Mubarak dice que no deja el poder hasta septiembre, ante la frustración y enojo de los egipcioslvan a sus casas

Obama le pide a Mubarak un cambio inmediato, pacífico y ordenado, pero ahora

Los Hermanos Musulmanes siguen pidiendo la salida de Mubarak

internacional

| 02.02.2011 - 09:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Ejército aseguró que hace este llamamiento para poner fin a esta revuelta popular sin precedentes "no con el poder de la fuerza, sino con su amor a Egipto"."Vosotros comenzasteis a salir para expresar vuestras peticiones y sois capaces de recuperar la normalidad en Egipto", subrayó el portavoz. Las Fuerzas Armadas continuarán protegiendo Egipto "sea cual sea el desafío", añadió, antes de concluir: "Viva Egipto libre, fuerte y seguro".

No es la primera vez que los militares se dirigen al pueblo, que aplaudió la llegada de los soldados. Hace dos días, el Ejército ya anunció que no actuaría contra los manifestantes. La revuelta popular que sacude Egipto se ha saldado con decenas de muertos y más de 1.500 heridos y ha obligado a Mubarak a nombrar un nuevo Gobierno y asegurar que no se presentará a la reelección.

Las protestas contra el régimen, que comenzaron hace una semana, se recrudecieron el pasado viernes, cuando las autoridades egipcias se vieron forzadas a decretar el toque de queda y sacar al Ejército a las calles.

MUBARAK NO SE VA

El llmamaniento del Ejército se produce a las pocas horas de que el presidente egipcio, Hosni Mubarak, anunciara este martes que no se presentará a las próximas elecciones presidenciales, programadas para septiembre de este año. Mubarak hizo el anuncio en una discurso que fue transmitido por la televisión pública, al final de una masiva jornada de protestas contra su régimen, que comenzó en 1981.

"Os digo con toda sinceridad que, al margen de las actuales circunstancias, no tenía intención de participar en las próximas elecciones", afirmó Mubarak en su discurso, que pronunció hacia las 23.00 hora local (21.00 GMT). "He agotado mi vida sirviendo a Egipto y a su pueblo", añadió.

Mubarak, de 82 años, nunca había anunciado públicamente sus intenciones respecto a los próximos comicios, aunque líderes políticos cercanos al gobernante asumían que se presentaría como candidato. Su hijo menor, Gamal, había surgido como la figura de recambio que tenía preparada el régimen en caso de que Hosni Mubarak se retirara de la carrera presidencial.

CAMBIO DE LEGISLACIÓN

En su discurso, Mubarak dijo que pedirá al Parlamente que cambie la legislación y los artículos de la Constitución en la que se fijan los requisitos para poderse presentar como candidato presidencial. Por ejemplo, el actual esquema, muy rígido, que prácticamente cierra la puerta a candidatos independientes, impide que pueda aspirar a la Presidencia el premio nobel de la paz Mohamed el Baradei, uno de los principales dirigentes de la oposición.

Mubarak confirmó sus intenciones electorales poco después de que medios estadounidenses se hicieran eco de que la Casa Blanca había pedido a Mubarak que no se presentara a la reelección de los comicios de septiembre. El jefe de Estado egipcio, en su mensaje, dijo que pedirá al Parlamento que dé curso a las impugnaciones presentadas por los resultados de los últimos comicios legislativos, en noviembre y diciembre pasado, que se desarrollaron con muchas denuncias de fraude.

Sobre la ola de protestas contra su régimen, que estalló el pasado 25 de enero al calor de la revuelta popular de Túnez, Mubarak dijo que determinados grupos políticos que no identificó están "manipulando y tomando ventaja" de estas manifestaciones. "Se necesita liderazgo para elegir entre el caos y la estabilidad", añadió el gobernante, que se presentó ante las cámaras de televisión en traje oscuro y corbata negra.

Recordó que el fin de semana pasado nombró un nuevo gobierno para responder a las demandas que se le pedían en la calle, y también pidió al vicepresidente, el general Omar Suleimán, recién designado, "que dialogara con todas las fuerzas políticas".

