Muere tras someterse a un aumento de gluteos en un hotel de Filadelfia

La joven británica contrató la operación a través de internet

La policía busca a a la presunta autora que usaba silicona industrial

internacional

| 10.02.2011 - 12:36 h

Luz Fraile

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una estudiante británica que viajó a Estados Unidos para someterse a una cirugía ilegal para aumentarse los glúteos, ha muerto por complicaciones médicas. Según la policía Claudia Adusei, fue a Filadelfia donde se hospedó en un hotel con tres amigas que querían realizarse la misma operación.

Después de 12 horas de haberse inyectado silicona industrial, se quejó de fuertes en el pecho y fue llevada a un hospital de urgencia, donde murió.

El procedimiento, que es ilegal, fue contratado a través de internet por un precio de 2.800 dólares, la mitad de lo que cuesta en una clínica legal. Las autoridades norteamericanas buscan a una mujer que realizó la intervención en la habitación del hotel utilizando silicona industrial, un producto que se usa como sellador.

Según el médico forense, la causa del muerte fue esta silicona que al pasar al sistema vascular le produjo a la jóven una parada cardiaca. Según la Sociedad Americana de Cirujía Estética, en este tipo de intervenciones suele usarse grasa de la propia paciente y es necesaria la utilización de un quirófano.

Hace dos años, en noviembre de 2009 la ex miss argentina, Solagne Magnano, de 38 años y madre de gemelos murió de una embolia pulmonar tras someterse a la misma práctica para aumentar los glúteos.