Merkel pide unidad a sus filas ante una campaña electoral "que no será fácil"

La canciller alemana, Angela Merkel, pronuncia su discurso durante el congreso federal de la Unión Cristianodemócrata (CDU), en Essen, Alemania

internacional

| 06.12.2016 - 13:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La canciller alemana, Angela Merkel, pidió hoy a sus filas apoyo y unidad en su carrera hacia la reelección en las generales previstas para septiembre de 2017, consciente de que la campaña que le espera "no va a ser fácil".

"Necesito vuestra ayuda", afirmó la líder de la Unión Cristianodemócrata (CDU), ante el congreso federal que celebra esa formación en Essen (oeste) y cuya ratificación como jefa del partido se someterá este martes.

"Está en nuestra mano lograr el futuro que anhelamos para nuestro país", añadió, para lo que es preciso llevar adelante una campaña cohesionada, dentro de su partido y también con el apoyo de su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU).

Las próximas generales no serán "como otras elecciones" recientes, sino mucho más difíciles y en ningún caso "dulces", insistió, en alusión a la emergente derecha radical de Alternativa por Alemania (AfD).

Habrá que luchar "con corazón", dijo, para aseverar que el suyo y el del partido "late por Alemania y por Europa".

Merkel dirigió este discurso a sus más de mil delegados, que le dedicaron una ovación cerrada de once minutos largos de duración.

La líder alemana se dirigió durante hora y media al congreso, ante el que prometió que, de ganar las elecciones, no habrá subida de impuestos, para trazar además un claro acercamiento hacia el ala más derechista de la CDU y hacia la CSU en materia de refugiados.

Merkel admitió que no todos los refugiados llegados a Alemania podrán permanecer en el país, pero garantizó que cada una de las solicitudes de asilo se evaluarán individualmente para determinar si les asiste el derecho a quedarse.

Se comprometió a trabajar intensamente para la integración de aquellos que sí tienen perspectivas de quedarse y también de acelerar las expulsiones de quienes no estén en esa situación.

Fue ovacionada clamorosamente al pronunciarse por vetar del burka u otros velos islámicos integrales "en los espacios públicos donde ello es posible prohibirlos", para resaltar que en una sociedad abierta corresponde ir "con el rostro descubierto".

Fue asimismo muy ovacionado el apartado en que denunció los mensajes de odio que, de modo creciente, se difunden en internet, sean de contenido xenófobo o de cualquier otra forma de extremismo, para recordar que las redes sociales "no deben ser un espacio al margen de la ley".

Merkel se someterá hoy al voto de los más de mil delegados de la CDU, dos semanas después de haber anunciado que optará al que sería su cuarto mandato como canciller en las generales.

En 2000, cuando alcanzó la presidencia de la CDU, obtuvo un 95,6 % de los votos de los delegados y desde entonces ha sido ratificada en el cargo cada dos años con resultados que oscilaron entre el mínimo del 88,4 %, en 2004, y el récord del 97,9 % de 2012.

Dos años atrás, en 2014, obtuvo un 96,7 % y para esta ocasión se prevé un resultado más bajo, aunque por encima del 80 %.

El secretario general de la CDU, Peter Tauber, expresó esta mañana, en declaraciones a la televisión pública ZDF, su confianza en que el congreso ratificará a Merkel "con un buen resultado", sin aventurar porcentajes.