Murdoch viajará a Londres para abordar la crisis de los pinchazos telefónicos

"News of the World" prepara su última edición

internacional

| 09.07.2011 - 16:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El magnate de medios de comunicación Rupert Murdoch llegará a Londres el domingo para intervenir en la crisis desatada tras el anuncio del cierre de su dominical 'News of the World' y la detención de varios periodistas por su presunta implicación en un caso de escuchas ilegales, ha precisado la BBC.

La cadena pública británica había informado previamente de que el multimillonario, dueño del grupo News International, que posee varios periódicos en el Reino Unido, podía llegar hoy mismo a la capital británica.

News International, división de prensa británica integrada en la corporación News Corporation, está inmersa en una grave crisis de credibilidad y con posibles repercusiones penales después de que varios periodistas de su popular dominical 'News of the World' hayan sido detenidos por supuestamente practicar durante años pinchazos telefónicos para obtener exclusivas.

El viernes fue detenido y posteriormente puesto en libertad bajo fianza Andy Coulson, director del periódico entre el 2003 y el 2007, época en que se produjeron las escuchas a personalidades de la vida pública británica.

También fue arrestado e igualmente puesto en libertad Clive Goodman, antiguo corresponsal de realeza del rotativo, quien ya cumplió una pena de cuatro meses en el 2007 por interceptar buzones de móviles, incluidos de la Familia Real británica, en colaboración con el detective Glen Mulcaire, también convicto.

Otros tres periodistas del rotativo han sido detenidos y puestos en libertad condicional mientras continúa la investigación.

La detención de Coulson bajo sospecha de corrupción e interceptación de teléfonos mientras era director del 'News of the World' tiene implicaciones para el Gobierno, ya que el periodista de 43 años fue jefe de prensa del primer ministro, David Cameron, cargo del que dimitió en enero. Coulson siempre ha mantenido que no estaba al tanto de las actividades ilegales que realizaban reporteros del tabloide bajo su dirección.

Aunque el caso de las escuchas ilegales por parte de empleados del 'News of the World' lleva años acaparando la atención mediática, esta semana se ha complicado al descubrirse que no sólo se habían pinchado móviles de famosos, sino también los de una niña asesinada y de familiares de soldados muertos en Irak.

Ante la indignación que provocaron estas revelaciones, Cameron anunció este viernes que se pondrá en marcha una investigación judicial y otra sobre ética periodística, al margen de la pesquisa policial que realiza Scotland Yard sobre el escándalo.

El jefe del Gobierno ha defendido su decisión de contratar a su amigo Coulson como jefe de prensa, a quien pidió "garantías" de su inocencia, y ha dicho que asume su responsabilidad.

El presidente del grupo News International, James Murdoch -hijo de Rupert Murdoch-, anunció el jueves el cierre del dominical 'News of the World', el de mayor tirada del país, tras su edición de este domingo para intentar zanjar el asunto de las escuchas.

Sin embargo, esta decisión, que pone fin a 168 años de historia de la cabecera con el posible despido de 200 trabajadores, es vista en círculos políticos y empresariales como una operación de lavado de cara para proteger los intereses del grupo, cuyas acciones han caído en Bolsa y ha perdido publicidad.

La consejera delegada de News International y antigua directora de 'News of the World' Rebekah Brooks, de quien cada vez más voces en este país piden la dimisión, informó el viernes a la plantilla de que dejará de dirigir la investigación interna por conflicto de intereses.

"News of the World" prepara su última edición

El periódico sensacionalista británico 'News of the World' ultima su última edición, que se publicará este domingo con una tirada doble de 5 millones de ejemplares, a la espera de que llegue a Londres su propietario, Rupert Murdoch, para intervenir en la crisis por las escuchas ilegales.

El director del dominical, Colin Myler, declaró de camino a la redacción que era "un día muy triste" para los empleados y dijo tener en mente al equipo de 280 personas "con talento" que afrontan la pérdida de su empleo por el cierre de la cabecera.

