Miles de personas se manifiestan en Caracas en apoyo al presidente Chávez

La oposición venezolana convoca una marcha en rechazo a la decisión del Supremo

internacional

| 11.01.2013 - Actualizado: 09:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Miles de personas se manifiestan este jueves en las calles de Caracas para manifestar su apoyo al presidente venezolano, Hugo Chávez, que desde principios de diciembre se encuentra en Cuba para ser tratado de un cáncer, coincidiendo con el día en el que el mandatario reelegido debía jurar su cargo.

El martes, el vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, confirmó que el jefe del Estado no podría acudir al acto de toma de posesión previsto para este jueves, mientras Chávez sigue sin aparecer en televisión desde que viajó a La Habana a principios de diciembre.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) venezolano anunció el miércoles que "no es necesaria" una nueva toma de posesión de Chávez, dado que "no existe interrupción en el ejercicio del cargo", tras días de especulaciones sobre qué debería hacer el Ejecutivo en caso de que el mandatario no pudiese jurar su cargo.

Ante las críticas de la oposición, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) convocó para hoy una marcha en la capital para mostrar su apoyo a Chávez y como acto de fuerza para demostrar el respaldo popular al chavismo. Los medios oficiales han asegurado que unos 2.000 autobuses han llegado a Caracas con simpatizantes del presidente para esta concentración.

Al menos once personas han muerto y otras 75 han resultado heridas en el choque en cadena en el que se han visto implicados dos autobuses en el que viajaban simpatizantes del chavismo del departamento de Zulia (noroeste) que se dirigían a Caracas para participar en el acto de apoyo al mandatario.

El vicepresidente del PSUV y presidente del Parlamento, Diosdado Cabello, ha sido el convocante de las marchas, que se han iniciado a primera hora de este jueves y que discurrirán hasta el palacio de Miraflores, la sede del Gobierno.

Durante estas concentraciones, algunos manifestantes han rezado para pedir el regreso sano y salvo de Chávez de La Habana y han mostrado cárteles con los lemas de "Aquí manda el pueblo" o "El 10 no es más que una fecha".

A pesar de que Chávez se ha visto incapaz de volver a su país para jurar el cargo, varios líderes regionales han acudido a estos actos para manifestar su apoyo al chavismo. Los presidentes de Bolivia, Evo Morales; de Uruguay, José Mujica, y de Nicaragua, Daniel Ortega, se encuentran en Caracas.

Por parte de Argentina y Ecuador, han viajado a la capital venezolano sus respectivos ministros de Asuntos Exteriores, Héctor Timerman y Ricardo Patiño. Además otros expresidentes, como el paraguayo Fernando Lugo, también han acudido a la cita.

SIN FECHA PARA EL REGRESO

El pasado 7 de octubre, Chávez fue reelegido presidente con el 55 por ciento de los votos para el período 2013-2019. El pasado 12 de diciembre, Chávez se sometió en La Habana a una "compleja" intervención quirúrgica tras confirmar una recaída en el cáncer que le fue diagnosticado en 2011.

Desde entonces, no ha vuelto a aparecer en público y su entorno ha admitido que su estado de salud es delicado, aunque siempre manteniendo que sigue siendo el jefe del Estado. Según la Constitución, el mandatario debía haber asumido este jueves el cargo, pero su enfermedad le ha impedido poder desplazarse desde Cuba.

Uno de los argumentos que esgrimió el TSJ el miércoles fue que el Parlamento concedió el permiso al presidente para que se ausentara del país, por lo que la jura del cargo podrá retrasarse 'sine die' hasta que el jefe del Estado esté recuperado.

El Gobierno intenta contrarrestar con estas movilizaciones los rumores que circulan por internet sobre el estado terminal de Chávez y las peticiones de la oposición de que diga la verdad sobre la situación del mandatario.

El líder de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) --coalición opositora--, Henrique Capriles, ha criticado la actual situación por la que pasa Venezuela, ya que se ha creado un vacío de poder sin la presencia del jefe del Estado.

MARCHA DE LA OPOSICIÓN

La oposición venezolana convocó hoy una marcha pacífica para el 23 de enero, cuando se cumplen 55 años del fin de la última dictadura, para rechazar la decisión del Tribunal Supremo de considerar innecesario el acto de asunción presidencial de Hugo Chávez y prolongar el mandato del actual Gobierno.

El diputado Alfonso Marquina, en nombre del bloque de la Unidad de la oposición, calificó la decisión del miércoles del Supremo de avalar la continuidad del Gobierno encabezado por el vicepresidente, Nicolás Maduro, de una "usurpación de autoridad que empezará a operar en Venezuela a partir del día de mañana".

"Respetamos y acatamos la decisión del tribunal, pero eso no significa que nos vamos a silenciar y que no vamos a seguir activándonos para tratar de restablecer el orden constitucional perdido", señaló.

El diputado opositor tildó de "bodrio" y "política" la resolución del Supremo, al cuestionar que ese tribunal considere que ni tan siquiera hay falta temporal del presidente, cuando no está en el país para participar en el acto de asunción marcado para hoy.

Marquina añadió que la convocatoria para el 23 de enero se hace por ser una fecha que dio a los venezolanos la posibilidad de vivir en democracia.

"Hoy, cuando a nuestro juicio está seriamente afectada y seriamente amenazada la democracia venezolana con estos mecanismos que se están implementando (...), nosotros convocamos a los venezolanos a defender ese legado de libertad, de democracia", dijo Marquina rodeado por diputados de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

"Es nuestra propuesta para la MUD, para todos los venezolanos de bien que quieren que se sepa la verdad, que quieren que se restablezca el orden y que quieren que se respete la voluntad popular", agregó, al subrayar que se trata de un "acto cívico, pacífico y democrático".

El Supremo consideró innecesario el acto de asunción que se debía celebrarse hoy porque Chávez es un presidente reelegido, y avaló la postura del oficialismo de hacer esa toma de juramento ante el propio Supremo cuando el presidente se reponga de la operación a la que fue sometido el pasado 11 de diciembre en Cuba.

Además, el máximo tribunal consideró que el Gobierno actual que debía concluir sus funciones con el mandato que expira hoy puede continuar hasta que se nombre un nuevo Ejecutivo, y consideró, además, que aunque Chávez está convaleciente en Cuba no existe ni falta temporal ni falta absoluta y simplemente está con permiso.

La oposición defendía que por "analogía" se debía nombrar al presidente de la Asamblea Nacional en ausencia del jefe de Estado y dictaminar una ausencia temporal de Chávez, que constitucionalmente puede durar 90 días prorrogables.

Marquina dijo que la oposición va a llevar sus denuncias y reclamaciones a la población venezolana pero también "a los países hermanos de América Latina y del mundo" y "a las instancias internacionales", pero evitó dar precisiones, que según dijo, ya se dirán en su momento.

Por otra parte, señaló que el bloque opositor solicitó hoy a la directiva de la Asamblea Nacional que convocara la sesión que de acuerdo con el reglamento de la cámara debía celebrarse en el día de la juramentación presidencial.

"Si bien es cierto que el presidente no puede por razones físicas, por razones de salud que son humanas y que son respetables, por lo menos la sesión ha debido marcar o cumplir con la tradición republicana de concluir con un periodo presidencial y de comenzar con uno nuevo", sostuvo.

Añadió, por otra parte, que los venezolanos tiene "derecho a saber en qué condiciones" está Chávez, al señalar que el "presidente electo seguirá siendo presidente electo", pero lo que no puede ser es "eterno" y no definir cuándo concluye esa "especie de autorización indefinida".