Murdoch se confiesa avergonzado y pide perdón en el Parlamento

Un intento de agresión al magnate obligó a suspender brevemente su comparecencia

internacional

| 19.07.2011 - 16:43 h
REDACCIÓN
Más sobre: MurdochSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La comparecencia de Rupert Murdoch y su hijo James ante una comisión del Parlamento británico por las escuchas ilegales fue suspendida hoy durante unos 15 minutos después de que un espectador tratase de abalanzarse sobre el magnate.

Según se vio en la cadena pública BBC, un hombre con camisa a cuadros fue detenido por la Policía tras el incidente, en el que al parecer trató de lanzar un plato con espuma de afeitar.

La esposa del multimillonario, Wendi, se interpuso entre su marido y el atacante, al que dio un manotazo, para intentar evitar el impacto, mientras que James Murdoch también se levantó sobresaltado.

Un cuarto de hora después del incidente, que causó revuelo en la sala, se retomó la larga comparecencia, en la que los Murdoch deben explicar hasta qué punto conocían la practica de las escuchas ilegales que se realizaban en sus periódicos británicos.

Previamente, el magnate de la prensa Rupert Murdoch había pedido perdón ante el Parlamento británico por los pinchazos telefónicos del tabloide "News of the World", que decidió cerrar, según dijo, por sentirse "avergonzado".

"Es el día en que me siento más humilde de toda mi vida", dijo el magnate, de 80 años, al comparecer junto a su hijo James Murdoch en el Comité de Medios de Comunicación de la Cámara de los Comunes en relación con el escándalo de las escuchas que ha causado conmoción en el Reino Unido y amenaza a su imperio periodístico.

El presidente y consejero delegado de News Corporation, segundo grupo de comunicación del mundo, aseguró que él no era responsable del escándalo e insistió en que "News of the World" suponía solo "menos del 1 por ciento" de su grupo.

"No es una excusa, sino una explicación...53.000 personas trabajan para mí", indicó en el Parlamento Murdoch, quien en varias ocasiones aseguró desconocer el alcance de los pinchazos telefónicos practicados por el tabloide, cerrado hace una semana.

Durante la comparecencia, a Rupert Murdoch se le vio por momentos dubitativo y se tomó tiempo antes de responder a las preguntas, algunas de las cuales parecía tener dificultades para escuchar.

El dueño de periódicos como "The Sun" y la cadena estadounidense "Fox" confesó sentirse "impresionado, horrorizado y avergonzado" cuando hace dos semanas se enteró de que entre los teléfonos intervenidos por los periodistas del "News of the World" estaba el de una niña asesinada.

Rupert Murdoch señaló que la "vergüenza" que sintió por lo ocurrido fue la que le llevó a decidir hace una semana el cierre del tabloide cuando era el periódico más vendido del Reino Unido, con 2,7 millones de ejemplares.

En su declaración, Rupert Murdoch dijo que fue invitado por el primer ministro británico, David Cameron, a tomar el té en la residencia oficial de Downing Street, tras la victoria electoral de su partido, el conservador, en 2010, pero comentó que le obligaron a acceder por la puerta de atrás.

En la campaña electoral, Murdoch manifestó su apoyo a Cameron después de haber respaldado durante años al Laborismo.

Entre otras cosas, el magnate de la prensa dijo no tener constancia de que en Estados Unidos fuesen pinchados los teléfonos de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Antes de comenzar la sesión, James Murdoch intentó leer una declaración pero no le fue permitido por el presidente del comité, que sí le autorizará presentarla por escrito.

James Murdoch, presidente de News Corp en Europa y de la plataforma digital de televisión BSkyB, fue quien tomó la palabra en primer lugar, para asegurar que a finales de 2010 fue cuando descubrieron nuevas pruebas sobre las escuchas.

En 2008 y 2009 no tenían constancia de que hubiera esa extensión de las escuchas, aseguró James Murdoch, de 38 años.

"Nuestra determinación es arreglar las cosas y asegurarnos de que no vuelven a ocurrir, y ser la empresa que siempre hemos querido ser", indicó James Murdoch.

En ciertos momentos, James Murdoch quiso responder por su padre a las preguntas, algo que le fue denegado por considerar los diputados que Rupert Murdoch es el máximo responsable del imperio periodístico dueño del dominical "News of the World".