Miles de refugiados se apresuran a pasar de Serbia a Hungría

La afluencia de refugiados detiene el tráfico de trenes de Austria a Hungría

internacional

| 10.09.2015 - 12:13 h
REDACCIÓN

Unos 5.000 refugiados de Oriente Medio llegaron en las últimas 24 horas al norte de Serbia, desde donde esperan pasar a Hungría, informó la emisora estatal serbia RTS. Se trata del mayor número registrado en un solo día que ha accedido al centro de recepción de refugiados de Kanjiza, que se encuentra a pocos kilómetros al sur de la frontera con Hungría.

Los recién llegados permanecen poco tiempo en ese centro ya que tratan de pasar la frontera antes del 15 de septiembre, fecha en la que entrará en vigor en Hungría la nueva ley de inmigración que declara un delito entrar en el país ilegalmente.

Por ahora, los refugiados logran pasar por el único lugar en que no hay valla de alambre, la vía férrea Horgos-Reske que une a los dos países vecinos. Ayer, llegaron unos 3.200 refugiados a Belgrado, desde donde los inmigrantes sigue su viaje hacia el norte de Serbia.

Un representante de la comisaría serbia para refugiados e inmigrantes dijo a la agencia de noticias Tanjug que los refugiados no quieren pasar más que unas horas en Belgrado, ante el miedo de llegar después del día 15 a la frontera.

LA AFLUENCIA DE REFUGIADOS DETIENE EL TRÁFICO DE TRENES DE AUSTRIA A HUNGRÍA

Mientras, eEl tráfico ferroviario desde Austria hacia Hungría ha tenido que ser interrumpido hoy debido a la "masiva sobrecarga" de trenes procedentes de este país que transportan a cientos de refugiados que quieren llegar a Viena y continuar luego su viaje hacia Alemania. "La ÖBB (los ferrocarriles austríacos) debe interrumpir transitoriamente el tráfico de trenes hacia Hungría debido a la masiva sobrecarga de trenes procedentes de Hungría", explicó la empresa en un comunicado.

La interrupción no sólo afecta a los trenes hacia Hungría sino también a varias conexiones regionales hacia zonas fronterizas con ese país. La compañía estatal aseguró que está trabajando para poder mantener un tráfico ferroviario estable. La pasada madrugada entraron en Austria procedentes de Hungría unos 3.000 refugiados, que están siendo llevados hacia estaciones en Viena desde las que seguir su viaje.

Los cientos de refugiados que están llegando se suman a los que ya esperan en las estaciones, desbordando tanto la capacidad de albergarlos como de embarcarlos en trenes hacia Alemania. "La fuerte afluencia de personas en combinación con el elevado número que espera en las estaciones para continuar su viaje sobrepasa la capacidad de trenes disponible ya desde primeras horas de la mañana", detalla la ÖBB en su nota.

Pese a que siguen llegando a Viena más refugiados de los que salen, de momento no está prevista la habilitación de trenes especiales hacia Alemania.

"Hacemos todo lo que podemos, pero no es suficiente", reconoció el portavoz de ÖBB en unas declaraciones a la agencia APA.

La situación es tal que la empresa ha pedido que no transporten a más refugiados hacia las estaciones vienesas ya que, de lo contrario, "no puede garantizarse un desarrollo ordenado de la actual situación".

Fuentes de Cáritas, que asiste en las estaciones a los refugiados que llegan y esperan, indicaron a Efe que esperan que unas 7.000 personas pasen hoy por la Estación del Oeste de Viena.