Bruselas "entiende" el bombardeo de EEUU a Siria para evitar más ataques químicos

España ve la acción de EEUU en Siria "proporcionada" y apela a una transición política en el país

Moscú encabeza el rechazo al ataque de EEUU en Siria

LA OTAN responsabiliza a Al Asad por el bombardeo estadounidense en Siria

internacional

| 07.04.2017 - 11:03 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, declaró hoy que la Unión Europea (UE) fue informada del bombardeo de EEUU ayer contra Siria, circunstancia que "entiende" para evitar más ataques como el supuesto bombardeo del régimen de Bachar Al Asad con armas químicas contra población civil.

"Juncker ha sido inequívoco en su condena del uso de armas químicas. El uso repetido de estas armas debe tener respuesta. Entiende los esfuerzos para impedir más ataques", señaló la presidencia de la CE en un comunicado.

En el mismo, indicó que Estados Unidos informó a la UE de que bombardearía una base aérea siria de Shayrat como represalia al supuesto ataque con gas sarín de Damasco que mató a unos 80 civiles. El ejecutivo comunitario subrayó que debe marcarse una "clara distinción entre los ataques aéreos contra objetivos militares y el uso de armas químicas contra civiles".

Bruselas renovó su ambición de detener "la espiral de violencia en Siria y trabajar hacia una paz duradera". "Solo una transición política puede llevar a ese resultado. El presidente Juncker y la Comisión Europea en su conjunto están preparados para desempeñar su parte plenamente", concluyó la CE.

ESPAÑA VE LA ACCIÓN DE EEEUU DESPROPORCIONADA

El Gobierno de Mariano Rajoy ha considerado que Estados Unidos ha actuado de forma "proporcionada" en su ataque contra una base militar siria en respuesta al ataque químico del martes en Idlib y ha apelado a que se ponga en marcha un proceso de transición política en Siria que lleve la paz a este país. En un comunicado, el Ejecutivo ha sostenido que el ataque ordenado por Donald Trump en Siria "es una respuesta medida y proporcionada a la utilización por el Ejército sirio de armas químicas contra la población civil del país", en referencia al ataque ocurrido en Jan Sheijat en el que murieron alrededor de un centenar de personas, entre ellos numerosos niños.

Tras recordar que, "el uso de armas químicas está prohibido por el Derecho Internacional y constituye un crimen de guerra cuyos responsables deben ser conducidos ante la justicia", el Gobierno ha puesto en valor que la acción de Washington ha sido "contra una base militar y no contra objetivos civiles" y ha opinado que "sirve para mermar las capacidades militares del régimen de volver a utilizar este tipo de armas contra su población".

Así las cosas, el Gobierno se ha mostrado "partidario de una acción concertada internacional" y ha lamentado que hasta el momento esto no haya sido posible en el caso de Siria por el "bloqueo" en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde Rusia ha vetado varias resoluciones. "España hace un llamamiento para que se ponga en marcha cuanto antes un proceso político de transición", dirigido por Naciones Unidas, ya que "esa es la única fórmula que puede traer la paz definitiva a Siria y garantizar su integridad territorial", ha remachado el Gobierno de Mariano Rajoy.

MOSCÚ ENCABEZA EL RECHAZO AL ATAQUE DE EEUU EN SIRIA QUE APOYAN SUS ALIADOS

El Gobierno ruso encabezó el rechazo, junto al de Damasco y Teherán, al ataque contra Siria de Estados Unidos, que apoyaron sus aliados, entre ellos Turquía e Israel, mientras que Pekín abogó por prevenir un mayor deterioro de la situación.

El presidente ruso, Vladímir Putin, calificó de agresión con un pretexto inventado el ataque contra la base aérea de Shayrat, y advirtió de que la acción militar de Washington daña seriamente las relaciones ruso-estadounidenses. Por su parte, una portavoz del Gobierno chino eludió criticar la acción y consideró que es "urgente prevenir un mayor deterioro" de la situación en Siria, poco después de que el presidente Xi Jinping cenara en Florida con su homólogo estadounidense, Donald Trump.

Tanto Reino Unido como Francia, ambos miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, apoyaron a Washington, que recibió el respaldo de otros aliados europeos como Alemania, España, Italia, Dinamarca o Polonia.

La OTAN consideró el bombardeo estadounidense como una reacción al ataque químico que atribuye al Ejército sirio.

"El régimen sirio ostenta toda la responsabilidad de este desarrollo. La OTAN ha condenado consistentemente a Siria por el uso continuado de armas químicas como una clara violación de las normas y acuerdos internacionales", señaló en un comunicado el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, acusaron al unísono al presidente Al Asad de cargar "en solitario con la responsabilidad" de "la masacre con armas químicas del 4 de abril" en Jan Shijún, en la que la OMS confirmó hoy 84 muertos y 546 heridos. Un portavoz de la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, indicó que la acción militar es "la respuesta apropiada" a la "salvaje" agresión perpetrada por el Ejército sirio contra civiles.

El Gobierno de Turquía, como el de Japón y Australia, manifestó de inmediato su apoyo a las represalias militares por ese ataque, presuntamente con gas sarín, del que responsabilizan al Ejército sirio. Desde Japón, el primer ministro Shinzo Abe dijo que la respuesta militar estuvo destinada a "evitar un mayor empeoramiento de la situación". Asimismo, su homólogo australiano, Malcolm Turnbull, expresó su apoyo al ataque "raudo y justo" que calificó de "respuesta calibrada y proporcionada".

Lamentó que la víspera el Consejo de Seguridad de la ONU no condenase el ataque químico en Siria por el veto ruso. El Gobierno iraní, aliado militar de Damasco, afirmó a través de un portavoz que Teherán considera "peligroso, destructivo y una violación de los principios de la ley internacional perentoria" el uso de esta excusa para tomar medidas unilaterales.

En la región se pronunció el Gobierno israelí, cuyo primer ministro, Benjamín Netanyahu, mostró su "total apoyo" a Trump "Tanto en discurso como en acción, el presidente Trump envió hoy un fuerte y claro mensaje de que el uso y difusión de armas químicas no será tolerado", señaló Netanyahu en un comunicado.

En cuanto a la Liga Árabe no se ha pronunciado, pero sí Arabia Saudí, quien expresó su pleno apoyo. Entre las escasas voces disidentes de Europa que se pronunciaron de inmediato figura la candidata del Frente Nacional a la Presidencia francesa, la ultraderechista Marine Le Pen, que criticó la decisión de atacar estadounidense.

En Suecia, la ministra de Asuntos Exteriores, Margot Wallström, señaló que el bombardeo despierta dudas jurídicas e hizo un llamamiento para que intervenga el Consejo de Seguridad la ONU, al que se sumó Suiza con su apoyo al enviado especial Staffan de Mistura.

Rusia anunció la suspensión de la coordinación militar con Estados Unidos en Siria en respuesta al ataque norteamericano. "La parte rusa suspende la vigencia del memorando que existe para evitar incidentes y garantizar la seguridad de vuelos durante las operaciones (militares) en Siria, firmado con EEUU", señaló el Ministerio de Asuntos Exteriores, en una declaración leída por su portavoz, María Zajárova, y colgada en su web oficial.