México cierra campaña electoral con una veintena de muertos y actos de boicot

elecciones en México (Archivo)

internacional

| 04.06.2015 - 07:52 h
REDACCIÓN
Más sobre: MéxicoSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

México cerró el periodo de campañas para las elecciones del próximo domingo con cerca de una veintena de muertos y acciones de boicot por parte de los sindicatos de maestros y de los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos.

Dos meses después de iniciar las campañas, los candidatos para los 1.996 cargos en disputa, incluidos 500 diputados federales y gobernadores de nueve estados, cerraron hoy sus actos de proselitismo en los que llamaron a votar a los más de 83 millones de mexicanos habilitados para hacerlo.

Pese a las palabras de tranquilidad del titular del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, las actos de boicot continuaron produciéndose hoy, especialmente en los estados de Chiapas, Oaxaca y Guerrero, en el sur de México.

En la presentación de la sala de prensa habilitada para el seguimiento de las elecciones, el titular del órgano electoral dijo que esa institución está preparada para los comicios a pesar de las condiciones extremas.

Diversos medios de comunicación locales publicaron hoy listas que hablan de que en los últimos meses han muerto una veintena de personas, entre precandidatos, candidatos y miembros de los equipos de campaña.

Además, este miércoles han continuado los actos de boicot en lugares como Oaxaca, donde maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) bloquearon el Aeropuerto Internacional para ejercer presión para que se atiendan sus demandas.

Después de haber tomado poco después del amanecer la carretera 175 que conduce a la terminal aérea, unos 200 docentes llegaron hasta las instalaciones del aeropuerto sin emprender acciones violentas.

Tras el bloqueo, el aeropuerto suspendió los vuelos y cerró sus instalaciones, confirmaron a Efe fuentes de la terminal aérea.

Los maestros, que el lunes iniciaron una huelga indefinida que afecta a más de un millón de alumnos, buscan boicotear los comicios del 7 de junio y a la vez presionar al Gobierno para que responda a sus peticiones, entre ellas derogar la reforma educativa.

En Chiapas, maestros de la CNTE tomaron instalaciones del INE, quemaron una de sus camionetas y bloquearon las dos salidas principales de Tuxtla Gutiérrez, la capital estatal.

Varios miles de maestros de la Coordinadora, junto con estudiantes de escuelas normales (para maestros) y campesinos, realizaron diferentes acciones como parte de una estrategia contra la reforma educativa promulgada en 2013, que incluye el sabotaje de los comicios.

Los maestros bloquearon las salidas poniente y oriente de Tuxtla Gutiérrez, impidieron el acceso a la ciudad, y en la Central de Abastos confiscaron mercancías a camiones de empresas trasnacionales, y las regalaron a la población.

También hubo tensión hoy en Guerrero, donde 10 policías y dos manifestantes resultaron heridos en un enfrentamiento de las fuerzas de seguridad con familiares de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala el 26 de septiembre del año pasado.

El enfrentamiento, en que también estuvieron involucrados alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, ocurrió al mediodía en la carretera que une el municipio de Tixtla con Chilpancingo, donde unos 300 policías bloquearon el paso de los manifestantes.

Los padres de los 43 desaparecidos se dirigían a Chilpancingo, capital de Guerrero, cuando fueron bloqueados por fuerzas de seguridad que les solicitaron que se descubrieran los rostros.

Los familiares no aceptaron, lo que derivó en una confrontación que duró una hora y en la que al menos 12 personas sufrieron quemaduras o golpes en la cabeza.

Los alumnos a su vez bloquearon la carretera con un camión, el cual intentaron incendiar dentro de un túnel, y después regresaron a la Normal de Ayotzinapa, donde estudiaban los 43 estudiantes que desaparecieron a manos de policías corruptos y miembros del crimen organizado.

En tanto, unas 300 personas, entre maestros y policías comunitarios, bloquearon el acceso al municipio de Tixtla, donde quemaron propaganda electoral.

Tanto maestros como familiares de los desaparecidos se oponen a la jornada electoral al considerar que se trata de una "farsa" porque no hay condiciones de seguridad y en ella participan candidatos presuntamente involucrados con el crimen organizado.