México festeja el bicentenario de su independencia con enviados de 50 países

internacional

| 15.09.2010 - 16:48 h
REDACCIÓN
Más sobre: MéxicoSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

México comenzó hoy a celebrar los 200 años de su independencia junto con representantes de 50 países, un festejo que concluirá mañana con la ceremonia del Grito independentista que dará el presidente mexicano, Felipe Calderón.

"Es un honor recibir en México a los representantes de tantas naciones con las que México mantiene fecundas relaciones diplomáticas, países cuyos intercambios con México nos ayudan a crecer, y cuya amistad nos enorgullece", dijo a la prensa la canciller, Patricia Espinosa, en un almuerzo que ofreció hoy a los invitados extranjeros.

Entre ellos, los presidentes de Honduras, Porfirio Lobo; Guatemala, Álvaro Colom, y de Panamá, Ricardo Martinelli, a los que está previsto que se sumen en las próximas horas los de El Salvador, Mauricio Funes, y Colombia, Juan Manuel Santos, quienes con el resto de los invitados participarán esta noche en una cena encabezada por el mandatario.

Los representantes de medio centenar de gobiernos disfrutaron hoy de un almuerzo que encabezó la primera dama mexicana, Margarita Zavala, en el Museo Nacional de Antropología de la capital mexicana.

La canciller Espinosa fue la anfitriona del almuerzo, que consistió en nopales, carne de pollo bañada en mole -un aderezo típico mexicano hecho con especias, chiles secos y chocolate-, y nieves (helado) de zapote, guanábana y mamey, tres frutas típicas.

Antes, la primera dama de México dijo que su país era un "mosaico" lleno de "diferentes" culturas y personas, éstas últimas entre cuyas virtudes tienen la de la hospitalidad.

"Nos enorgullecen notables creaciones y el legado que hemos recibido de civilizaciones que florecieron en nuestro territorio a lo largo de milenios", señaló Zavala, quien recordó que su país es hoy "un Estado libre y soberano conformado por instituciones democráticas".

"Afortunadamente no somos de un color sino de muchos colores, ni de una sola tonada, ni de una sola música. Ese es el México del que estamos orgullosos y nos sentimos orgullosos, el que pinta Diego Rivera (...) y el que construimos todos los días", expresó.

Zavala recibió un aplauso de los invitados de todo el mundo que la acompañaban, entre quienes sobresalía la premio Nobel de la Paz guatemalteca Rigoberta Menchú, cuando se refirió al creciente papel de las mujeres en la historia y el desarrollo de México.

"Desde 1810 al 2010 mucho ha cambiado en el tema de las mujeres y México no se está perdiendo de su aportación y de la riqueza de ellas, de nosotras", indicó.

Antes de pronunciar estas palabras los dignatarios habían visitado con Zavala en Palacio Nacional la exposición "México 200 años: la Patria en construcción", y pasado el mediodía llegaron al museo, donde fueron recibidos por personas ataviadas con trajes típicos y por el Coro Infantil del Sistema Nacional de Fomento Musical.

Los invitados vieron en el Museo de Antropología la exposición "Rostros de la divinidad. Mosaicos mayas de piedra verde", que además de esos objetos rituales reúne seis ofrendas funerarias completas en las que destacan sus mosaicos y figuras de jade, así como un tablero de juego de pelota hallado en Toniná (sur), recientemente restaurado.