Merkel, Putin y Hollande apuestan por unas elecciones pacíficas en Ucrania

Las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk se unifican en Novorossía

Putin

internacional

| 24.05.2014 - Actualizado: 22:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente ruso, Vladimir Putin, coincidió hoy con la canciller alemana, Angela Mekel, y el presidente francés, François Hollande, en la necesidad de que las elecciones ucranianas tengan lugar "en todas las regiones del país y en un ambiente pacífico", informó el Gobierno de Berlín.

En un comunicado, la Cancillería explicó que Merkel, Putin y Hollande mantuvieron ha última hora de la tarde una conversación telefónica a tres bandas para analizar los comicios presidenciales que se celebran mañana en Ucrania.

"Manifestaron su preocupación por la grave situación que atraviesa Ucrania. Comparten la opinión de que las elecciones presidenciales de mañana son de gran importancia para la estabilidad del país", señaló el Gobierno alemán.

Según Berlín, los tres coincidieron también en la necesidad de que los comicios "tengan lugar, a ser posible, en todas las regiones del país y en un ambiente pacífico".

Apostaron asimismo por que las negociaciones sobres el conflicto energético derivado de esta crisis concluyan con éxito "lo antes posible".

Tras una primera reunión en Varsovia, el lunes se darán cita en Berlín el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, y los ministros del ramo de Ucrania, Yuriy Prodan, y Rusia, Alexandr Novak, para intentar garantizar el suministro de gas ruso a Europa.

Moscú ha advertido de que, si Kiev no paga su deuda con Gazprom este mes de mayo, reducirá el suministro de gas a principios de junio.

NUEVA PROVOCACIÓN REBELDE

Las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk se unificaron hoy bajo el nombre de Novorossía (Nueva Rusia), en un acto que ha tenido lugar la víspera de las elecciones presidenciales ucranianas del domingo.

La ceremonia de unificación tuvo lugar en un hotel de Donetsk, la capital de la homónima región prorrusa, en presencia de representantes de otras regiones del sureste ucraniano: Odessa, Jersón, Nikoláyev, Dnipropetrovsk y Zaparozhie.

Los firmantes fueron el primer ministro de la república popular de Donetsk, Alexandr Borodái, ciudadano ruso, según Kiev, y el líder separatista y jefe del legislativo de Lugansk, Alexéi Kariakin, informaron medios locales.

La firma del documento tuvo lugar a puerta cerrada, bajo unas estrictas medidas de seguridad y con la sola presencia del canal de televisión rusa Rossía-24.

Los insurgentes reconocieron que en sus filas se ha producido una división entre los que apoyaban el acto de unificación de hoy y los que defienden incluir en Novorossía a las ocho regiones surorientales, de mayoría rusohablante.

"Llamaremos a nuestro Estado Novorossía. En él ingresarán las ocho regiones del sureste de Ucrania", dijo Pável Gubarev, autoproclamado gobernador de Donetsk.

Rusia no ha respondido a las peticiones de los insurgentes para que reconozca su independencia, declarada tras los referendos separatistas del 11 de mayo, y el envío de fuerzas de paz en sus territorios.

El presidente ruso, Vladímir Putin, fue el primero en hablar públicamente de Novorossía, en referencia a los territorios del este de Ucrania cercanos al Mar Negro y controlados desde el siglo XVIII por el imperio ruso en tiempos de Catalina la Grande.

Los rebeldes se proponen boicotear las elecciones presidenciales del domingo, en las que están llamados a votar cinco millones de electores de Donetsk y Lugansk.

En ambas regiones los rebeldes han bloqueado las comisiones, tomado los colegios, frente a los que han colocado incluso morteros, requisado urnas y listas de votantes, y ni siquiera se han impreso papeletas porque los insurgentes han tomado todas las imprentas.