Con banderas de UE, miles de personas marchan en Londres contra el 'brexit'

Bajo el título 'Marcha por Europa', unas 40.000 personas, recorrieron la capital británica

Isabel II habla de momentos de "desafío" en el Parlamento escocés

Ha transcurrido desde Park Lane hasta Parliament Square en Westminster

internacional

| 02.07.2016 - 16:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Con globos y banderas de la UE, decenas de miles de personas se manifestaron en Londres en contra del brexit y para pedir que el Gobierno no invoque el decisivo artículo 50 que iniciará el proceso de ruptura del Reino Unido con Bruselas.

Bajo el título Marcha por Europa, unas 40.000 personas, según los medios locales, iniciaron la marcha desde Park Lane, en el centro de la ciudad, hasta la plaza del Parlamento, donde cantaron y pidieron a gritos mantener los lazos con Europa.

El evento se ha celebrado nueve días después del histórico referéndum sobre la Unión Europea, en el que los británicos votaron con casi el 52 por ciento de apoyo a favor de salir del bloque comunitario, pero cuyo resultado ha provocado una crisis política en el Reino Unido, con repercusiones para la economía del país.

"Europa, siempre te vamos a querer", "Estamos en una unión europea, mi novio es alemán" o "UE, te queremos" son algunos de los grandes carteles desplegados por los manifestantes, junto con banderas británicas y la azul con estrellas de la UE. También se podían leer pancartas como "bremain" (lo opuesto a brexit) o "La ciencia necesita a la UE".

Al llegar a la residencia oficial de Downing Street, muy próxima al Parlamento, los manifestantes se detuvieron y cantaron "En mi nombre no" al resaltar que no habían votado por el brexit. El evento, que ha transcurrido de manera pacífica, fue organizado por el cómico Mark Thomas y rápidamente contó con el respaldo de miles de ciudadanos a través de las redes sociales.

Según Thomas, el éxito de esta manifestación pone de manifiesto el "enfado, la frustración y la necesidad de hacer algo" tras el brexit, por considerar que la campaña europea estuvo basada en muchas mentiras, sobre todo de índole económica.

"Deberíamos aceptar el resultado del referendo -dijo- si hubiera sido debatido de manera justa. Pero estuvo repleto de falta de información y la gente necesita hacer algo ante esta frustración". El cantante Bob Geldof pidió a los que apoyaron la permanencia que hablen con los vecinos y los compañeros de trabajo para evitar que se active el artículo 50 del Tratado de Lisboa.

"Tenemos dos años en los que necesitamos encontrar la energía, la fortaleza" para "evitar que este país quede destruido", dijo. "Las compañías se preparan para marcharse porque no podrán funcionar de la manera que lo hacían hasta ahora", agregó.

Por su parte, el lord laborista Michael Cashman dijo por un altavoz: "basta de mentiras, basta de odio, tenemos que respetar los valores de la democracia y la integración, centrales de la UE".

Un padre de 59 años, Bill Baker, y su hija Jess, de 22, residentes en el barrio londinense de Islington, montaron un cartel que reza: "UE, siempre te vamos a querer". "No queríamos salir (de la UE) pero si uno respeta la decisión del referéndum, que deberíamos, queremos, no obstante, que el Reino Unido esté orientado hacia Europa", declaró Bill Baker a los medios.

Otra asistente a la marcha, Phillipa Griffin, de 40 años y que portaba una bandera francesa, admitió sentirse "conmocionada" por el resultado de la consulta y por las "mentiras" que rodearon a la campaña, que considera han llevado a la división del Reino Unido. "Uno siente que nuestro país ya ha cambiado", agregó.

En otra punta de la marcha, el ingeniero William Dramard, de 36 años, dijo que dejó Francia para estudiar en Manchester, al norte de Inglaterra, hace 16 años y contó que está casado con una finlandesa, a la que conoció en el Reino Unido.

"Tengo esta familia gracias a la UE. Una de las razones por las que mi mujer y yo vinimos aquí fue por la libertad de movimiento (en la Unión). Nos conocimos aquí y empezamos a vivir juntos aquí. Este es ahora nuestro hogar", agregó Dramard, que acudió a la marcha con su perro mastín inglés.

Tras el "brexit", el primer ministro británico, el conservador David Cameron, anunció su intención de dimitir para que sea el próximo "premier" el que decida, una vez elegido el nuevo líder en septiembre, los pasos a seguir en las negociaciones sobre el brexit.

ISABEL II HABLA DE MOMENTOS DE "DESAFÍO" EN EL PARLAMENTO ESCOCÉS

Por otra parte, la reina Isabel II admitió hoy la importancia de mantener la "calma" en un mundo con "desafíos", al inaugurar la nueva legislatura del Parlamento de Escocia.

En su intervención, la soberana británica, de 90 años, dijo a los miembros del Parlamento de Holyrood (Edimburgo) que el mundo es cada vez más "complejo y exigente" y que los acontecimientos de hoy se desarrollan a una "velocidad extraordinaria".

Isabel II inauguró la sesión días después de que los británicos votasen a favor de salir de la Unión Europea (UE) -brexit- en el referéndum del 23 de junio, lo que ha provocado una crisis política con el anuncio de dimisión del primer ministro, David Cameron. La reina, acompañada por la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, destacó que los tiempos actuales traen "esperanza".

"Por supuesto que todos vivimos y trabajamos en un mundo cada vez más complejo y exigente, en el que los acontecimientos y desarrollos pueden y tiene lugar a una velocidad extraordinaria, y tener capacidad para conservar la calma y estar serenos puede ser a veces duro", admitió la jefa de Estado británica.

La soberana destacó también la necesidad de pensar las cosas con serenidad a fin de observar cómo los "desafíos y oportunidades" puede ser abordados de la mejor manera. La intervención de Isabel II coincide con momentos difíciles en Escocia después de que la región votase a favor de la permanencia en la UE a pesar de que todo el Reino Unido lo hizo por el brexit.

Sturgeon ha indicado que hará todo lo posible por defender los intereses de Escocia en la UE y no ha descartado la posibilidad de convocar otro referéndum de independencia, tras el de 2014, en el que los escoceses rechazaron la escisión del Reino Unido.

Por su parte, Sturgeon destacó en el Parlamento escocés la importancia de que los miembros de este legislativo muestren "coraje y determinación" para ayudar a los escoceses. "Nuestro compromiso colectivo para el pueblo de Escocia es que no debemos huir de ninguno de los desafíos que afrontamos, sin importar cuán difícil o profundos sean", agregó Sturgeon.

Al mismo tiempo, la política independentista subrayó que el deber del Parlamento es "nunca disminuir nuestro lugar en el mundo", en clara referencia a los vínculos con el bloque comunitario. "Hoy, al celebrar un nuevo comienzo (legislativo), miremos con esperanza (...) para trabajar sin descanso por el bien de todos los escoceses y, al hacerlo, tener nuestra participación en una Europa más fuerte y un mundo mejor", agregó.