Esta invitación, añadió, fue rechazada por los grupos de la oposición, a los que acusó de "defender simplemente sus agendas".No obstante, insistió en que está comprometido a preservar la seguridad en el país y "preparar el camino para el próximo presidente", y anticipó que en los meses siguientes aplicará medidas para "garantizar una transición en paz".

FRUSTRACIÓN Y ENOJO EN LA PLAZA TAHRIR TRAS LOS ANUNCIOS DE MUBARAK

Los manifestantes que se encuentran desde hace varios días en el centro de la capital egipcia reaccionaron con frustración y enojo al último discurso del presidente Hosni Mubarak, en el que anunció que no tiene intención de buscar su reelección. "La petición es para que se vaya ahora. Se tenía que haber ido hace mucho tiempo", dijo a Efe Mohamed Bolhan, uno de los miles de activistas que esta medianoche continuaban en la plaza Tahrir, después de doce horas de intensas protestas contra Mubarak.

¡¡¡¡LARGATE!!!!

Cuando terminó el discurso, se extendió un abucheo y se generalizaron los gritos contra el gobernante y la demanda para que no esperara a los comicios de septiembre y renuncie ya. "¡Lárgate!" y "¡No queremos a Hosni Mubarak!" eran algunos de los lemas que se repetían esta noche y que se han venido coreando a lo largo de esta jornada y de las anteriores, como parte de la oleada de protestas que comenzó el 25 de enero pasado. "El pueblo se ha cansado del régimen de Mubarak y de los que le rodean", insistió Bolhan.

PARTIDARIOS Y CONTRARIOS DE MUBARAK SE ENFRENTAN EN ALEJANDRÍA

Mientras, partidarios y contrarios al régimen de Hosni Mubarak se enfrentaron a golpes en la ciudad de Alejandría y en la refriega hubo algunos disparos, pero se desconoce si ha habido víctimas, informó la cadena qatarí de televisión Al Yazira.

El suceso se registró en una plaza de esa ciudad a orillas del Mediterráneo, poco después de que Mubarak, en un discurso público, anunciara que no tenía intenciones de presentarse como candidato presidencial para los comicios de septiembre próximo.

OBAMA PIDE A MUBARAK UN CAMBIO INMEDIATO, PACÍFICO Y ORDENADO

El presidente de EEUU, Barack Obama, pidió al jefe del Estado egipcio, Hosni Mubarack, que permita que se inicie en su país un proceso de transición inmediato, pacífico y ordenado. El gobernante estadounidense que habló está noche con el líder egipcio por espacio de una media hora, reveló que Mubarak "reconoce que el status quo no es sostenible y que es necesario un cambio"

En unas breves declaraciones televisadas desde la Casa Blanca, Obama destacó que "lo que está claro, y lo que le indiqué esta noche al presidente Mubarak es mi convicción en que una transición ordenada (...) debe ser pacífica y debe comenzar ahora", subrayó Obama. Añadió que el proceso debe incluir a "un amplio espectro" de voces egipcias de los partidos de oposición y debería conducir a elecciones "libres y justas".

Obama aseguró que EEUU seguirá ayudando a Egipto, un país al que describió como aliado y amigo. "Estamos listos para ofrecer la ayuda que sea necesaria para ayudar al pueblo egipto a afrontar las repercusiones de estas protestas", afirmó el presidente.

Hizo hincapié, por lo demás, en que "no es el papel de ningún otro país" el determinar quienes serán los futuros líderes de Egipto. "Sólo el pueblo egipcio puede hacer eso", destacó. Sus declaraciones llegan después de que Mubarak anunciase hoy en un mensaje televisado a la nación que no se presentará a las próximas elecciones presidenciales programadas para septiembre de este año. "Os digo con toda sinceridad que, al margen de las actuales circunstancias, no tenía intención de participar en las próximas elecciones", afirmó Mubarak en su discurso, que pronunció hacia las 23.00 hora local (21.00 GMT).

Obama vio el discurso de Mubarak en la Sala de Crisis de la Casa Blanca acompañado de sus asesores de seguridad nacional.