El presidente de News International, James Murdoch -hijo del magnate Rupert Murdoch-, anunció el jueves la clausura del 'News of the World', uno de los periódicos más populares de ese grupo, a fin de zanjar el escándalo por las escuchas ilegales a móviles de gente famosa supuestamente practicadas durante años por periodistas del rotativo para obtener exclusivas.

Se prevé que la edición de este domingo, que no llevará anuncios publicitarios y cuya recaudación se destinará a organizaciones benéficas, haga un repaso de las noticias más destacadas publicadas por el tabloide, que se fundó en 1843.

"Nos iremos con un bombazo", anticipó vía Twitter el subdirector de la sección de política, Jamie Lyons, mientras se finaliza un periódico destinado a convertirse en pieza de coleccionista.

El mismo día del adiós se espera que llegue a Londres Rupert Murdoch, dueño de News Corporation -matriz de la rama británica News International-, para asumir la gestión de una crisis que amenaza con hundir la reputación de su imperio.

A la espera de la llegada del magnate de 80 años, el portavoz de cultura del opositor Partido Laborista, Ivan Lewis, ha pedido por carta al primer ministro, David Cameron, que acelere la puesta en marcha de las dos investigaciones sobre el caso anunciadas, que deben examinar, respectivamente, posibles ilegalidades cometidas en el 'News of the World' y otros rotativos del país y evaluar los estándares éticos de la prensa británica. Si no se empieza a investigar pronto, con el cierre del periódico se corre el riesgo de perder pruebas materiales clave para las pesquisas, argumentó Lewis.

Por su parte, una portavoz del 'News of the World' desmintió una información publicada por 'The Guardian' que aseguraba que la Policía británica investiga acusaciones de que una persona de la plantilla destruyó miles de correos electrónicos potencialmente inculpadores en dos veces el pasado enero.

"Esta afirmación es basura", insistió la fuente, que subrayó que el periódico está "cooperando activamente con la Policía" y "no ha destruido ninguna prueba".

Varios periodistas del 'News of the World' han sido detenidos por su vinculación con la práctica de pinchar teléfonos para obtener exclusivas.

El viernes fueron detenidos, y posteriormente liberados bajo fianza, Andy Coulson, director del periódico de 2003 a 2007, época en que se produjeron las escuchas, y Clive Goodman, ex corresponsal de realeza del rotativo, quien ya cumplió una pena de cuatro meses en 2007 por interceptar buzones de móviles, incluidos de la Familia Real británica, en colaboración con el detective Glen Mulcaire, también convicto.

Además, fue arrestado y liberado también otro individuo de 63 años, supuestamente un detective privado, que se suma a otros tres periodistas del rotativo detenidos el pasado abril y que actualmente están en libertad condicional.

La detención de Coulson bajo sospecha de corrupción e interceptación de teléfonos, cargos que niega, tiene implicaciones para el Gobierno, ya que el periodista de 43 años fue jefe de prensa de Cameron, puesto del que dimitió en enero.

Aunque el caso de las escuchas ilegales por empleados del tabloide lleva años acaparando la atención mediática, esta semana se ha complicado al descubrirse que no sólo se habían pinchado móviles de famosos, sino también los de víctimas de asesinatos célebres y familiares de soldados muertos en Irak.

En una comparecencia ante la plantilla, la consejera delegada de News International y antigua directora del dominical, Rebekah Brooks -de quien muchos políticos han pedido la dimisión-, insinuó ayer que en el futuro se conocerán más razones que explicarán el abrupto cierre del periódico.

Con la escalada del escándalo de las escuchas, la reputación de News Corporation está en entredicho, y la Iglesia de Inglaterra avisó de que retirará su inversión de casi 4 millones de libras (4,5 millones de euros) en acciones del grupo si no se investiga a los directivos que pudieron estar implicados en el caso.

Las acciones de las empresas de Murdoch han caído esta semana, resultando particularmente afectado el canal de televisión de pago BSkyB, del que News Corp posee el 39 % y del que aspira a adquirir la totalidad, una operación que ha sido ahora postergada.