Miembro del Gabinete de Trump considera "deshonor" no cuestionar a neonazis

Más de 100 grupos sociales condenan el racismo en Virginia y la postura de Trump

internacional

| 17.08.2017 - 12:46 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de Estados Unidos ha vuelto a responsabilizar a la prensa de tergiversar sus palabras sobre los incidentes de Charlottesville. Mientras, se suceden las críticas dentro de su propio gabinete y en el partido republicano. El secretario de Asuntos de los Veteranos, David Shulkin, consideró este miércoles un "deshonor" para los excombatientes estadounidenses que no se cuestione a los neonazis. Shulkin, que es judío, dijo en una rueda de prensa en Nueva Jersey que los grupos de ultraderecha congregados el sábado en Charlottesville (Virginia) representan una "afrenta a los ideales estadounidenses".

"Es un deshonor para los veteranos de nuestro país que se permita no cuestionar a los nazis y supremacistas blancos. Y estoy muy en contra de ellos", dijo Shulkin. Shulkin es de los pocos miembros del Gabinete de Donald Trump que han hablado sobre lo sucedido en Charlottesville, donde un neonazi arrolló con su automóvil una manifestación antirracista matando a una mujer e hiriendo a una veintena.

Trump ha culpado de ello a "los dos bandos", un posicionamiento muy criticado en el país, incluso por los líderes republicanos. El más contundente del Gobierno ha sido el fiscal general, Jeff Sessions, al calificar el atropello de un acto "diabólico" de terrorismo doméstico.

SE SUMAN LAS PROTESTAS

Centenares de personas participaron la noche de este miércoles en Charlottesville en una vigilia con velas en rechazo a la violencia de ultraderecha y en recuerdo de Heather Heyer, la mujer asesinada por el neonazi. asta 111 grupos ambientalistas y activistas sociales de Estados Unidos, entre ellos reconocidas organizaciones afroamericanas y latinas, condenaron hoy los episodios de racismo y violencia del fin de semana pasado en Charlottesville (Virginia), así como la postura del presidente, Donald Trump, tras lo sucedido. "Nuestra nación ha sido testigo de una violencia trágica, despiadada y completamente innecesaria este pasado fin de semana en Charlottesville. Impulsados por el odio y el racismo, estos grupos de nacionalistas blancos y neonazis, al igual que sus acciones, no representan nuestros valores", apuntó la coalición.

"Tampoco representan los valores de la mayoría de los estadounidenses. También recordamos la vida de Heather Heyer y nos comprometemos a continuar la lucha que le costó la vida", añadieron, en memoria de la joven de 32 años muerta tras ser arrollada por un neonazi mientras asistía a una manifestación antirracista.

Junto a organizaciones ambientalistas como Greenpeace, Sierra Club o las latinas Latino Victory Proyect, Mi Familia Vota o Chispa, fueron más de un centenar de grupos los que rubricaron la condena después de que el mandatario elevara aun más la polémica este martes, culpando "a los dos bandos" de lo sucedido. "El comportamiento de nacionalistas blancos no es aceptable. Por tal razón, continuaremos expresando nuestra solidaridad en contra de dicho odio y defendiendo los derechos y bienestar de comunidades como Charlottesville a lo largo del país. No toleraremos ninguna expresión de odio o discriminación y nos unimos a las comunidades de color y de diversos credos que son víctimas de la intolerancia", añadieron.

Asimismo, las organizaciones llamaron a los líderes políticos de cualquier ideología a "repudiar estos actos no sólo en estos momentos sino cada vez que ocurran". "El presidente Trump y todos los funcionarios electos -independientemente de su afiliación política- tienen la obligación de no quedarse callados ante estos grupos de odio inmediata e inequívocamente. Sus voces y palabras -al igual que la ausencia de ellas- importan", añadieron.

EL ALCALDE DE PHOENIX PIDE A TRUMP QUE RETRASE SU VISITA A LA CIUDAD

El alcalde de Phoenix, Greg Stanton, pidió hoy al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que retrase su visita a esta ciudad de Arizona mientras la nación "todavía está sanando de los trágicos eventos en Charlottesville". "Es mi esperanza que el juicio más sano prevalezca y que él retrase su visita", manifestó Stanton en un comunicado, en el que se confesó decepcionado de que el presidente haya "elegido celebrar un mitin de campaña" tras los sucesos del pasado fin de semana en Charlottesville, estado de Virginia.

Poco después del comunicado del alcalde de Phoenix, Trump confirmó en su cuenta de Twitter la realización el martes próximo de un mitin en el Centro de Convenciones de esa ciudad, en la que será su primera visita a Arizona como presidente.

EXDIRECTOR DE LA CIA OPINA QUE TRUMP CAUSARÁ UN "DAÑO DURADERO" A EEUU

Por su parte, el exdirector de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos John Brennan (2013-2017) opinó este miércoles que, con sus "convicciones", el presidente, Donald Trump, causará un "daño duradero" a la sociedad estadounidense y a la posición del país en el mundo. Brennan se refirió así a la reacción de Trump a lo sucedido este sábado en Charlottesville (Virginia), donde un neonazi arrolló con su automóvil una manifestación antirracista matando a una mujer e hiriendo a una veintena.

El presidente culpó de ello a "los dos bandos" y enfatizó que los grupos de izquierda también atacaron a los ultraderechistas. "Las palabras de Trump, y las convicciones que reflejan, son una desgracia nacional, y todos los estadounidenses de consciencia tienen que repudiar estos comentarios horribles y peligrosos", dijo Brennan en una carta dirigida al presentador de CNN Wolf Blitzer, nacido en Alemania y que explicó en antena que los nazis mataron a sus cuatro abuelos.