Merkel y Zapatero apuestan por una concertación nacional en Egipto que lleve la democracia al país

internacional

| 03.02.2011 - 18:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y la canciller alemana, Angela Merkel, han abogado por un acuerdo de concertación nacional en Egipto para llevar la democracia a este país de forma pacífica, tras la cumbre bilateral que ambos han celebrado este viernes en Madrid.

En rueda de prensa conjunta, Zapatero ha expresado que los europeos quieren que la democracia llegue "cuanto antes" a Egipto a través de un "proceso de concertación, de un pacto pacífico". "También se puede llegar así a la democracia. Los españoles lo sabemos bien", ha señalado.

También se ha mostrado extremadamente prudente para que ninguna de sus declaraciones pueda ser vista en Egipto como una "injerencia". Por eso ha defendido que corresponde al Gobierno egipcio "saber cuáles son las condiciones" que se han de cumplir para que un acuerdo de ese tipo "evite el conflicto interno y abra la puerta a una democracia en toda su extensión". Y le corresponde decidirlo "en función de las circunstancias internas y de las posiciones de la oposición y los movimientos ciudadanos".

Merkel ha indicado que ha hablado con Mubarak y le ha pedido que "comience cuanto antes el diálogo político" con todos aquellos que reclaman democracia y "quieren ser escuchados".

También ha reclamado al presidente egipcio que garantice la seguridad de la gente que sale a manifestarse pacíficamente y que se permita a los periodistas ofrecer una "información libre" sobre la situación del país. Ha exigido además que los responsables de las agresiones contra los manifestantes sean llevados ante la justicia "lo antes posible".

La canciller ha advertido de que Egipto debe iniciar una "verdadera transformación" porque de lo contrario los manifestantes "no van a quedar satisfechos". "Y yo lo entiendo", ha añadido tras advertir de que "nadie puede pensar que las cosas puedan seguir igual" tras estas protestas ciudadanas en el país.