Cámara de los Diputados, Gianfranco Fini.

Tras los presidentes de ambas cámaras del Parlamento, el presidente de la República se reunirá con las diferentes fuerzas políticas del país, así como con sus antecesores en el cargo, Oscar Luigi Scalfaro (1992-1999) y Carlo Azeglio Ciampi (1999-2006).

Está previsto que las consultas concluyan alrededor de las 18.00 hora local (17.00 GMT) y los expertos han indicado que la intención del jefe del Estado es la de acelerar los tiempos lo máximo posible para dar una respuesta a esta crisis de Gobierno, con el fin de calmar a los mercados y evitar que Italia viva una nueva jornada negra el lunes en la Bolsa.

DI PIETRO DICE QUE SU APOYO AL GOBIERNO MONTI DEPENDERA DEL PROGRAMA

Di Pietro dice que su apoyo al Gobierno Monti depende del equipo y programa

El líder del opositor Italia de los Valores (IDV), el exmagistrado Antonio Di Pietro dijo hoy que espera conocer el futuro equipo de Gobierno de Mario Monti, el programa, y sobre todo, el tiempo de duración del nuevo Ejecutivo para decidir si apoya o no el voto de confianza en el Parlamento.

"Juzgaremos su equipo y su programa", dijo al salir de la ronda de consultas que el presidente de la República", Giorgio Napolitano lleva a cabo.

Napolitano comenzó hoy las consultas con los representantes políticos, tras lo que decidirá la convocatoria de elecciones anticipadas o la formación de un Gobierno de transición, después de la dimisión ayer del primer ministro, Silvio Berlusconi.

Di Pietro que defendió en un principio la opción de elecciones anticipadas, se mostró ayer de acuerdo en apoyar un Gobierno técnico que liderará el economista, Mario Monti, siempre y cuando el mandato tenga un tiempo determinado.

El exmagistrado adelantó que en el equipo de Monti "no habrá políticos" y reiteró que "hoy es el día de la liberación y se ha cerrado una época oscura".

LA LIGA NORTE PASARA A LA OPOSICION

Por su parte, el líder de la federalista Liga Norte y exsocio de Silvio Berlusconi, Umberto Bossi dijo que no está de acuerdo con un Gobierno técnico en Italia y que, de ser así, la formación pasará a la oposición.

El presidente de la República, Giorgio Napolitano, comenzó hoy las consultas con los representantes políticos del país, tras lo que decidirá la convocatoria de elecciones anticipadas o la formación de un Gobierno de transición, tras la dimisión ayer del primer ministro, Silvio Berlusconi.

"Hemos dicho no a la cama redonda. Será una cama redonda enorme, no tiene necesidad de nosotros. Estaremos en el oposición y vigilaremos", refirió Bossi a los periodistas al salir de la sede de la presidencia de la República.

Bossi hizo saber a Napolitano que no apoyará al nuevo Gobierno y lamentó el hecho de no haber sido invitados a conocer el programa del futuro Ejecutivo.

"Al menos nos hubiera gustado conocer el programa, por eso hemos dicho que no" al Gobierno Monti "después decidiremos en cada ocasión", en referencia a las reformas que presente el Ejecutivo en el Parlamento.

También, Umberto Bossi rechazó el nuevo Ejecutivo porque "tendrá que tomar una decisiones durísimas, deberá hacer también cosas desagradables y queremos saber primero que hará. No damos un mandato en blanco", enfatizó.

"Por esta razón -prosiguió- "al jefe del Estado le hemos dicho que estamos avergonzados porque no conocemos el programa".

Poco antes de Bossi, acudieron a visitar a Napolitano, los portavoces de la Liga en el Senado y en la Cámara de Diputados, Federico Bricolo e Marco Reguzzoni, respectivamente.

"Hemos reiterado nuestro no el Gobierno técnico, la Liga irá a la oposición y será una oposición seria y responsable que defenderá los intereses de nuestro territorio y de nuestra gente", dijo Bricolo.

Reguzzoni, por su parte, aseveró que a la Liga "no le gusta un Gobierno apoyado por la democristiana UDC y por la izquierda (PD) por lo que garantizaremos una oposición de control".