Miles de personas se reúnen para vivir el 'histórico' despegue del Falcon Heavy

La empresa privada SpaceX confía realizar con él en el futuro misiones a Marte

internacional

| 07.02.2018 - Actualizado: 10:11 h

Redacción Agencias

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Miles de personas se congregaron en los alrededores del Centro Espacial Kennedy de la NASA, en Cabo Cañaveral, para asistir al "histórico" despegue del Falcon Heavy, que se retrasó al menos hora y media debido a condiciones meteorológicas adversas.

El gigantesco cohete Falcon Heavy, con el que la empresa privada SpaceX confía en realizar en el futuro misiones a Marte, despegará este martes desde el Centro Kennedy de la NASA en Cabo Cañaveral (Florida) para un viaje de prueba en el que por primera vez se pondrá en el espacio un automóvil.

"El Falcon Heavy es un lanzamiento histórico. No me lo podía perder. Como ser humano presenciar algo así, con estas vistas y oír el ruido, es muy emocionante. Espero que el despegue vaya bien", dijo a Efe Michael Tapes, una de las 2.000 personas que compraron el paquete más exclusivo para ver el lanzamiento, que tiene de tiempo para despegar de hasta las 16.00 hora local (21.00 GMT).

Y la espera de Tapes se prolongó más de lo que él hubiera querido, después de que el presidente de Space X, Elon Musk, propietario de la compañía Tesla, especializada en automóviles eléctricos, anunciara por Twitter que el lanzamiento del Falcon Heavy se retrasaba por vientos un 20% más fuertes de lo permitido.

Con este viaje se trata de probar si el Falcon Heavy, de 70 metros de alto y con capacidad para transportar más de 66 toneladas, puede servir para llevar carga útil al espacio. Un automóvil eléctrico Tesla de color rojo será la carga que el Falcon Heavy dejará en una órbita cercana a Marte si la misión se desarrolla como está previsto.

La última prueba antes del lanzamiento de mañana tuvo lugar el 24 de enero, fue exitosa y consistió en el encendido de los 27 motores del cohete de forma simultánea. Como ocurre con los lanzamientos de los otros cohetes de SpaceX, se espera recuperar tres de los aceleradores que proyectarán mañana en la aeronave.

El de mañana es uno de los lanzamientos más esperados desde las misiones Apolo (1961-1972) que llevaron el hombre a la Luna, tanto que se han puesto entradas a la venta para presenciarlo de cerca y se espera que miles de personas acudan a Cabo Cañaveral. Precisamente el Falcon Heavy está montado en la plataforma LC-39A del Centro Espacial John F. Kennedy de la NASA, la misma desde la que despegaron las misiones Apolo.

El objetivo de SpaceX es utilizar el gigantesco cohete para llevar al espacio satélites más pesados e incluso, en un futuro, a humanos, gracias a su potencia y capacidad solo superada por la aeronave Saturno V, que operó en las misiones Apolo en la década de los 60 y los 70. El Falcon Heavy viajará al espacio a una velocidad de 11 kilómetros por segundo. Inicialmente SpaceX tenía previsto lanzar el Falcon Heavy en 2013.