Mueren 37 personas en Siria, mientras grupo de observadores evalúa situación

internacional

| 20.03.2012 - 19:29 h
REDACCIÓN
Más sobre: siriaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Al menos 37 personas murieron hoy en Siria, entre ellas dos menores y dos mujeres, según un grupo opositor, en una nueva jornada de violencia que coincide con la presencia en el país de un grupo de observadores internacionales.

Los Comités de Coordinación Local (CCL) informaron en un comunicado de que el mayor número de víctimas se registró en Homs (centro), donde fallecieron 16 personas, mientras que al menos otras nueve perdieron la vida en Idleb (noroeste) y cinco en Hama (centro)

Los ataques de las fuerzas leales al régimen de Bachar al Asad también causaron tres muertos en la periferia de Damasco, y uno en la capital, en Alepo (norte), en Deir el Zur (este) y en Latakia (noroeste), respectivamente.

El grupo de activistas opositores denunció que se escucharon numerosas explosiones en barrios de Homs y que grandes columnas de humo se levantaron sobre la ciudad.

En concreto, en el barrio de Al Hamidiye las fuerzas de seguridad irrumpieron en varias viviendas y dispararon indiscriminadamente desde una comisaría.

Mientras, en la provincia de Idleb, aviones militares sobrevolaron varias localidades fronterizas con Turquía, según los CCL, que indicaron que las tropas incendiaron al menos seis viviendas en Yabal al Zauya y que en Jan Sheijun hay numerosos francotiradores apostados en los edificios.

Las otras zonas afectadas por la violencia fueron Hama, donde se ha desplegado un elevado número de efectivos de seguridad, y las inmediaciones de Damasco, sobre todas las poblaciones de Duma, Harasta y Saqba.

Estos sucesos se producen pese a que observadores de la ONU y de la Organización de la Cooperación Islámica (OCI), que llegaron ayer a Siria, efectúan su misión en distintas zonas del país.

El objetivo de la misión, enviada por el mediador internacional para Siria, Kofi Annan, es promover un alto el fuego y evaluar la situación humanitaria.

Los observadores, supervisados por las autoridades sirias, se han desplazado a varias ciudades como Homs, Hama, Tartús (oeste), Alepo y Deraa (sur).